Despliega el menú
Aragón

presupuestos

Cifras para la política agraria

El consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente del Gobierno de Aragón defiende las cuentas de su departamento, "las más elevadas desde 2013".

El consejero de Agricultura durante su comparecencia por los presupuestos en las Cortes de Aragón.
El consejero de Agricultura durante su comparecencia por los presupuestos en las Cortes de Aragón.
DGA

Dice el consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente del Gobierno de Aragón, Joaquín Olona, que siempre se pueden mejorar las cifras presupuestarias, pero no oculta cierta satisfacción por la disponibilidad económica con la que contará su departamento en 2020. El proyecto de presupuestos le asigna 795 millones de euros, 7,5 millones de euros más que en el pasado ejercicio. Una cifra que Olona defiende insistiendo en que representa el 14% del gasto no financiero total, que solo la supera Sanidad y Educación, y que, si se aprueba tal y como está, será el presupuesto más elevado desde 2013 y con el que seguirá garantizando la completa absorción de los fondos europeos.

Reconoce el consejero que la mayor partida de ese presupuesto la engrosan los pagos directos a agricultores y ganaderos que llegan directamente de Bruselas. Se trata de 449 millones que se reparten entre más de 44.000 beneficiarios de la PAC. Así pues, restan 349 millones, de los que 74 proceden del Feader (fondo europeo agrario de desarrollo rural) y el resto, 272 millones, salen de las arcas de la Comunidad.

Las cifras con las que Olona desarrollará su política agraria en la Comunidad pone de manifiesto su apuesta por el regadío. «Es una herramienta clave para la mejora de la dimensión económica de las explotaciones y su competitividad a la que, en modo alguno, podemos renunciar», señala el consejero. Con este argumento justifica el presupuesto destinado a este sistema de cultivo, que asciende a 19 millones de euros, de los que 12 millones irán a modernización y siete millones tendrán como destino los riegos de nueva creación, lo que supone un alza del 50%.

El necesario rejuvenecimiento del sector y la lucha contra la brecha de género también cuenta con una destacada partida. Habrá 22,5 millones para la incorporación de jóvenes y la modernización de explotaciones. Una mejora que Olona espera que incluya una mayor penetración de las nuevas tecnologías y de la digitalización. Y para acompañar el camino hacia un innovador futuro, la consejería de Agricultura dispondrá de 5,53 millones de euros, una partida que estará destinada a impulsar acciones relacionadas con la transferencia del conocimiento y la innovación agrícola a través de la cooperación.

No sale tan bien parada la partida destinada a subvencionar la contratación del seguro agrario. Los ocho millones del ejercicio anterior se reducen ahora a 6,56 millones de euros y sus ayudas, matiza el consejero, estarán focalizadas en los profesionales y los jóvenes, para quienes la intensidad de la ayuda alcanza el 65%, una porcentaje muy superior al 45% que supone el apoyo medio.

Promoción agroalimentaria

A 39 millones de euros asciende el presupuesto con el que el consejero de Agricultura quiere potenciar la seguridad, calidad, innovación y promoción agroalimentaria. La partida mayor, 14,7 millones de euros, pone el foco en las industrias agrarias, pero también se han consignado 8 millones de euros para la industrialización y promoción del vino en tercero países, una cantidad, eso sí, que será aplicado a través de la organización común de mercado (OCM) financiada por el Feaga.

Pero una de las apuestas decididas -muy reclamada por el sector- son los dos millones (1,2 millones más que en 2018) que dispondrá la campaña ‘Comparte el secreto’ una iniciativa del Gobierno de la Comunidad, presentada a finales del pasado año, con la que se quiere aglutinar en un mismo paraguas las acciones promocionales del sector agroalimentario. Una cantidad similar (1,9 millones de euros) tendrá a su disposición la mejora y fomento de la calidad , un epígrafe en el que se cobija la promoción y el apoyo a las figuras de calidad diferenciada.

Hasta 78 millones asciende la partida para la coordinación y gestión de los servicios que tienen encomendados las ayudas relativas a medidas medioambientales y otras de carácter sectorial. En esta cifra se enmarca los 11,7 millones para medidas agroambientales, los tres millones destinados a la agricultura ecológica y los 750.000 euros que servirán para subvencionar los intereses de los préstamos destinados a apoyar a las explotaciones frutícolas de Calatayud arrasadas por el granizo.

Hay otras muchas cifras en el presupuesto proyectado para la consejería de Agricultura, pero Olona deja claro que los retos y desafíos a los que se enfrenta el sector «no pueden resolverse exclusivamente con incrementos presupuestarios».

Por eso, insiste en que continuará con los «cambios estructurales profundos» iniciados en la anterior legislatura y, sobre todo, con la defensa de una «profunda reforma» de la PAC que ponga el acento en la renta de los profesionales agrarios que realmente se dedican a la actividad.

Etiquetas
Comentarios