Despliega el menú
Aragón

empresas

Semillas (con historia) para un nuevo tiempo

Semillas y Cereales La Bernardona se convierte en Adesem. Un cambio que refleja un cambio de estrategia para apostar por otros productos.

Presentación de la nueva marca de Adesem en la pasada edición de FIMA.
Presentación de la nueva marca de Adesem en la pasada edición de FIMA.
Adesem

Después de 40 años bajo el nombre de Semillas y Cereales La Bernardona, la empresa zaragozana ha afrontado un cambio accionarial y un profundo proceso de relevo generacional que pasa no solo la modernización de la marca comercial, sino también por un cambio en su línea de actividad, como es la multiplicación, fabricación y comercialización de semillas. Apuesta además por ofrecer alternativas de cultivo más rentables actualmente, como puedan ser la avena, la veza, el centeno, la cebada híbrida, la soja o el raygrass, eso sí, sin dejar de lado esos cultivos que han convertido a esta empresa zaragozana, que da trabajo a una plantilla de entre ocho y diez trabajadores, en un referente del sector, como el trigo la cebada, el maíz, el guisante o el triticale.

Así, desde que arrancó 2020, es Aragonesa de Semillas el nuevo nombre de esta veterana empresa, que también ha cambiado su marca comercial, para pasar a llamarse Adesem. Un cambio que, según explican desde la empresa "al haber realizado las últimas inversiones en tecnología y personal nos va a permitir diferenciarnos del resto de las opciones que hay hoy en día en el mercado".

Incrementar su posicionamiento es una de las claves de este profundo cambio que está viviendo la empresa, y eso pasa por una mayor presencia en ferias y certámenes. Uno de los primeros pasos fue su participación en la FIMA. Adesem fue una de las primeras pymes de semillas en participar en este tipo de certámenes. Una experiencia de la que el gerente de Adesem, Carlos Carceller, hace un balance "muy positivo". "Nos ha permitido cumplir con nuestros principales objetivos que eran transmitir a los agricultores el alto valor añadido de la semilla certificada y ofrecer alternativas de cultivo más rentables. Y hemos establecido contacto con industrias agroalimentarias españolas y europeas que de otra forma hubiera sido muy complicado", añade.

El cambio de La Bernardona a Adesem llega en un momento en el que el sector tiende a "la especialización y al cierre del ciclo completo de los cultivos que producimos, desde la siembra hasta la recolección". Para ello destacan la importancia de los contratos firmados con los agricultores con anterioridad a la siembra. De esa forma, ellos pueden hacerse una idea de la rentabilidad de ese cultivo antes de sembrarlo, explica.

Dos proyectos

En estos momentos Adesem trabaja en dos proyectos clave que son potenciar tanto el cultivo de semillas forrajeras (raygrass, festuca y alfalfa) como de la soja. La razón, señala Carceller, es que este tipo de cultivos "aportan un mayor valor añadido tanto para nuestras empresa como para los agricultores que la producen en nuestro entorno". Además, ese mayor valor añadido se traduce en mayor rentabilidad, lo que va a favorecer la salida de la empresa a mercados exteriores europeos.

Ante la situación causada por el coronavirus, desde Adesem quieren lanzar un mensaje de "tranquilidad" porque "los agricultores y ganaderos siguen trabajando sin descanso para asegurar nuestra alimentación". Por ello, "dado que el sector primario es fundamental ya que, si se para, paramos todos, se han tomado las medidas oportunas para proteger a nuestros trabajadores para poder suministrar las diversas materias primas a factorías tan importantes como fábricas de pienso, malterías, harineras… que suministraran los bienes que demanda la población", señala Carceller.

Etiquetas
Comentarios