Aragón
Suscríbete por 1€

contra la covid-19

Pontoneros inicia los trabajos de desinfección con el robot Atila

Acuden a la residencia de ancianos Villa Consolación para aplicar los rayos ultravioletas. 

El robot Atila, descargdo del vehículo, para la desinfección de la residencia de ancianos Villa Consoldación, en Zaragoza.
El robot Atila, descargdo del vehículo, para la desinfección de la residencia de ancianos Villa Consoldación, en Zaragoza.
Laura Uranga

El robot Atila empezó a actuar ayer en Zaragoza. Después de que un grupo del Regimiento de Pontoneros y Especialidades de Ingenieros 12 de Monzalbarba probaron tres días en Valencia la desinfección en un hospital y de un centro de comunicaciones de Naciones Unidas, el aparato ya está listo. El dispositivo llegó el viernes a Zaragoza y ayer lo llevaron a la residencia de ancianos Villa Consolación. Su estreno tuvo algún problema técnico, pero seguirá hoy con sus trabajos.

Atila, que significa Antivirus por Iluminación con Luz Ultravioleta Autónomo, es un robot del Ejército de Tierra y hasta ahora se utilizaba para desactivar explosivos bajo el nombre de Teodor (Telerobot de Observación y Eliminación de Municiones Explosivas).Era un sistema autónomo y operaba a distancia. Ahora, su fin es luchar contra la covid-19. Con la incorporación de un emisor de rayos ultravioletas, el robot puede destruir todo tipo de gérmenes y bacterias, aunque existe el riesgo de lesionar los ojos y la piel.

En los días que estuvo en Valencia, los Pontoneros realizaron una operación de desinfección de las instalaciones del centro de Comunicaciones de Naciones Unidas en la localidad de Quart de Poblet. Además, los militares de Pontoneros hicieron el ensayo en el Hospital General de Valencia. El trabajo consistía en desinfectar un quirófano del área de la covid-19, a través de los rayos ultravioletas, y luego añadir otra parte manual con productos desinfectantes.

Estas pruebas fueron hechas por efectivos de Monzalbarba con la Unidad de Descontaminación Ligera del Regimiento de Defensa Nuclear Biológica y Química 1, de Paterna (Valencia). Fuentes militares señalaron que los ensayos tuvieron éxito. Así, Pontoneros va a estrenar hoy el robot Atila en la desinfección de la zaragozana residencia Villa Consolación, próxima al Hospital Militar y con casos positivos por la covid-19. Además del uso del robot Atila, efectivos del Regimiento de Pontoneros se han aplicado a la desinfección manual después de vestirse un equipo de protección individual EPIS para protegerse en la situación en las dependencias donde realizan sus trabajos.    

Este aparato para descontaminar instalaciones sensibles estaba en marcha antes de la llegada del coronavirus, pero las pruebas se aceleraron para autorizar la efectividad de los sistemas dentro de la Operación Balmis. Para utilizar el habitual robot desactivador de explosivos, que pesa 400 kilos, se le implantó el sistema Atila, con un brazo articulado extensor, en cuyo cabezal se integraron cinco tubos de luz que emiten rayos ultravioleta. El aparato tiene un radio de 2,5 metros y el diámetro ronda los cinco metros. El trabajo que hacen tres personas durante cuatro horas, puede completarlo en apenas quince minutos.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión