Despliega el menú
Aragón

política

Gastón garantiza a sus socios que velará por la sostenibilidad de la unión de estaciones

La consejera de Economía y presidenta de Aramón asegura que es un proyecto privado que carecerá de fondos públicos. Podemos y CHA reiteran su rechazo a la conexión de los valles del Aragón y Tena.

PLENO EN LAS CORTES DE ARAGON / PALACIO DE LA ALJAFERIA ( ZARAGOZA ) / 04/12/2019 / FOTO : OLIVER DUCH [[[FOTOGRAFOS]]]
La consejera de Economía, Marta Gastón, con José Luis Soro (CHA) y Javier Campoy (PP), antes del pleno de las Cortes celebrado este jueves.
Oliver Duch

La consejera de Economía y presidenta de Aramón, la socialista Marta Gastón, ha garantizado a sus socios del cuatripartito que la DGA no será promotora de la unión de estaciones de esquí y velará por la sostenibilidad económica, social y ambiental del proyecto. En su primera comparecencia monográfica sobre la nieve en las Cortes de Aragón, a instancias del PP, Gastón ha subrayado que la iniciativa de conectar las estaciones de Formigal, Astún y Candanchú corresponde a las tres empresas propietarias, una de ellas, Aramón, y ha garantizado que no dispondrá de financiación pública.

Con estas palabras, la responsable socialista ha respondido al primer envite de la oposición sobre un proyecto en el que los socios del Ejecutivo han plasmado lo que todo el mundo sabe, unas divergencias irreconciliables: el PSOE y el PAR respaldan la unión, mientras Podemos y CHA están en contra.

Marta Gastón ha señalado que la prioridad de Aramón era primero «limpiar la casa», como se ha referido a la mejora de su situación económica, algo que, apostilló, está encarrilado tras amortizar deuda, un tercio de forma anticipada, y ultimar una nueva refinanciación.

También ha añadido que difícilmente se podría impulsar la unión de estaciones con conflictos entre socios, cuestión que también está a punto de solventarse: Aramón y Estación Invernal del Valle de Astún SA (Eivasa) rematarán en breve la negociación de un convenio que pondrá fin al litigio por competencia desleal por las inyecciones públicas en el grupo aragonés de la nieve. Y ha dejado muy claro que desde Aramón empezarán "en firme" a impulsar la unión cuando lo hayan "salvado", recordando que el primer paso ya se ha dado con la unión comercial.

No obstante, la consejera ha aplicado la máxima de que la mejor defensa es un ataque al centrar buena parte de su intervención en arremeter contra el "paripé" que, a su juicio, hizo el Gobierno de Rudi con su proyecto de unión. Así, ha considerado que no pasa de "diseñito" de 305 folios que se encargó por 50.000 euros a dos consultoras y que la la coalición PP-PAR solo llegó a aprobar la declaración de interés autonómico dos meses antes de las elecciones de 2015. "No hay un proyecto, solo un plan", ha dicho antes de aclarar que, a diferencia de entonces, la unión de estaciones "nunca" tendrá al Gobierno, a través de su Corporación Empresarial, como promotor.

Esto le ha llevado a replicar al diputado popular Javier Campoy, exconsejero de Hacienda en esos momentos, que si aspira a pagar con dinero público la unión de estaciones. Igualmente, le ha echado en cara que impusieran su diseño, por Canal Roya, además de conectar con Rioseta y Canfranc pese a carecer de estaciones de esquí. Ytodo sin consultar al territorio.

Para rematar su discurso y evitar fisuras con sus socios, ha resaltado que el Ejecutivo autonómico se encarga de velar por la sostenibilidad económica, social y ambiental. "Sería una imprudencia e irresponsabilidad que en Aramón, con el 50% del accionariado del Gobierno, se permitiera otra cosa. Aquí no se viene a destrozar las montañas o el territorio", ha sentenciado.

Campoy ha lamentado la postura de la consejera, afeando que se dedicara a criticar los pasos que dio el Ejecutivo de Rudi para impulsar la unión de estaciones y, mientras, no aclarara nada de su futuro con el cuatripartito. Pese a todo, le ha garantizado los votos del PP si a lo largo de su tramitación "le falta alguno" en relación a sus socios de gobierno. 

El resto del debate no ha deparado sorpresas. El portavoz de Podemos, Nacho Escartín, ha resaltado que no hay ni proyecto de unión de estaciones encima de la mesa y que, en todo caso, se debería repensar con el cambio climático para evitar hacer "estaciones sin nieve como se construyeron aeropuertos sin pasajeros". "Desde un punto de vista ambiental no se sostiene", ha dicho.

En la misma línea se ha pronunciado el portavoz de CHA, Joaquín Palacín, quien ha señalado que había "pocas dudas" de los daños ambientales que supondría la unión para un paraje virgen. Ya la oposición se ha sumado una vez más el diputado de IU, Álvaro Sanz, quien ha instado a frenar desde la "sensatez ambiental a una industria depredadora que ocupa el territorio de forma agresiva".

Mientras tanto, la parlamentaria socialista Olvido Moratinos y el aragonesista Jesús Guerrero han cerrado filas con la unión. La primera ha dicho que el Ejecutivo de Lambán ha "avanzado" pese a encontrarse "la nada" y el segundo ha hablado de la necesidad de ampliar los dominios esquiables por una cuestión de competitividad.

Por su parte, el diputado de Ciudadanos Carlos Ortas ha defendido que no se puede negar el desarrollo a los valles y la de Vox, Marta Fernández, ha recordado que la nieve es uno de los principales motores económicos.

Etiquetas
Comentarios