Aragón

política

Lambán vincula la gobernabilidad del país a la implicación de fuerzas constitucionalistas

El presidente de Aragón transmite al Rey su preocupación por la política española.

Felipe VI recibió a Lambán este lunes
Felipe VI recibió a Lambán este lunes
Efe

Durante más de una hora se prolongó el encuentro protocolario que mantuvieron ayer, en el Palacio de la Zarzuela, el rey Felipe VI y el presidente de Aragón, Javier Lambán. El encuentro fue cordial, como de costumbre, y analizaron la situación global y los retos de Aragón, de España y del mundo. Y hablaron de la inestabilidad política, por la que el barón socialista le expresó su preocupación. Aunque se mostró confiado en la responsabilidad de quienes se dedican "al noble menester de la política" para alcanzar soluciones, Lambán manifestó que "el país no tendrá una gobernabilidad seria, eficaz y sólida en tanto en cuanto no se impliquen los partidos constitucionalistas". Con un Gobierno "cogido con pinzas y con pactos pasivos o activos con fuerzas independentistas" no se dejará atrás la inestabilidad que sufre España desde 2015.

Felipe VI se mostró interesado por el cuatripartito que gobierna Aragón, y por cómo se logró fraguar el acuerdo. No es de extrañar, pues se trata de una fórmula bastante inusual ya no solo en España sino también en Europa, que Lambán se mostró convencido de que "va a funcionar incluso mejor que otros gobiernos de más fácil conformación".

Más preocupa al presidente aragonés la inestabilidad política nacional, que contamina también su gestión. Y no solo por los problemas que sufren las autonomías por la interinidad del Gobierno, dijo, en alusión indirecta a los 400 millones de euros que Hacienda retiene de las entregas a cuenta de la financiación autonómica. "Llevamos tanto tiempo sin un Gobierno que en los últimos cuatro años no he podido estrechar las relaciones, y eso es letal porque no permite avanzar en proyectos a medio plazo", lamentó.

Intentó romper una lanza a favor de la clase política, y recordó que la constitución de un Gobierno no depende solo del candidato socialista, sino que a todos incumbe encontrar una solución. De no ser así, alertó, "les estaremos diciendo a los ciudadanos españoles que todos los políticos con representación en el Congreso no nos merecemos en modo alguno la confianza que nos han dado los ciudadanos". En su opinión, "todo está en manos de la capacidad que tengan las fuerzas políticas para anteponer el interés patriótico a la pura defensa de su interés partidario".

El presidente aragonés transmitió al Rey, una vez más, su "afecto, respeto y reconocimiento a la excelente labor que realiza desde la Jefatura del Estado". Hace años que mantienen una relación de confianza mutua. De hecho, en uno de sus últimos encuentros, Lambán ejerció de anfitrión del Rey en una cena de gala que se ofreció en el Museo de Arte Contemporáneo de Cataluña (MNAC) por el Salón Internacional de Logística, a la que no quiso asistir el presidente catalán Quim Torra.

Manteniéndose "escrupulosamente discreto" para no desvelar el contenido de las conversaciones privadas, el presidente de Aragón explicó que Felipe VI le expresó que se siente siempre "bien tratado" y "a gusto" en sus visitas a la Comunidad. Analizaron, incluso, la posibilidad de una próxima visita. Cumpliendo el encargo que le formuló por la mañana el alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, Lambán confirmó que el monarca tiene previsto atender en breve la solicitud de audiencia que le formuló el regidor. 

Etiquetas
Comentarios