Despliega el menú
Aragón

Tercer Milenio

agricultura

El grano hace granero para ayudar al compañero

La recién creada Red Arax aglutina a una veintena de organizaciones del sector del cereal y leguminosas. Su objetivo: compartir avances y lograr más rentabilidad y eficiencia.

Jornada técnica de cereales organizada por la recién creada Red Arax en una explotación aragonesa.
Jornada técnica de cereales organizada por la recién creada Red Arax en una explotación aragonesa.
Red Arax

Los agricultores y cooperativas de Aragón, los centros públicos de investigación y transferencia y la industria alimentaria acaban de conformar una nueva estructura de cooperación. Se trata de la Red Arax -Red Aragonesa de cultivos extensivos y leguminosas-, que se constituye para conectar al productor de base con las empresas que transforman las materias primas que cultiva.

La Red Arax ha surgido de la fusión de dos grupos de investigación ‘Red de innovación y transferencia en cultivos extensivos’ y ‘Estrategia para la promoción y el uso de leguminosas autóctonas para alimentación humana y animal’, que ahora se unen en una sola vía de trabajo y comunicación para ganar en eficiencia y operatividad.

Este nuevo organismo ha logrado integrar a todos los agentes de la cadena de valor de los cultivos extensivos: desde el agricultor y las cooperativas cerealistas hasta las industrias harineras, semoleras y malteras pasando por el asesoramiento de los institutos de investigación agroalimentarios de referencia: Universidad de Zaragoza, Centro de Investigación y Tecnología Agroalimentaria de Aragón (CITA) y Fundación Parque Científico Tecnológico Aula Dei.

«El sector ha venido realizando un buen trabajo en los últimos años, pero lo ha hecho de manera territorial y sigue atomizado», explica Jesús Abadías, técnico de Cooperativas Agroalimentarias de Aragón, que insiste en que la globalización exige un cambio de paradigma para afrontar nuevos retos como la digitalización, la mejora vegetal o nuevos métodos de fertilización.

Producir más y mejor

«En estos años hemos logrado duplicar la productividad de los cereales en secanos y cuadriplicar en regadío desde la mejora vegetal y el trabajo con nuevas genéticas que son capaces de adaptarse a las condiciones aragonesas», detalla Miguel Gutiérrez, responsable del Centro de Transferencia Agroalimentaria del Gobierno de Aragón. En este sentido recuerda que, dado que el 70% de la superficie agraria de la Comunidad está dedicada a los cultivos herbáceos, «es evidente que debemos de producir más y de mayor calidad para mejorar la renta agraria vía productividad y precio diferencial».

El primer paso va a consistir en estructurar y organizar los ensayos de nuevas variedades vegetales -cereales y leguminosas principalmente- que se realizan desde el Centro de Transferencia Agroalimentaria del Gobierno de Aragón en colaboración con las cooperativas comarcales, de tal forma que toda la información que genere se comparta a través de la red y esté al servicio de la rentabilidad y la competitividad de las explotaciones agrarias.

Para ello, desde la Red Arax van a incidir tanto en el desarrollo de herramientas que permitan compartir resultados vía web o por medio de aplicaciones para los dispositivos móviles, así como en la organización de jornadas demostrativas en los campos, porque «al sector le sigue gustando mantener el contacto directo», explica Abadías.

Etiquetas
Comentarios