Despliega el menú
Aragón

política

Sin ministros de Aragón, y a la espera de las pedreas

La designación de los secretarios de Estado y de los directores generales ayudará a valorar el peso que el PSOE autonómico tendrá en el Ejecutivo de Pedro Sánchez

Aragón
Mayte Pérez y Teresa Ribera.
Twitter DGA

No tiene suerte Aragón en el reparto de los sillones ministeriales, ni siquiera cuando se trata del Ejecutivo más numeroso en 40 años de democracia. La coalición progresista de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias se traduce en un Gobierno integrado por 22 personas: diez vinculadas al PSOE, cuatro a Unidas Podemos y ocho independientes; y, en el caso de los socialistas, de procedencias muy dispares, en un intento de satisfacer las cuotas territoriales. Bien lo saben en Canarias, Cataluña, Comunidad Valencia, Andalucía... Aunque siempre hay excepciones y, como viene a ser costumbre, Aragón figura entre las damnificadas. Por una carambola del destino Castilla La Mancha no la acompaña y sí dispondrá, aunque de rebote, de representantes en el Gobierno: Manuel Castells (Universidad), por Podemos, y el independiente José Luis Escrivá (Seguridad Social). Al menos este último, que ha presidido la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF), es buen conocedor de esta tierra.

Las miradas se centran ahora en el reparto de las secretarías de Estado y de las direcciones generales. Aunque no siempre ocurre que un alto cargo barra para casa, todo ayuda. Sobre todo, si le entregan carteras tan codiciadas como Fomento, con acceso a la hucha que determinará el desarrollo de infraestructuras en el país.

Quizá por eso tocaba este lunes dejarse ver en Madrid, para evitar quedar en evidencia, y hasta allí se dirigió la consejera de Presidencia y portavoz, Mayte Pérez, para asistir a las tomas de posesión de José Luis Ábalos, ministro de Transporte, Movilidad y Agenda Urbana; Teresa Ribera, vicepresidenta de Transición Ecológica y Reto Demográfico, y Fernando Grande Marlaska, responsable de Interior. La elección no parece baladí. El futuro de la Comunidad está ligado al buen hacer de Ribera y, sobre todo, de Ábalos que, desde la secretaría de Organización del PSOE, transmite, junto a Adriana Lastra, las peticiones de las Comunidad al presidente, aunque todo queda en sus manos. Mayte Pérez destacó la sensibilidad de Fomento con Aragón, y celebró que España tenga al fin Gobierno. Fijó, además, entre las prioridades de la Comunidad la negociación de la financiación autonómica en la que "es necesario" que se valore lo que cuesta llevar servicios a un municipio pequeño.

Con envidia sana contemplaba el diputado por Zaragoza y portavoz podemista en el Congreso, Pablo Echenique, a Manuel Castells amarrar la cartera de Universidad de la que él estuvo tan cerca.

Y socialistas oscenses como el alcalde Luis Felipe y los parlamentarios Begoña Nasarre, Alfredo Sancho y Fernando Sabés asistieron a la toma posesión de los ministros de Sanidad, Salvador Illa; Exteriores, Arancha González Laya, e Interior. Siempre es positivo repartir fuerzas.

Para recoger los frutos habrá que esperar a los próximos Consejos de Ministros, donde se irán desgranando los nombramientos de segundo nivel. La confidencialidad en el reparto de cargos es tan extrema, que la situación puede variar de un día para otro, y por el giro más inesperado. 

Muchos están a la espera. Cuando Pau Mari-Klose abandonó el cargo de Alto Comisionado para la Lucha contra la Pobreza Infantil en marzo de 2019 por las elecciones del 28-A, pensó que no tardaría en volver. No imaginó que se repetirían las elecciones y que, a día de hoy, no estaría claro a qué área (son 18 ministerios) está asignado su departamento anterior. Atento al teléfono, la esperada llamada seguía ayer sin llegar. Es una situación que vive con "incertidumbre" y "angustia" porque hay proyectos iniciados aún sin desarrollar.

En las quinielas figuran, para mantenerse en sus cargos, Félix Azón, director general de la Guardia Civil; Fernando Gurrea, subsecretario de Estado de Educación y Francisco Javier Albiar, director general de la Tesorería de la Seguridad Social. Incluso hay quien incluye a Pilar Alegría entre los nuevos candidatos, aunque ella asegura que no se ha postulado y se muestra satisfecha por liderar la oposición en Zaragoza.

Pase lo que pase, lo que está claro es que la cifra de ministros aragoneses en más de 40 años de democracia seguirá limitada a cinco: los oscenses Sebastián Martín-Retortillo y Luis Manuel Cosculluela, los turolenses Jaime García y Juan Alberto Belloch, y el zaragozano Román Escolano. Con los grandes premios repartidos, solo nos queda esperar a las pedreas. 

Etiquetas
Comentarios