Despliega el menú
Aragón

Heraldo Saludable

Sanidad

Salud estima pagar el fármaco antitabaco Champix a 5.000 personas el primer año

La cifra es similar a los aragoneses que lo compraron en las farmacias en 2018. El objetivo es ir aumentando poco a poco los beneficiarios hasta llegar a los 10.000.

Las farmacias aragonesas vendieron en 2018 más de 4.000 envases.
Las farmacias aragonesas vendieron en 2018 más de 4.000 envases.
Raquel Labodía

El Gobierno comenzará a financiar a partir del 1 de enero uno de los fármacos antitabaco más populares: el conocido como Champix. Aunque todavía no se ha concretado en qué formato o quiénes podrían ser los beneficiarios, Aragón calcula que el primer año podría sufragar el tratamiento con vareniclina, principio activo de este medicamento, a unas 5.000 personas y, poco a poco, ir incrementando el número hasta llegar incluso a las 10.000.

El jefe de servicio de Promoción de la Salud del Gobierno de Aragón, Luis Gascón, valora de manera muy positiva la medida anunciada por el Ministerio de Sanidad, aunque reconoce que todavía hay que trabajar sobre la misma, concretar los criterios que se establecerán o el tipo de pacientes a los que se financiará el tratamiento. De hecho, recuerda que ya existen experiencias previas con muy buenos resultados. Navarra lleva ya un tiempo sufragando este fármaco, que en algunos formatos llega a costar más de 180 euros.

Actualmente, en España se dispensan al año más de 85.000 envases de este principio activo. Las farmacias aragonesas vendieron el año pasado 4.300 unidades. Una cifra que, según explican desde el Colegio de Farmacéuticos de Zaragoza, podría incluso ser más elevada ya que no incluye los medicamentos que los laboratorios distribuyen directamente a las boticas sin pasar por los almacenes de distribución.

Representantes del Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo (CNPT) también ven con buenos ojos el anuncio del Ministerio de Sanidad, pero recuerdan que solo ha tenido en cuenta "una de las patas" de la lucha antitabaco. Para dejar de fumar, además del Champix, se usan dependiendo del paciente otras terapias con nicotina o con incluso antidepresivos. "Es una medida positiva, pero habría que completarse con la financiación de otros fármacos", explica el delegado de CNPT en Aragón, Rodrigo Córdoba, que afirma que el paso dado por España sigue el camino emprendido por otros países hace ya tiempo.

Los expertos confían en que la financiación de este tratamiento anime a más gente a "desengancharse" de la adicción. No obstante, recomiendan decir adiós a la nicotina cuanto antes y no retrasar o abandonar el tratamiento a la espera de que el Ministerio lo financie. De hecho, algunas fuentes médicas consultadas han reconocido que tras el anuncio del Gobierno, algunos aragoneses han cancelado en las últimas semanas sus citas en las consultas de deshabituación.

Actualmente, hasta un 25% de los fumadores intentan dejarlo al menos una vez al año. La inmensa mayoría lo hace sin ayuda y solo un mínimo porcentaje (en torno a un 2%) recurre a profesionales. La realidad es que las recaídas son habituales, sobre todo durante el primer año, y solo consiguen romper definitivamente con esta adicción entre un 3% y un 5%.

Entre los recursos que Aragón dispone para ayudar a los fumadores, están las unidades de deshabituación tabáquica y las consultas en hospitales y en Primaria. Aproximadamente, un 20% de los centros de salud ofrece ayuda de este tipo y se está trabajando, según explica el delegado de CNPT en Aragón, en formar a más profesionales para conseguir incrementar los recursos ofrecidos en este nivel asistencial.

Etiquetas
Comentarios