Despliega el menú
Aragón

Economía

Empresas rápidas como gacelas

Aragón es la novena Comunidad con más compañías jóvenes y veloces en su crecimiento del territorio nacional. En total, tiene 31 de las 834 que hay en España, según se desprende de un estudio reciente publicado por Iberinform con información mercantil procesada por Insight View

empresas gacela
empresas gacela
Heraldo.es

Gacelas y tortugas. A pesar de que a primera vista estos términos solo parecen considerarse en el ámbito animal, también pueden caracterizar a diversas empresas. Con esos nombres no resulta muy difícil asociar las peculiaridades de estas compañías y relacionarlas con la rapidez en el crecimiento o con la lentitud. Así, en España hay 834 empresas gacela, de las que Aragón cuenta con 31, lo que la sitúa como la novena Comunidad con mayor presencia de este tipo de compañías. Son cifras de un reciente estudio de Iberinform Crédito y Caución, de acuerdo a la información mercantil procesada por Insight View.

Estos términos, a pesar que se usan desde los años 90, siguen siendo un tanto desconocidos e incluso algunos de los empresarios que aparecen en las listas no conocen la definición ni en qué grupo los están metiendo. "Las gacelas crecen muy rápidamente. Esa es la característica principal", afirma Vicente Salas, economista y catedrático de la Universidad de Zaragoza. "Pueden doblar el tamaño en unos tres años o crecer más que el promedio de un mercado", señala. Además, este periodo de evolución se suele acotar en un tiempo determinado. "No va a mantener ese crecimiento siempre", aclara.

Pero, ¿por qué esa repentina atención en este tipo de fenómenos empresariales? Para Salas, esta mirada obedece a la generación de contratos que estas compañías consiguen. "Esa capacidad de crear empleo las identifica como innovadoras y eso hace que se les preste atención", señala.

El reciente estudio de Iberinform añade algunas características para poder catalogar a una compañía como gacela. No debe superar los cinco años de vida, tiene que haber generado más de diez empleos y facturar por encima del medio millón de euros, lo que les ha permitido acumular crecimientos anuales superiores al 20% en los tres últimos ejercicios. A pesar de esto, Salas precisa que no hay razón para que la empresa sea joven. Sin embargo, "hay una cierta coincidencia en que a una compañía no se le aparece la bombilla tras muchos años de funcionamiento", aclara. Al margen de los números, las gacelas también presentan una capacidad de adaptación al entorno y su innovación. Innovación que no tiene por qué trasladarse al sector donde trabaja.

Así, los primeros puestos a nivel nacional los ocupan la construcción de edificios residenciales y el transporte de mercancías por carretera, mientras que en Aragón las primeras posiciones son para la formación de Cefes Escuela de Negocios y el sector del transporte de mercancías por carretera de Mobel and Home Logistic Services, dos empresas zaragozanas. De esta manera, el mayor número de gacelas aragonesas se concentran en esta provincia con 26. Además, si la vista se pone en capitales, Zaragoza posee 15, lo que sitúa en el top 3 solo por detrás de Madrid y Barcelona, que presentan 100 y 20 respectivamente. Por el contrario, la provincia de Huesca tiene 4 y en Teruel solo hay una.

Ante esto, una de las notas que Iberinform señala como relevantes en su estudio es que no son TIC. Como señala el informe, "sería lógico esperar que las nuevas iniciativas empresariales más exitosas surgiesen en el mundo digital y tecnológico". A pesar de ello, "no se debe asociar la empresa gacela con alta tecnología, lo relevante no es que opere en un sector innovador sino que lo haga bien", asevera Salas.

El economista comenta que en un mercado que se encuentra en crecimiento, "es más fácil crecer tú también". Además, Salas añade que en un mercado maduro se puede llegar a mejorar a costa de otros. "La mejor empresa gacela es la que se encuentra en un mercado en crecimiento", sentencia. Este es el caso de Wanatop y el mercado del tráfico ‘online’, por ejemplo. Un sector en el que las empresas «tienen mucho que mejorar», según el primer ejecutivo de esta firma, Alberto López. Además, advierte que el que no está en Internet se pierde "una oportunidad muy grande". 

Otra compañía de las que aparece en la lista es Call Robots, una empresa situada en Pinseque que inició su andadura en 2014 y está especializada en integración y programación de robots. Esto que puede sonar tan futurista y sacado de una novela de ciencia ficción es algo mucho más cercano a la realidad. Se trata de líneas robotizadas que se dedican al ensamblado de soldadura para la industria del automóvil. Javier Jiménez es el gerente de esta compañía y recuerda sus comienzos.

"Antes tenía otra empresa, pero me decidí a montar esta", rememora. Desde el comienzo hasta ahora las cosas han cambiado mucho. "La oficina era muy pequeña al principio, pero poco a poco fuimos creciendo", afirma.

Así, cumple con una de las características de las gacelas. En este caso, la empresa empezó con una facturación de 300.000 euros en su primer año y en la actualidad ha conseguido mover alrededor de 2,7 millones de euros. Los empleados han seguido un crecimiento similar. "Empecé contratando a tres chicos y ahora somos ya diez", afirma el gerente.

Ese cambio se ha producido en un plazo de cinco años. A la hora de iniciar la empresa reconoce que lo hizo "por supervivencia". "Cuando has trabajado todo el tiempo por tu cuenta, tienes unas manías, lo haces a tu manera", señala. Ese esfuerzo le llevó a levantar su propia compañía, algo que le gustaría que se incentivara más para que se ayudara al emprendimiento.

En la misma línea se expresa Luis González, de Cefes Escuela de Negocios, la empresa aragonesa mejor posicionada en la lista de Iberinform, quien afirma que rankings como este con la repercusión que tienen pueden ayudar a la gente a emprender. "Hay muchas personas a las que les cuesta tomar decisiones", señala. Por su parte, Salas considera que es posible que pueda tener un impacto para futuros emprendedores. "Al ver a las compañías en esta lista, los empresarios pueden pensar, ¿por qué la mía no se va a convertir en un referente?".

A pesar de ello, el economista considera que se exagera la importancia de estas empresas. "No sabemos cómo les va ir en un futuro", apunta. Con esta afirmación, Salas hace que se planteen varias dudas. ¿Acabará alguna de estas empresas que ahora se muestra orgullosa como gacela convertida en una tortuga? ¿Se frenará su evolución y morirá de éxito? Lo deseable sería que no, pero solo su rápido o lento crecimiento permitirá asegurarlo.

Etiquetas
Comentarios