Aragón

¿Dónde se forma el sector agrario aragonés?

Institutos, escuelas, centros especializados… Aragón cuenta con una amplia gama de opciones para la formación de quienes quieren trabajar en la agroalimentación, una actividad que experimenta un continuo avance.

El número de alumnos de FP agrícola ha crecido más de un 30% en los últimos años.
El número de alumnos de FP agrícola ha crecido más de un 30% en los últimos años.
EFAS de Aragón

Teledetección, sistemas de gestión de riego, nuevos cultivos y materiales… son algunos de los ámbitos en los que el sector agroalimentario está trabajando con el objetivo de convertirse en cada vez más sostenible, rentable y floreciente. De hecho, este sector supone el 10% del Producto Interior Bruto (PIB) de Aragón y ha pasado de ser una alternativa a consolidarse como uno de los pilares en los que se asienta la economía de la Comunidad.

Una de las claves del crecimiento y la mejora de esta actividad pasa, como en cualquier otra, por personas bien formadas. Los tiempos en los que se aprendían las labores del campo por tradición ya han quedado atrás.

El sistema educativo ofrece un amplio recorrido formativo que cubre todas las etapas desde el momento en que un joven tiene que definir su trayectoria laboral. Así, la Formación Profesional tanto básica, como media y superior, la universidad y la formación de postgrado conforman una oferta que se configura paralelamente a las necesidades del sector.

Cada vez más inscritos

En los últimos años, según los datos del Gobierno de la Comunidad, el número de matriculados en la Formación Profesional aragonesa de la familia agraria han aumentado desde los 900 inscritos en el curso 2014-2015 hasta los casi 1.200 que tuvo en el 2018-2019, lo que supone un incremento de más del 30%. Una demanda a la que la administración respondió con una ampliación de la oferta de estudios. De los 71 nuevos ciclos de FP que se pusieron en marcha a lo largo de la pasada legislatura, 14 correspondieron a estudios agrícolas. Así, en Aragón es posible obtener desde las capacidades y destrezas básicas para generar productos agropecuarios ecológicos con técnicas agrícolas y ganaderas y mejorar la biodiversidad y estabilidad del medio, o gestionar la producción ganadera y realizar trabajos especializados de apoyo a equipos veterinarios, programando y organizando los recursos materiales y humanos disponibles, que son algunas de las competencias de determinados estudios de Formación Profesional, hasta convertirse en experto en aspectos tan específicos y concretos como la reutilización del agua, el uso del ‘big data’ o la innovación en las zonas rurales, gracias a la formación de postgraduados del más alto nivel que se ofrece en la Comunidad y que imparte el Instituto Agronómico del Mediterráneo.

Sin olvidar la Escuela Politécnica Superior de Huesca, de la que cada año salen egresados un buen número de ingenieros dispuestos a poner en práctica sus conocimientos en el sector o a profundizar en ellos tras abandonar la universidad.

Según los datos del Gobierno de la Comunidad, en los últimos años, las matrículas en la Formación Profesional aragonesa de la familia agraria han crecido desde los 900 inscritos en el curso 2014-2015 hasta los casi 1.200 que tuvo en el 2018-2019, lo que supone más de un 30% en el número de estudiantes. Una demanda a la que la administración respondió con una ampliación de la oferta de estudios. Así, de los 71 nuevos ciclos de FP que se pusieron en marcha a lo largo de la pasada legislatura, catorce correspondieron a estudios agrícolas.

Precisamente, el sector agrario ha sido uno de los que más se ha impulsado desde el Gobierno de Aragón, ya que hace un par de años los Departamentos de Educación y Desarrollo Rural firmaron un protocolo de colaboración para el fomento de la FP relacionada con los sectores agrario, medioambiental y agroalimentario. Desde ese momento, una comisión integrada por miembros de ambas áreas trabaja en la identificación y adecuación de la oferta formativa a las necesidades del sector, además de al análisis de las cualificaciones demandadas por sus empresas.

En el curso 2016-2017 se estrenaron dos FP básicas en Actividades Agropecuarias (IES Río Arba de Tauste) e Industrias Alimentarias (CPIFP Movera), además de un Grado Medio en Paisajismo y Medio Rural en el CPIFP Montearagón (Huesca) y un grado superior en Elaboración de Productos Alimentarios en el IES Martínez Vargas de Barbastro. En el 2017-2018 se puso en marcha un ciclo de FP Básica en Actividades Agropecuarias en el IES Mar de Aragón de Caspe, y dos de grado medio en el CPIFP San Blas de Teruel (Producción Agropecuaria) y el IES Valle del Jiloca de Calamocha (Elaboración de Productos Agroalimentarios). El pasado año se inauguraron otros tres ciclos, uno en Industrias Alimentarias en el IES Rodanas de Épila, otro de Grado Medio en Producción Agropecuaria en el IES Reyes Católicos de Ejea de los Caballeros y un tercero superior en Educación y Control Ambiental en el IES Pirineos de Jaca.

Por otra parte, el curso que comienza ahora llevará un ciclo de FP Básica de Industrias alimentarias al CPEPA La Litera de Binéfar, otra FPB en Actividades Agropecuarias al IES Cabañas de La Almunia, un grado medio en Producción Agropecuaria al IES Mar de Aragón de Caspe y un Grado Superior en Educación y Control Ambiental al CPIFP San Blas de Teruel.

Desde el Gobierno de Aragón detallan que todo este catálogo "ha sido diseñado teniendo en colaboración y constante diálogo con los propios centros y los sectores productivos de cada zona, en la búsqueda de ofertar la mejor formación relacionada con las empresas instaladas en cada zona, de manera que se mejore la empleabilidad" e inciden en la alta empleabilidad de estos estudios. "Las últimas encuestas realizadas ofrecen un escenario muy positivo, ya que concluyen que el 85% de los alumnos y alumnas de FP encuentras un trabajo en los seis meses posteriores a la finalización de sus estudios, el 75% de ellos (tres de cada cuatro) en su propio sector", destacan desde el Departamento de Educación.

Asimismo, cabe remarcar que el Centro Integrado de Formación Profesional San Blas de Teruel, clave en la formación agropecuaria en la Comunidad y que nació en 1972 como Escuela de Capacitación Agraria dependiente del Ministerio de Agricultura, ha sido designado por el Ministerio de Educación, tras la petición del Gobierno de Aragón, como Centro de Referencia Nacional del área de gestión ambiental y bioeconomía circular, lo que lo situará como un agente fundamental tanto en España como en Europa, desde donde se está impulsando de forma decisiva la transición del modelo económico lineal hacia un modelo de bioeconomía circular donde la adecuada gestión medio ambiental sea condición imprescindible para el crecimiento.

Escuelas Familiares Agrarias

Además del amplio elenco de institutos y centros de formación profesional, esta formación puede recibirse en un ámbito, quizá menos conocido, pero muy importante para la vertebración del territorio y el mantenimiento del medio rural. Se trata de las Escuelas Familiares Agrarias (EFA), que nacieron en la década de los 60 con el objetivo de proporcionar una formación profesional y cultural de calidad a la gente joven del campo y a sus familias, dándoles los medios para que fuesen capaces de labrarse su futuro y evitando así que tuvieran que abandonar el medio rural por falta de un trabajo digno y de posibilidades de mantener a una familia. En Aragón hay cuatro EFA de las 26 que existen en toda España. Tres de ellas se encuentran en la provincia de Zaragoza (EFA Boalares, en Ejea; EFA El Salto, en Zuera; EFA La Noria, en Pinseque) y la cuarta, EFA El Poblado, en la localidad oscense de El Grado. En estos años, el desarrollo de los núcleos rurales y los cambios en la legislación educativa, han hecho que la oferta educativa de las EFA se haya adaptado y diversificado. En la actualidad ofrecen estudios de secundaria y formación profesional de grado medio y superior en numerosas especialidades: restauración, automoción, vitivinicultura, gestión y organización de los recursos naturales, educación infantil, forestales, producción agropecuaria…

Estudios universitarios

Quienes decidan continuar su trayectoria académica realizando estudios universitarios relacionados con el mundo de la agricultura, pueden hacerlo en Aragón en la Escuela Politécnica Superior de Huesca, perteneciente a la Universidad de Zaragoza. Además del Grado en Ciencias Ambientales, más enfocado hacia la protección del medioambiente, la Escuela ofrece dos grados relacionados estrictamente con el mundo agroalimentario: el Grado en Ingeniería Agroalimentaria y del Medio Rural y el Doble Grado Consecutivo en Ingeniería Agroalimentaria y del Medio Rural y de Ciencia y Tecnología de los Alimentos.

Este grado otorga a los alumnos una formación que les permitirá desarrollar su actividad profesional en los campos de la producción y elaboración de alimentos, el desarrollo rural sostenible y la protección del medioambiente.

"Cualquiera de estas tres especialidades abre la puerta a unas posibilidades laborales muy amplias dentro de un sector totalmente consolidado en la Unión Europea, en el que se requieren técnicos polivalentes capaces de abordar la resolución de problemas en el ámbito de la ingeniería agraria de forma rigurosa y creativa", añaden desde la Escuela Politécnica Superior de Huesca, que ocupa el lugar 150 del mundo de las mejores universidades con estudios en agronomía en el ranquin QS, una clasificación que valora la calidad de las universidades por ramas de formación.

Los estudios relacionados con la Ingeniería Agraria se encuentran entre las 50 titulaciones universitarias más demandadas en nuestro país. Con relación a los estudios de inserción laboral llevados a cabo en los últimos años, cabe destacar el realizado para las diferentes titulaciones del área agroforestal que figura en el Libro Blanco de la Aneca. Los resultados de dicho estudio ponen de manifiesto una alta tasa de empleo de los titulados (próxima al 90%), con un tiempo medio para encontrar el primer empleo de 5 meses y una razonable correlación entre el puesto de trabajo y la formación recibida: el 56% trabaja en una actividad específica relacionada con la titulación y un 36% adicional aduce que la formación recibida le sirvió para encontrar trabajo.

Másteres

Además de estos grados, la Universidad de Zaragoza ofrece la posibilidad de estudiar el Máster en Ingeniería Agronómica. "Se trata de una formación orientada la formación de técnicos con competencias de nivel superior, capaces de integrarse en el tejido productivo de un sector agroalimentario moderno, productivo, sostenible y respetuoso con el medio ambiente", explican desde la Universidad.

"El Ingeniero Agrónomo es un profesional de gran valor para la empresa agraria y agroalimentaria actual, ya que, debido a su formación interdisciplinar universitaria, aporta a la actividad empresarial los conocimientos y técnicas que hacen posible una proyección y una metodología de trabajo rentable y de máxima calidad, para competir en la economía productiva globalizada de nuestros días", añaden.

Por su parte, la Universidad San Jorge, se ha incorporado a la formación en materia de agricultura con un Título Propio. Es el de Experto en Comunicación Agroalimentaria, que aborda uno de los aspectos que cada vez cobra más importancia en el sector. Por ello, La Universidad San Jorge y la Asociación de Periodistas Agroalimentarios de España (APAE), conscientes de esta situación, han considerado oportuno facilitar que aquellos profesionales atraídos por el sector puedan recibir una formación técnica y ajustada a las nuevas necesidades. Así, según explican desde la propia USJ, "este título de Experto Universitario en Comunicación Agroalimentaria está́destinado tanto a profesionales de la comunicación que quieran profundizar sus conocimientos sobre el sector agroalimentario como a expertos en alimentación que deseen conocer el funcionamiento de la prensa y de la comunicación".

Formación del más alto nivel

Desde hace cinco décadas, en Zaragoza se localiza uno de los epicentros de la formación del más alto nivel en materia de agricultura. Se trata del Instituto Agronómico del Mediterráneo (IAMZ), perteneciente al Centro Internacional de Altos Estudios Agronómicos Mediterráneos (Ciheam), que cuenta con otras tres sedes en Francia, Italia y Grecia. Su programa de formación incluye un total de ocho másteres con la agroalimentación como base y que cubren gran variedad de asuntos que van desde el desarrollo rural y la gestión medioambiental, hasta asuntos relacionados con la pesca y acuicultura pasando por el márquetin agroalimentario o la mejora genética vegetal. Además, el próximo, año el IAMZ lanzará un nuevo Máster Internacional en Gobernanza del Agua.

La oferta de este centro se completa con un amplísimo programa de cursos avanzados de gran especialización, que atraen hasta las aulas del IAMZ, que este año ha arrancado una profunda reforma de sus instalaciones, a profesores y alumnos de los lugares más diversos del mundo. Desde los países de ambas orillas del arco mediterráneo hasta personas procedentes de Rusia o Singapur profesionales o futuros profesionales del sector han pasado y seguirán pasando por este instituto para impartir o recibir conocimientos en materias como el uso de herramientas estadísticas para el análisis de datos fenómicos y genómicos, o métodos para la reducción del efecto invernadero. Todos ellos, personas con mucho que decir y decidir en la evolución de la agricultura mundial de las próximas décadas.

- Ir al suplemento Heraldo del Campo

Etiquetas
Comentarios