Despliega el menú
Aragón

política

El 10-N, una fiesta en horas bajas

Políticos y votantes afrontan, con cierto hartazgo y mucha incertidumbre, una repetición electoral que buscará poner fin a casi un año de bloqueo institucional. La campaña se recorta, los mítines se diluyen y Cataluña condiciona la elección del nuevo Gobierno, una de las decisiones clave en Democracia

Aragón
Una urna electoral en la plaza Aragón de Zaragoza.
Guillermo Mestre

La campaña electoral permanente en la que está sumido el país desde abril empieza a ganar intensidad, a la espera de que en cinco días los candidatos puedan volver a pedir el voto de manera oficial. Con cierto hartazgo y mucha incertidumbre, ciudadanos y políticos encaran una fiesta de la Democracia que solo se podrá celebrar si se rompe el bloqueo y se reactiva un país sobre el que se ciernen negros nubarrones que hacen presagiar que otra crisis, esta vez económica, se acerca.

No se esperan grandes mítines, líderes nacionales como Pedro Sánchez (PSOE), Pablo Casado (PP) y Pablo Iglesias (UP) ya han pasado por Aragón, y la próxima semana se espera a Albert Rivera. Incluso esta semana se ha vivido en Zaragoza un inusitado desfile de ministras en funciones (Teresa Ribera, Magdalena Valerio, Isabel Celaá, María Luisa Carcedo, María Jesús Montero y Carmen Calvo), que contrasta con las escasas visitas que realizaron a la Comunidad cuando tenían aún mando en plaza. Su presencia ha servido de bálsamo en otra campaña atípica donde el PSOE regional va por un lado y la cabeza de lista por Zaragoza, por otro. Javier Lambán y Susana Sumelzo solo compartieron cartel en el mitin de Calvo (Ferraz manda), aunque ni siquiera se cruzaron la mirada al darse el relevo en el escenario.

Con la ciudadanía abocada a sus cuartas elecciones generales en cuatro años y una factura de 130 millones de euros por cita (2,1 millones cuesta la jornada electoral en Aragón) que pagamos entre todos, el destino, caprichoso, ha fijado el inicio de la campaña electoral en plena celebración del Halloween y en el puente de Todos los Santos. Durará una sola semana para ahorrar costes (a los partidos) y tiempo a los votantes, que volverán a escuchar mensajes ya por todos conocidos, mientras todos miran de reojo a Cataluña.

A pesar del cansancio que suscita el 10-N, es mucho lo que está en juego, también para el futuro de la Comunidad. El nuevo Gobierno tendrá que lidiar con la transición ecológica (ya injusta para las Cuencas Mineras), la reforma del modelo de financiación autonómica, la lucha contra la despoblación, las infraestructuras pendientes (desdoblamientos, el Corredor Cantábrico-Mediterráneo, las autovías del Pirineo), la armonización fiscal, la devolución de la deuda histórica, los planes para limpiar el cauce del Ebro... Y el futuro de las pensiones. Se trata de cuestiones de tal calado que resulta injustificable obviar la importancia de la fiesta de la Democracia en la que los ciudadanos, con sus votos, tienen la última palabra.

En el tablero electoral aragonés, al que se suman Más País-CHA-Equo en Zaragoza, CHA_en Huesca y Teruel Existe en la provincia turolense, los partidos van tomando posiciones. Los cabeza de lista velan armas, intensifican sus actos de campaña y se confiesan "ilusionados" aunque sus voces denoten lo contrario. Les preocupa que el 10-N los votantes les dejen solos en las urnas por su incapacidad manifiesta para pactar un Gobierno.

PSOE. Movilizar al electorado

Pedro Sánchez escogió Huesca y Zaragoza para abrir la campaña electoral, y regresó a Aragón para su gran mitin contra la despoblación, en un intento de contrarrestar el efecto Teruel Existe, la agrupación de electores a la que las encuestas otorgan al menos un escaño. Su mensaje hará hincapié en que representa el "centrismo desde la izquierda", es el "único partido" que garantizará la unidad de España y dará estabilidad, y en culpar al resto de una repetición electoral que podría deparar un resultado para ellos inesperado. "Es importante que la gente nos vote", recalca Sumelzo, que esgrime los logros alcanzados por el Gobierno y la importancia de alcanzar al fin cuatro años de estabilidad.

PP. Recuperar la confianza

Tras cosechar el 28-A el peor resultado de su historia, al caer de 139 a 66 escaños, al PP le sonríen las encuestas y le sitúan por encima de cien diputados. El viraje al centro de Pablo Casado y su estrategia de dar un paso al lado mientras los demás discuten les está dando buenos resultados. Su cabeza de lista por Zaragoza, Eloy Suárez, afronta la campaña con "responsabilidad" y "preocupación" por el desafío de Cataluña. Su campaña estará muy pegada al terreno, con un coste económico bajo, e intentarán ofrecer soluciones a los problemas reales de la gente.

Ciudadanos. Mejorar los resultados

No se creen la caída que vaticinan las encuestas y confían, incluso, en mejorar los resultados que en Aragón les permitieron superar en votos al PP. Rodrigo Gómez, que encabeza la candidatura por Zaragoza, llama a la movilización y aboga por que se hable más del futuro del país. Afronta la campaña con "muchas ganas, mucha ilusión y fuerza". La repetición electoral obliga a innovar, y es lo que buscará el propio Albert Rivera la próxima semana, si nada se tuerce, en un acto que tendrá lugar en una estación de servicio de Alfajarín donde charlará con camioneros sobre la peligrosa N-II y sus propuestas en infraestructuras. 

Unidas Podemos. Defender su escaño

Pablo Iglesias regresó a Zaragoza para arropar a su candidato, Pablo Echenique, obligado a redoblar esfuerzos para conservar el escaño al que aspira la coalición Más País-CHA-Equo. En campaña van a apostar por encuentros abiertos sobre los temas que "realmente les quitan el sueño" a los españoles. El cabeza de lista por Zaragoza también participará en mítines en Sevilla, Alicante, Tudela o Cádiz.

Vox. Consolidar su desembarco

Algunas encuestas sitúan a la formación de Santiago Abascal cerca de ser la tercera fuerza más votada en Aragón. Su secretario general, Javier Ortega Smith, ha visitado Teruel y Zaragoza, donde repite como cabeza de lista el concejal de Madrid Pedro Fernández, convencido de que mejorará sus resultados ahora que ya le conocen en la provincia.

Teruel Existe, Más País-CHA. Aumenta la competencia

La oferta de la izquierda aumenta. ‘Vamos de propio’ será el lema de Más_País-CHA-Equo, la coalición con la que Carmelo Asensio pretende "hacer política a la aragonesa" con diálogos a pie de calle, mesas informativas y una campaña financiada por microcréditos. En Huesca, CHA concurre en solitario. A Teruel Existe las encuestas le dan un diputado para llevar la voz de la ‘España Vaciada’ al Congreso. Su cabeza de lista, Tomás Guitarte, defiende que la plataforma opta al 10-N tras 20 años sintiéndose "estafados". 

Etiquetas
Comentarios