Despliega el menú
Aragón

turismo

Francia busca turistas aragoneses en AVE con la rebaja del billete

La SNCF cobra 49 euros desde Zaragoza a las capitales del sureste de Francia, en la región de Occidente.  

Dominique Maulin, directora de Atout France España y Portugal, y Yann Monod, director general de Elipsos Internacional SA, la empresa que coordina la Alta Velocidad franco española, ayer en el Gran Hotel.
Dominique Maulin, directora de Atout France España y Portugal, y Yann Monod, director general de Elipsos Internacional SA, la empresa que coordina la Alta Velocidad franco española, ayer en el Gran Hotel.
Aranzazu Navarro

La Alta Velocidad franco-española y las ciudades del sudeste de Francia buscaron ayer turistas aragoneses en una presentación celebrada en el Gran Hotel bajo el eslogan ‘Francia más cerca de ti’. La SNCF (Sociedad Nacional de Ferrocarriles Franceses) ofertó a los viajeros del AVE Madrid-Zaragoza-Marsella, que empezó en julio de 2014, una rebaja del billete de 59 a 49 euros a localidades como Perpiñán, Narbona, Montpelier, Nimes y Beziers. Estos destinos presentaron sus novedades turísticas para una escapada. La oferta se prolonga hasta final de año.

Yann Monod, director general de Elipsos Internacional, empresa ferroviaria que coordina el proyecto de Alta Velocidad, explicó que esta oferta se hará en la mitad de los trenes a la región de la Occitania. «Antes trabajamos en los orígenes y destinos, como Madrid y Barcelona, pero ahora queremos hacerlo en las ciudades intermedias, como Zaragoza, para desarrollar nuestro mercado turístico porque tenemos que potenciarlas y no lo habíamos explotado», reconoció Monod.

Además, detalló que desde que han trabajado este mercado en la capital aragonés hace dos años esta línea creció un 15% de viajeros desde Zaragoza a Francia y por eso buscan ampliarlo con nuevos turistas en una ciudad con 700.000 habitantes. Apuntó que hay otras ofertas de trenes de Barcelona a París, con rutas intermedias como Toulousse o Lyon, a la que pueden sumarse los aragoneses desde la Ciudad Condal.

De la mano del representante del ferrocarril estuvo Dominique Maulin, directora de Atout France, dedicada al desarrollo del turismo en Francia, quien presentó el proyecto de las ciudades francesas conectadas por el tren con la capital aragonesa. «Buscamos que la gente de Zaragoza salga a descubrir ciudades como Carcassonne, Perpiñán, Narbona, Nimes, Séte o Valence, su gastronomía y cultura, con los nuevos museos. El hilo conductor de todas es la romanidad», detalló Maulin.

La operación turística de las instituciones francesas, que invitaron a los medios de comunicación y a agencias de viajes, defendió que los viajeros utilicen el tren para evitar «el estrés» y como «turismo sostenible» para el planeta, frente al uso del coche. «El tren es el transporte del futuro que debemos promocionar», incidió la directora de Atout.

Aportaron una retahíla de fiestas navideñas en Narbona, de gastronomía en Perpiñán, Sétes o Valences, que tiene un festival de trufas y varios restaurantes con estrellas de Michelin, y el Museo de la Romanidad en Nimes inaugurado hace un año. «Nimes no son solo los toros que duran siete días. El nuevo museo tiene un techo de 360 grados interactivo y van a llevar una exposición sobre los monumentos romanos de todo el mundo», explicó una representante de turismo.

Nicolás Berthet, de Perpiñán, destacó su festival de fotoperiodismo, que recibe a 150.000 personas, y el Museo de Bellas Artes, con una exposición dedicada a Picasso, que vivió allí dos años.

Etiquetas
Comentarios