Despliega el menú
Aragón

negociaciones del ERE

Schindler ofrece 57 recolocaciones y alargar las salidas desde abril a noviembre

Dirección y comité de empresa han vuelto a reunirse este martes para negociar el despido colectivo que afecta a 119 trabajadores que mañana protagonizarán paros de 4 horas en los dos turnos y se concentrarán en la plaza de España de 11.30 a 12.30 para reclamar que el cierre de la producción no sea total  

Concentración este pasado lunes en la plaza de España contra el cierre de la producción en la planta zaragozana de Schindler.
Concentración este pasado lunes en la plaza de España contra el cierre de la producción en la planta zaragozana de Schindler.
Guillermo Mestre

A cuentagotas. Así avanzan las negociaciones entre la dirección y el comité de empresa de Schindler. En lo fundamental que es reducir el número de despidos y conseguir que no se cierre toda la unidad productiva sino que parte se quede en Zaragoza, el diálogo sigue sin avances. Lo reconocía ayer, durante la protesta en plaza de España José Antonio Dieste, presidente del comité de empresa: "La situación está totalmente paralizada.  No entendemos que este cierre sea posible" máxime, dijo, cuando "no solo afecta a los 119 trabajadores directos sino también a todas las empresas y servicios auxiliares, es decir, al tejido industrial de Zaragoza".

En la reunión que ha mantenido hoy la dirección de la compañía suiza con la representación de los trabajadores, les ha ofrecido 31 recolocaciones en las sucursales que Schindler tiene en toda España, 15 en Zaragoza tanto en mantenimiento como en informática y oficinas y otras 9 en la planta de Eslovaquia (que es la que va a hacer el trabajo que dejará de hacer la factoría zaragozana, junto a 2 más en la fábrica suiza de Ebikon, en total 57, según ha podido saber HERALDO. Además, la empresa en su intención de minimizar el impacto de este despido colectivo ha hablado de retrasar las salidas que se producirían, en lugar de en el mes de abril, como planteó en un principio la compañía, a partir de abril y hasta el  30 de junio, que sería el grueso con 45 salidas y el resto hasta casi final de año, en concreto hasta el 30 de noviembre.   

Los despidos se realizarían así de manera progresiva: 45 de ellos del 30 de abril hasta el 30 de junio, 24 al 30 de julio,  otros 10 al 30 de agosto, otros diez hasta el 30 de septiembre y los restantes repartidos también entre final de octubre y noviembre . Todo este calendario, pendiente todavía de cerrar ya que la negociación está en curso, pretendería acompasar los tiempos para que algunas personas afectadas por los despidos cumplieran la edad necesaria para cobrar el subsidio de desempleo y otras prestaciones que les permitieran que este ERE no rompiera tanto su vida laboral en la que los últimos años de cotización son claves. Asimismo, permitiría que se generasen las vacantes suficientes con prejubilaciones y acuerdos indemnizatorios, al margen de este ERE,  además de  extender las necesidades de producción para que no fuera todo de golpe a la planta de Eslovaquia. 

En esta nueva reunión para negociar el ERE no hubo nada más que la empresa pusiera encima de la mesa y será el viernes cuando las partes vuelvan a reunirse. Eso sí la plantilla volverá a mostrar mañana su malestar con este ajuste que se va a llevar por delante 119 puestos de trabajo. Así, mañana, pararán 4 horas en turno de mañana y tarde y se concentrarán en la plaza de España de Zaragoza, de 11.30 a 12.30. También el jueves, día 13, será de paro parcial en esta empresa fabricante de ascensores y habrá una concentración de protesta en el mismo lugar

La huelga ya será total los días 19 y 20 de febrero, miércoles y jueves de la semana próxima y el 19 habrá una manifestación solicitada para las 18 horas desde la plaza de España hasta la plaza del Pilar. 

Etiquetas
Comentarios