Despliega el menú
Aragón

COMARCA SOMONTANO DE BARBASTRO

La feria de Salas Bajas distribuye más de 300 litros de cerveza artesana

Alrededor de 1.500 vasos se vendieron este fin de semana en la segunda edición de este evento que se consolida como cita anual en el Somontano de Barbastro.

La plaza Mayor de Salas Bajas fue escenario de la feria de la cerveza artesana.
La plaza Mayor de Salas Bajas fue escenario de la feria de la cerveza artesana.
Comarca Somontano Barbastro

Más de 300 litros de cerveza se sirvieron este pasado fin de semana en Salas Bajas. La localidad del Somontano de Barbastro celebraba la segunda edición de una feria donde esta bebida, de producción artesanal, es la protagonista.

La organización tenía altas expectativas de participación, y no se equivocó. La cifra de visitantes ha superado la del año pasado, el primero en el que se celebraba esta feria. Si entonces se rondaron los mil vasos comercializados, en esta ocasión se ha llegado a los 1.500, según informan desde la comarca del Somontano de Barbastro, entidad colaboradora en la organización del evento.

La fábrica de cervezas Bachiella, situada en la localidad, el restaurante L’ Usuella y el Ayuntamiento son los impulsores de esta feria que nació en 2018 y que, dada la gran acogida de público de este año, se consolida como fecha señalada en el calendario.

Este fin de semana, la cerveza ha sido el nexo de unión para los centenares de visitantes que pasaron por la plaza Mayor de Salas Bajas no solo para probar los productos, sino también para disfrutar del ambiente festivo.

Desde familias tomando el vermú hasta grupos de amigos disfrutando de la noche al ritmo de la música se dejaron ver por la feria. Una feria apta para todos los públicos.

De suministrar este manjar líquido se encargaron cinco cerveceras, la anfitriona Bachiella, Tensina, Seelen, Bandido Cucaracha y Borda. Cada una disponía de un puesto donde servían la cerveza.

Pero ya se sabe que cuando se bebe, es mejor llenar el estómago, por aquello de empapar. De que no faltara comida se encargaron cinco bares y restaurantes de la zona, L’Usuella, Iberjabugo, Jovita, Artasona y Coffee Caravan Buena Vibra, cada uno con su respectivo puesto.

Como novedad, este año, se ha ampliado el horario de apertura de la feria, desde el mediodía hasta la medianoche, con una duración aproximada de nueve horas. Durante este tiempo, el tipo de público fue cambiando, desde el familiar de primeras horas, hasta el más joven de las últimas, pasando por las personas adultas de edad media de la tarde.

Tras el éxito de esta edición, ya se ha informado de que la próxima feria de Salas Bajas se desarrollará el 10 de octubre el año que viene. La cerveza artesana, la música y el buen ambiente ya han confirmado asistencia.

Etiquetas
Comentarios