Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Covid-19

La MAZ tramita en un mes la prestación extraordinaria para 30.196 autónomos

La cuantía, cuyo primer abono se realizó el 17 de abril, roza los 22 millones de euros.

Una autónoma presenta la documentación para solicitar la prestación en la MAZ.
Una autónoma presenta la documentación para solicitar la prestación en la MAZ.
MAZ

El decreto de alarma, que ha confinado a la sociedad española en sus casas, obligó aquel 14 de marzo que parece ya tan lejano a echar la persiana a multitud de negocios, dejando así sin ningún ingreso a sus emprendedores, la inmensa mayoría pequeños autónomos. Ante la ruinosa situación en la que quedaban estos empresarios, el Gobierno aprobó apenas tres días después una prestación extraordinaria a la que podía acogerse cualquier trabajador por cuenta propia que se vio obligado a suspender totalmente su actividad por el decreto de alarma, pero también aquellos cuya facturación había caído al menos un 75% respecto a los ingresos del mes del anterior.

La magnitud del impacto del Covid-19 en este sector lo demuestran sus cifras. Lo sabe bien la MAZ, la mutua zaragozana, que ha tramitado en menos de cuatro semanas la prestación extraordinaria para 30.196 autónomos. "Son profesionales de toda España porque aunque somos una mutua aragonesa tenemos presencia en todo el territorio, si bien la mayoría de los autónomos para los que trabajamos son aragoneses", detalla Pilar Mayayo, responsable de Comunicación de la MAZ, que matiza que esta prestación es extraordinaria y, por lo tanto, solo será abonada mientras dure el estado de alarma.

Las prestaciones aprobadas por la MAZ representan el 95% del total de los expedientes presentados. "El pasado 17 de abril se realizó el primer pago, que tiene carácter mensual", destaca Mayayo, que cifró en más de 21,9 millones de euros la cantidad abonada hasta ahora. De esta cuantía, más de 15,8 millones corresponden a 22.019 expedientes de cierres y 6,1 millones a solicitudes de trabajadores por cuenta propia que han visto notablemente reducida su facturación desde que comenzó el confinamiento.

El próximo pago se efectuará el 30 de abril. Entonces, aquellos que recibieron el primer abono a mitad de mes percibirán otra paga proporcional y quienes todavía no lo habían recibido al no tener en ese momento reconocida la ayuda cobrarán el importe íntegro. Una medida que afectará, según los cálculos de la Seguridad Social, a un millón de autónomos en toda España.

Y aunque no hay un perfil definido, los solicitantes de esta ayuda extraordinaria son mayoritariamente aquellos titulares de negocios que se han visto obligados a cesar en su actividad por el decreto de alarma, esto es, autónomos del sector servicios, especialmente bares y restaurantes o comercios, explica la responsable de Comunicación de la mutua zaragozana.

"Un esfuerzo extraordinario"

Tras la aprobación de esta ayuda, que la Seguridad Social decidió que se gestionara a través de las mutuas colaboradoras, la MAZ tuvo que ponerse a trabajar a contrarreloj para conseguir resolver en apenas cuatro semanas la avalancha de solicitudes presentadas por los autónomos, uno de los colectivos más afectados económicamente por el impacto de la crisis del coronavirus. "Ha supuesto un esfuerzo enorme, extraordinario", explica Mayayo, que reconoce que hasta ahora la gestión de expedientes de cese era un trabajo "muy residual" para la MAZ.

Para cumplir el plazo pero, sobre todo, "conscientes de que si no éramos capaces de gestionarlo, los autónomos que tenían que cobrar un dinero porque habían cerrado su negocio se iban a quedar sin prestación", la mutua de Zaragoza movilizó para esta labor a más de 300 trabajadores, de los que unos 200 recibieron formación porque no estaban habituados a realizar este tipo de trámites. "Se ha trabajado sin descanso, más de 150 personas invirtieron incluso sus vacaciones de Semana Santa en este cometido para cumplir los objetivos diarios trazados", matiza la responsable de Comunicación, que añade que, además, se han tenido que reorganizar las herramientas informáticas para adaptarlas a la gestión de esta ayuda totalmente nueva.

"Lo que hicimos fue organizar equipos, procurar el teletrabajo y la miniformación necesaria para todo ese trabajo y ahora seguimos manteniendo a un nutrido grupo de administrativos y de TIC para hacer posible este enorme volumen de tramitación y pagos", puntualiza Mayayo.

Todo este trabajo hecho en un "tiempo récord" no hubiera sido posible sin la "buena disposición y las ganas que ha mostrado la plantilla", señala la responsable de Comunicación de la MAZ. Un reconocimiento que destaca también el director gerente de la mutua aragonesa, Guillermo de Vilchez: "Hay que destacar la admirable implicación de la plantilla y su extraordinaria capacidad de adaptación tanto para conseguir la máxima eficiencia en la tramitación de solicitudes de autónomos, como para seguir proporcionando el mejor servicio sanitario ante casos que no son muy habituales en nuestro hospital y ante una epidemia desconocida".

Sanitarios de la MAZ atienden a un paciente con coronavirus.
Sanitarios de la MAZ atienden a un paciente con coronavirus.
MAZ

De atender accidentes de trabajo a luchar contra el Covid-19

a Mutua de Accidentes de Zaragoza es, en esencia, un hospital para atender accidentes de trabajo, sobre todo músculo-esqueléticos. Pero la expansión del coronavirus les hizo ponerse a disposición del Salud para reorientar sus instalaciones a la atención de enfermos con Covid-19. Reorganizaron sus instalaciones (que cuentan con siete boxes en sus ucis) y habilitaron siete quirófanos como unidades de críticos para poder atender hasta 12 pacientes muy graves por el virus y dos críticos a causa de accidentes de trabajo.

Desde el 31 de enero, el hospital ha acumulado 31 casos confirmados, de los que 27 han requerido hospitalización (11 en uci). A 24 de abril, quedaban ingresados cuatro enfermos críticos y 7 en hospitalización. Y aunque es cierto que al reducirse la actividad económica también se han reducido los accidentes laborales, la MAZ ha continuado prestando la "atención más urgente, esa que no se puede dejar de hacer porque tendría consecuencias". Ahora prepara el retorno, lo antes posible, a su labor habitual; la asistencia no urgente en listas de espera o el control de las bajas laborales.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión