Despliega el menú
Aragón

guardia civil 

"Se ha hecho todo lo que no se hizo para detener a Igor el Ruso"

Las asociaciones de guardias civiles AUGC, JUCIL y AEGC  aplauden el dispositivo para detener al Rambo de Requena, a diferencia del montado para el criminal serbio, Lamentan las heridas sufridas por sus compañero.  

Despliegue de la Guardia Civil para detener al Rambo de Requena en las afueras de Andorra
Despliegue de la Guardia Civil para detener al Rambo de Requena en las afueras de Andorra
AUGC

Cuando la Guardia Civil trataba de capturar al Rambo de Requena en la mente de todos estaban las andanzas de Norbert Feher, alias Igor el Ruso, por las tierras de Teruel; los tres asesinatos y dos tentativas de homicidio que cometió en diciembre de 2017 y lo cuestionado que fue y sigue siendo el dispositivo para su captura. Pero, como e coincidieron en destacar las asociaciones de guardias civiles AUGC, JUCIL y AEGC, en esta ocasión la respuesta fue rápida y efectiva.

"La diferencia ha sido como la noche y el día. La otra vez no se hizo como debería y ahora, sí. Entonces, desde el 5 de diciembre (cuando intentó matar a dos vecinos en Albalate del Arzobispo), hasta el día 14 (cuando asesinó a los guardias civiles Víctor Jesús Caballero y Víctor Romero, así como al ganadero José Luis Iranzo) no se hizo nada. Este lunes han mandado las unidades necesarias y precisas y se le ha detenido", dijo el portavoz de la AUGC, Cristóbal Soria. "La pena es que para aprender tuvieran que morir muerto tres personas", añadió. 

"Comparado con aquello, ha mejorado la coordinación y el número de patrullas que han intervenido; se han cortado las vías de salida, se le ha rodeado y cercado y, cuando ha disparado, se le ha reducido", destacó Alexandre Martínez, de JUCIL.

Anteriormente al suceso concreto de Muniesa, la Guardia Civil llevaba semanas buscando al delincuente y había desplegado unidades de élite como el GAR (Grupo de Acción Rápida), helicóptero, perros adiestrados, drones y medio centenar de agentes. 

Alexandre Martínez recordó, por el contrario, la actuación cuando Igor el Ruso disparó en Albalate del Arzobispo, con una munición muy concreta y un arma italiana propia de un profesional, y nadie movilizó los efectivos necesarios para capturarlo. 

José Cobo, de AEGC, indicó que las operaciones no eran equiparables porque en la de ayer estaban alertados sobre su peligrosidad. Incidió en que con el "dispositivo adecuado" y "teniendo personal y disponibilidad" se pueden conseguir resultados. Reconoció también que en Teruel hay un problema añadido y es su extensión. "Es su idiosincrasia. Una patrulla tiene que cubrir decenas de kilómetros para atender a un aviso. Es imposible llegar antes. Los vecinos se tienen que dar cuenta que por mucha prisa la carretera es la que es y los núcleos rurales están desperdigados", explicó.  

"Ya quisiéramos más agentes, pero aumento de plantilla no va a haber. Todavía no se ha recuperado la tasa de reposición del 10% y los recursos son limitados", señaló Cobo y apuntó que parte del éxito de la operación que ha permitido detener al delincuente valenciano se deberá a la renuncia a horas de descanso de muchos agentes. Y recordó que en la vida del guardia civil hay riesgo evidente y por eso hay que estar completamente equipados en cada intervención.

Cristóbal Soria manifestó que una agresión como la sufrida por el agente herido no se espera. "Por muchas precauciones que tomes no esperas que te peguen un tiro en un control de coche. Pero luego se ha actuado con celeridad y se le ha detenido. Y el arresto ha sido ejemplar, como se hace en España. Te buscan y te reducen, no te abaten", destacó. 

"Ahora hay que felicitar a la Guarida Civil por lo bien que se ha hecho y desear al compañero que se recupere pronto", coincidieron. 

.

Etiquetas
Comentarios