Despliega el menú
Aragón

educación

Mucha implicación, esfuerzo y alguna queja por las tareas en la primera semana de materias ‘online’

Los colegios e institutos se comunican con los alumnos a través de plataformas o correo electrónico.

Los hijos de Nuria hacen los deberes por la mañana.
Los hijos de Nuria hacen los deberes por la mañana.
Heraldo.es

Desde el lunes los alumnos de colegios e institutos de Aragón ya no van a clase y toda la formación se traslada al ámbito digital y a las propias viviendas, con un gran esfuerzo por parte del profesorado y también de las familias. La mayoría destacan la "implicación" de los docentes, pero algunas también critican la "elevada" carga lectiva que pueden llegar a recibir, especialmente, a partir de la secundaria.

Aplicaciones como Google Classroom, TokApp o ClassDojo se han convertido en esta semana en compañeras de miles de menores aragoneses. En otros casos, se apuesta por el correo electrónico. "Nos hemos puesto un horario en el que intercalamos actividades del colegio con otras más lúdicas", explica Nuria, madre de dos niños del colegio Soledad Puértolas. En estos días, la mayor ha repasado las tablas de multiplicar y el vocabulario de inglés, mientras que el pequeño ha recibido vídeos de su profesora con las canciones que se aprenden en clase. 

"Le encantó. En esta etapa son más actividades de entretenimiento que deberes", reconoce. Aunque en un primer momento se abrumó al recibir el primer correo y tener que compaginar todo con el teletrabajo, explica que la comunicación con el centro está siendo excepcional: "Nos escriben casi a diario para contarnos novedades y siempre nos incluyen mensajes de ánimo".

En Arcosur, Sonia Sanbrau, profesora de infantil, prepara en su casa actividades voluntarias para sus alumnos. "Les animo a que hagan vídeos cantando o recitando para luego reenviarlos entre ellos. El objetivo es mantener ese vínculo tan especial que se crea en esta etapa", explica. El resultado fue un éxito: todas las familias contestaron. "Intentamos no sobrecargarles, porque cada situación es diferente y lo más importante es el bienestar psicológico de todos en esta situación", subraya.

La sobrecarga que han sufrido los docentes durante estas jornadas también ha sido importante. De un día para otro tuvieron que plantear actividades y unidades para poderlas proporcionar a través de medios telemáticos. "El mismo viernes que se aprobó el decreto, establecimos un plan de actuación. A través de aplicaciones o el correo electrónico se están proponiendo actividades tradicionales pero también otras de ámbito lúdico, con retos grupales", detalla María Aznar, directora del colegio Lucien Briet, quien recalca que esta primera semana ha supuesto un "gran esfuerzo" tanto para el profesorado como para el alumnado y sus familias.

Mayor carga en Secundaria

El aumento de la carga lectiva se empieza a percibir en secundaria. Carmen, madre de dos alumnos del instituto Clara Campoamor, destaca que sus hijos pasan buena parte de la mañana con actividades del colegio y que incluso están más «ocupados» que durante el curso escolar. No obstante, hace hincapié en el esfuerzo que están haciendo los profesores para diseñar y gestionar actividades ‘online’. "Pensaba que iba a ser peor, pero con un poco más de coordinación entre las diferentes materias será suficiente", confirma.

Más crítico se muestra Luis, cuyas hijas estudian secundaria y bachillerato. "La mayor ha llegado a estar hasta 15 horas con solo una de descanso haciendo deberes", lamenta, al tiempo que recalca que muchos centros se han tomado "al pie de la letra" las instrucciones de Educación, que decían que "se debía mantener el mismo ritmo que el resto del curso". Explica que, tras algunas quejas, los docentes han puntualizado que las actividades propuestas eran para quince días. "Antes de ello, en la aplicación se detallaba que eran para mañana. No sé si debido a un fallo", especifica.

La necesidad de contar con medios telemáticos también genera algunos problemas que colegios e institutos intentan solventar con actividades en formato impreso.

Etiquetas
Comentarios