Despliega el menú
Aragón

coronavirus

¿Cómo afecta el estado de alarma a los  separados o divorciados con hijos?

La Junta de Jueces de Familia de Zaragoza mantiene las visitas de fin de semana, tengan o no pernocta, y el régimen de custodia compartida pero suspenden las intersemanales sin pernocta.

Imagen para ilustrar el Día del Padre
s
Pixabay

Tras la avalancha de consultas realizadas por el colectivo de abogados de familia de España con respecto a cómo afecta el estado de alarma a las medidas adoptadas tras un divorcio, tanto en materia de custodias compartidas como régimen de visitas, Juan Carlos Campo, ministro de Justicia, ha hecho un llamamiento este viernes, una vez más, al sentido común de la ciudadanía.

Según venía recogido en un primer momento en el artículo 7 del RDL 463/2020, durante la vigencia del estado de alarma para frenar el coronavirus, las personas únicamente podían circular por las vías de uso público para la realización actividades concretas como la asistencia y cuidado de mayores, menores, personas dependientes, personas con discapacidad o personas especialmente vulnerables.

Sin embargo, a medida que discurren los días desde el inicio de esta novedosa situación para el común de la ciudadanía, el 18 de marzo se modificaba dicha redacción añadiendo la opción de circular en compañía de menores y personas dependientes, siempre que existiese una causa justificada.

Así, como ha explicado el propio ministro en una rueda de prensa, el artículo 7 del Real Decreto establece la regla general pero no evita que puedan seguir cumpliéndose los acuerdos ni las medidas cautelares sobre la custodia. “No olvidemos que el retorno a la primera residencia es una de las causas excepcionadas en la normativa”, ha asegurado Campo. A su vez, el ministro ha recordado que existirán situaciones excepcionales en las que, por ejemplo, el cumplimiento del régimen de visitas requiera de un desplazamiento entre ciudades. “En estos casos será el juez quien deba valorar los hechos”, ha añadido.

Previendo lo conflictivo de esta situación, la Junta de Jueces de Familia de Zaragoza en una reunión celebrada el pasado 16 de marzo, acordó mantener las visitas de fin de semana –tengan o no pernocta- y el régimen de custodia compartida acordado, “siempre y cuando no exista un acuerdo entre las partes que implique lo contrario”, explica Marta Gil, abogada experta en Derecho de Familia y miembro de la Junta de Gobierno del Colegio de Abogados de Zaragoza.

De esta manera, “quedan suspendidas las visitas intersemanales sin pernocta así como las visitas tuteladas en los puntos de encuentro ya que se produciría una acumulación de gente en dicho espacio”, afirma. Además, para justificar los movimientos por la vía pública bastará con mostrar la resolución judicial correspondiente en cada caso.

Sin embargo, se trata de una situación, señala Gil, mucho más compleja, sobre todo en orden de tratar de prevenir una exposición innecesaria por parte de ciertos grupos de riesgo. “Habrá situaciones en las que se conviva con una persona mayor o uno de los progenitores esté expuesto, como un sanitario, en las que se tendrá que llegar a un acuerdo entre las partes o, en su defecto, a través de los abogados”, indica la letrada. Por eso, Gil recuerda que ante aquellas cuestiones cuya casuística sea imposible de resolver con respecto a la normativa actual tendrá que “imperar el sentido común”.

Los abogados tampoco descansan

Como explica el decano del Colegio de Abogados de Zaragoza, Antonio Morán, ante una situación excepcional como la actual, “todos estamos adoptando medidas excepcionales”. Así lo ha comunicado tras el anuncio del Ministerio de Justicia de este viernes por el cual ha asumido la coordinación de la actividad de todos los funcionarios de la administración de Justicia y de los servicios públicos prestados por los colegios profesionales del sector. Además, el ministro ha garantizado que se seguirán prestando los servicios esenciales en procesos urgentes y preferentes en los que se alegue vulneración de derechos durante el estado de alarma.

“En momentos como el actual son muchos los profesionales que siguen trabajando por mantener todo en orden, entre ellos los abogados”, añade Morán que asegura que es “evidente” que la actuación de los tribunales no se puede parar. Así pues, durante el estado de alarma los abogados españoles seguirán atendiendo diversos servicios como el turno de oficio, la atención a mujeres objeto de violencia o la asistencia a víctimas o a detenidos, entre otros. “Lo importante es que ninguna persona que requiera asistencia legal durante esta situación de excepcionalidad se quede sin obtenerla”, concluye.

Etiquetas
Comentarios