Despliega el menú
Aragón

Opinión

El guiñote, Torra y las bilaterales

ACTUALIZADA 30/01/2020 A LAS 02:00
El presidente de la Generalitat, Quim Torra, durante la declaración institucional de este miércoles
El presidente de la Generalitat, Quim Torra, durante la declaración institucional de este miércoles
EFE/Quique García

La era de la normalidad democrática acelera su extinción. Empezamos a echar de menos aquellos aburridos años en los que las críticas de Aragón se dirigían a la insuficiente ejecución de la escasa inversión destinada a la Comunidad en los (injustos casi siempre) presupuestos del Estado. Ya nos han privado hasta del derecho al pataleo, pues cuando Montero activa el proceso para jubilar las cuentas de 2018 de Montoro, el ¿‘president’? Torra sale a escena con paso firme y el tablero político se vuelve a tambalear.

El divorcio del independentismo catalán ya es un hecho, y JxCat maneja el calendario, todo un as clave para ganar la partida final. Porque lo que está en juego es la construcción del relato, y es peligroso defender en Barcelona una Cataluña independiente y en Madrid, los presupuestos de Sánchez. Torra lo sabe y Rufián, también.

De nada servirá entonces que el Gobierno cumpla (sería la primera vez) el Estatuto de Autonomía para pactar en una bilateral la inversión en Aragón y elevarla al 10% como en Valencia. El bloqueo institucional lo impedirá, y hasta podría retrasar la declaración del guiñote como patrimonio inmaterial de la humanidad de la Unesco que Vox solicita al Estado. Necesidad imperiosa para el futuro de Zaragoza. Un órdago cultural en una jugada que más merece darse mus.

Etiquetas