Despliega el menú
Aragón

COMUNIDAD DE CALATAYUD

Fomento desiste de licitar el bus de Soria al AVE e iniciará el proceso por tercera vez

Este itinerario se incluye en la ruta Valladolid-Zaragoza, que cuenta con un presupuesto superior a los 6,6 millones.

Imagen del casco urbano de Zaragoza.
Imagen del casco urbano de Calatayud.
HA

El proceso para unir por bus Soria y Calatayud vuelve a la casilla de salida otra vez: el Ministerio de Fomento ha desistido de adjudicar el contrato del servicio público de transporte de viajeros por carretera entre Valladolid, Soria y Zaragoza, en el que se incluye el itinerario entre la capital soriana y la estación AVE bilbilitana. Lo hace una vez que el Tribunal Administrativo Central de Recursos Contractuales (Tacrc) ha estimado parte de las alegaciones presentadas de la Federación Castellano Leonesa de Transporte en Autobús (Fecalbus) contra los pliegos que regían la presentación de ofertas.

Según consta en la resolución de la directora general de Transporte Terrestre, dependiente de la cartera que dirige José Luis Ábalos, se reconoce "una contradicción entre el pliego y un artículo de la ley de Contratos del Sector Público" calificada de "defecto insubsanable". "Constituye una infracción relevante de las normas de preparación y adjudicación del contrato", indica y justifica su decisión de no seguir adelante "dado que no ha finalizado el procedimiento de contratación".

De los motivos presentados por Fecalbus, el Tacrc estima dos. Por una parte, reconoce que "lo único relevante es la oferta que los licitadores presentan y no las condiciones subjetivas de los licitadores". Se refiere a que considera que no es tan relevante que una empresa tenga certificados de calidad o gestión ambiental (como las normas ISO) como que esas exigencias se apliquen al servicio concreto. Y por otro lado, el órgano pide que se precisen cómo los ofertantes tienen que cuantificar gastos e ingresos, qué pasa si hay un error u omisión en el cálculo y que se prevea una audiencia previa a la exclusión.

Con todo esto, Fomento tendrá que volver a empezar el proceso de licitación por tercera vez. Y la duda es saber cuándo se pondrá en marcha la maquinaria administrativa. Según explican desde la Subdelegación del Gobierno en Soria, la adjudicación se iniciará pasadas las elecciones generales del 10 de noviembre. Hace un año, el Ministerio también tuvo que desistir del procedimiento por un recurso contra los pliegos que interpusieron la Asociación Nacional de Empresarios de Transporte en Autocares y Globalia de las líneas Madrid-Nerja y Santander-La Manga, algo que acabó afectando a la Valladolid-Zaragoza y al itinerario Soria-Calatayud.

En dicha ocasión, el desistimiento llegó en octubre de 2018 y el anuncio de la nueva licitación que ha caído no se publicó hasta junio de 2019, ocho meses en los que se revisaron los pliegos. En ese tiempo, en los días previos a la Revuelta de la España Vaciada del 31 de marzo, Raimundo Lafuente, alcalde de Torrubia de Soria y principal impulsor de la línea Soria-Calatayud junto al regidor bilbilitano José Manuel Aranda, recorrió con dos compañeros y una burra la distancia entre su pueblo y la cabecera bilbilitana para tomar el AVE a Madrid y acudir a la protesta.

La ruta Valladolid-Zaragoza contaba con un presupuesto de 6,6 millones de euros e incluía un itinerario entre Soria y Calatayud por la N-234. Se ponía un viaje de ida y otro de vuelta, diarios, todo el año con paradas intermedias entre Tordesalas y Almenar.

Etiquetas
Comentarios