Despliega el menú
Aragón

Tercer Milenio

covid-19

La vacuna contra el coronavirus "tardará", por lo que "no es una solución al problema actual"

Varios expertos aragoneses coinciden en que, aunque “se están poniendo los medios”, el remedio para el covid-19 requiere de tiempo de estudios y ensayos.

Zaragoza ha presentado este domingo un aspecto inusual tras la entrada en vigor de las restricciones a la circulación por el coronavirus.
Un hombre con mascarilla, este domingo en la calle de Don Jaime I de Zaragoza.
Guillermo Mestre

La vacuna no es la solución a esta crisis sanitaria. Al menos, a corto plazo, claro. Los esfuerzos de los investigadores se vuelcan en buscar un remedio contra el coronavirus, pero todo tiene sus tiempos. Los de la vacuna del covid-19 se espera que sean algo más cortos por la tremenda inversión de personal y medios económicos que se están aportando desde distintos ámbitos, tanto públicos como privados. Pero tardará.

Así lo advierten varios expertos aragoneses. Javier Castillo, catedrático del departamento de microbiología de la Universidad de Zaragoza, señala que las vacunas, “como cualquier otro medicamento”, requieren de un tiempo de “hallazgo, desarrollo e investigación”. “Hay que hacer ensayos clínicos, y eso lleva tiempo, mucho tiempo”, señala. Tiempo y también “mucho dinero”, aunque, como añade, “parece que se están poniendo los medios necesarios”.

Hay pocos que se aventuren a hacer un cálculo exacto. Algunos investigadores fijan el horizonte “en el próximo invierno”. Javier Castillo, aunque no pone una fecha, coincide en que “ no cabe esperar que la solución al problema actual vaya a consistir en una vacuna”. Y eso que hay más de 80 laboratorios en todo el mundo trabajando sin descanso y haciendo ensayos clínicos. Además, muchos de ellos comparten información, lo que, a su juicio, puede favorecer que se acorten los tiempos de investigación.

Para este catedrático de microbiología, sí será un buen remedio a medio y largo plazo, cuando esté lista para ser distribuida de forma masiva. “A futuro, si el problema permanece, será de una ayuda extraordinaria”, señala. Aunque “ya se investigaba en vacunas para otros coronavirus”, la dificultad actual radica en que “se desconoce la naturaleza” del Covid-19.

Carlos Aybar, jefe de Medicina Preventiva del Hospital Clínico, coincide en que la vacuna “tardará”. “Valorar la vacuna como una solución no es lo adecuado, ya que no parece que pueda ser un remedio a corto plazo”, apunta. Aybar cree que, en su opinión, este remedio “puede ser costoso de desarrollar”, ya que “los pasos que hay que dar son los que son”, tanto de investigación como de “ensayos clínicos, pruebas en animales, en humanos y la fabricación y distribución a nivel global”, añade.

Por su parte, José Antonio Abascal, especialista zaragozano en Medicina Preventiva, señala que habrá que tener en cuenta la mutación del virus, que es algo que “más que preocupar, ocupa a los profesionales sanitarios y responsables en buscar una solución mediante vacunas”. En su opinión, para los próximos inviernos ya podremos contar con esta herramienta. “La segunda parte es que la gente se la ponga”, concluye.

Etiquetas
Comentarios