Despliega el menú
Aragón

concursos de acreedores

Un autónomo oscense consigue el perdón de casi el 70% de su deuda con la Seguridad Social

La juez aplica la doctrina del Tribunal Supremo de julio que permite que los créditos públicos pendientes se incluyan en los casos de segunda oportunidad.

Imagen de archivo de una sala de vistas de los juzgados de Huesca.
Imagen de archivo de una sala de vistas de los juzgados de Huesca.
JAVIER BLASCO

Un trabajador autónomo oscense ha sido uno de los primeros beneficiados con la doctrina del Tribunal Supremo que permite incluir deuda pública en la llamada segunda oportunidad, que se puede solicitar en los concursos de acreedores. Su negocio, del sector servicios, quebró y acudió a una mediación para negociar con los acreedores, que no funcionó. Ello le llevó a terminar solicitando la declaración de concurso voluntario al juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 3 de Huesca.

El proceso concluyó por insuficiencia de la masa activa, ya que no tenía patrimonio suficiente para pagar sus deudas. Debía unos 160.000 euros a sus acreedores, principalmente bancos y la Administración Pública, de los que unos 50.000 correspondían a la Tesorería General de la Seguridad Social (TGSS). Con la aplicación de la segunda oportunidad o como se denomina en la ley concursal, del "beneficio de exoneración de pasivo insatisfecho", se le ha ‘perdonado’ además del 100% de la deuda ‘privada’, en su mayoría con bancos, casi el 70% de la deuda ‘pública’, incluida la que tenía con la TGSS.

Plan de pagos a 5 años

El 30% que le queda corresponde a los llamados "créditos privilegiados", entre ellos los de la Seguridad Social. Ahora la deuda ha quedado reducida a unos 19.000 euros en total, que debe abonar con pagos de 318 euros cada mes que saldrán de su salario actual de 700 euros, explica el abogado zaragozano Javier Lagunas, que ha defendido al autónomo. Estas cantidades se fijan en el plan de pagos a cinco años presentado ante la juez y que esta aprobó el pasado mes de noviembre.

El tribunal oscense hace referencia a la sentencia del  Supremo 381/2019 de 2 de julio que se pronunció en un caso sobre deudas contraídas con la Agencia Tributaria. "Hasta ahora los jueces no se pronunciaban sobre la deuda pública, más allá de decir que no quedaba exonerada", explica el abogado Lagunas. Este cambio también se aplica en el caso de concursos de personas físicas que se ven sobrepasadas por sus deudas, si contrajeron deudas con Hacienda, por ejemplo, si se vendió una vivienda y no se pagó el impuesto de plusvalía municipal o queda pendiente la liquidación de alguna declaración de la renta, pone como ejemplos el abogado.

Un total de 148 concursos en Aragón

En 2019 se registraron 148 concursos y 837 disoluciones de empresas en Aragón, según los datos recogios en el Estudio sobre Concursos y Disoluciones realizado por Informa D&B, difundidos esta semana. Se trata de un descenso del 4% en el número de concursos, menor que la media nacional que bajó un 5%, tras dos años de subidas. Las disoluciones aumentaron un 2% en la comunidad, en línea con la subida general. En España, el pasado año terminó con 4.483 concursos y 26.342 disoluciones.

Por sectores, el 26,75% de las empresas en crisis trabajaban en el comercio; el 20,50% en construcción y actividades inmobiliarias y el 14,16% en industria. Por tamaño, el 79,52% eran microempresas, el 17,87% empresas pequeñas y el 2,48% medianas. Solo se registraron seis concursos de empresas grandes.

Etiquetas
Comentarios