Despliega el menú
Aragón

infraestructuras

El tren del maíz de Canfranc lleva un mes parado entre obras y reparaciones

ADIF autoriza para el lunes el envío de la máquina estropeada a un taller de Zaragoza. 

La máquina del convoy estropeada desde finales de septiembre está aparcado en una zona boscosa en la explanada de Canfranc.
La máquina del convoy estropeada desde finales de septiembre está aparcado en una zona boscosa en la explanada de Canfranc.
Heraldo

La empresa Silos de Canfranc lleva un mes parada con el tren de mercancías (conocido como el del maíz) entre obras y reparaciones. Las tres primeras semanas fue por el motivo de la reforma de las vías de pasajeros en la explanada de la estación, pero desde el pasado lunes 21 la máquina del convoy no ha podido salir porque está aparcada en medio de una zona boscosa y estropeada hacía tres semanas. ADIF (Administración de Infraestructuras Ferroviarias) no había autorizado su traslado a un taller de Zaragoza para arreglarla hasta que ayer informó a este periódico que podrían moverla el próximo lunes.

Esta máquina de la empresa Captrain, especializada en el transporte de mercancías, sufrió un descarrilamiento entre Canfranc y Jaca el pasado sábado 28 de septiembre. Este era el segundo que había sufrido en un mes. Fuentes de ADIF señalaron que intentaron trasladarla hacia Huesca con un patín, un complemento que ayuda a la tracción, pero no funcionó y se salía de la vía. La solución fue subirla a Canfranc para aparcarla y en el camino volvió a descarrilar a unos 250 metros de la sede de la empresa Silos de Canfranc. Y allí está, como aparece en la foto.

Dos o tres viajes semanales 

«Está en una zona de bosque, cerca de las tolvas donde se carga el maíz, pero Captrain necesita la autorización de ADIF para su traslado a un taller y podrán solucionarlo en un par de días», apuntó Luis Encabo, gerente de Silos de Canfranc. «Nosotros estamos llevando dos o tres viajes semanales con 850 toneladas de maíz para el cliente (una empresa de alimentación en Martorell, Barcelona, que fabrica quince productos derivados del maíz como la glucosa, el aceite y el almidón). Cada vez pensamos que se debe más a nuestra fe en el ferrocarril que en la realidad que vivimos cada día», agregó.

Mientras esta máquina ha estado estropeada entre el bosque de Canfranc sin llevarla a un taller a la espera de la respuesta de ADIF, la empresa Captrain trasladó una segunda máquina para hacer un viaje, pero al coincidir con las obras realizadas en la explanada, se la tuvo que llevar a otros destinos y ha coincidido que también se había averiado.

«Estamos en medio de la operadora logística y ADIF, pero tenemos que solucionar el transporte del maíz con camiones porque no tenemos una máquina para trasladar los vagones», lamentó Luis Encabo.

Etiquetas
Comentarios