Aragón

El 77% de los municipios de Aragón ha perdido población desde el año 2000

En 146 pueblos no hay menores de 4 años y en 37, la mitad tiene más de 65 años.

Bagues solo tiene 12 habitantes.
Bagüés solo tiene 12 vecinos.
Laura Uranga

Aunque Aragón ha ganado 118.819 habitantes desde el año 2000, Zaragoza asume el 12,6% del crecimiento, Huesca gana un escaso 6,7% y Teruel, con un retroceso del 1,39%, sufre las peores consecuencias. Y, si nada lo remedia, el futuro se presenta mucho peor. La cifra de localidades que tienen menos de cien habitantes ha aumentado de 138 a 209 en los últimos 18 años y en 146 pueblos no hay ni un solo niño menor de 4. Así figura en un informe sobre el envejecimiento de los municipios del país elaborado por la consultora Stratego, que concluye que el ‘vaciamiento’ de la España interior está muy lejos de frenarse.

Con un crecimiento del 9% en este siglo, la población en Aragón ha aumentado, pero muy por debajo de la media española (un 15,3%), y el 77% de sus 731 municipios ha perdido habitantes, un porcentaje que solo se supera en Castilla y León (el 87,19%) y Extremadura (un 84,27%). En 217 de ellos, la caída es mayor del 25%. En el lado contrario de la balanza se sitúa Madrid, donde solo el 5% de sus localidades tiene menos vecinos que hace 18 años.

El vacío generacional que se detecta ya en algunas localidades es uno de los parámetros que se consideran más preocupantes, y la España interior, en la que se integran Castilla y León, Castilla-La Mancha, Aragón, La Rioja y Navarra, sufrirá las consecuencias. De las 311 localidades españolas donde no hay ningún vecino menor de 20 años, 47 están en la Comunidad. Y eso que estos jóvenes representan el 20% del padrón nacional.

La situación empeora, todavía más, cuando se trata de localidades sin niños menores de 4 años. En este caso, tras Castilla-León (617) y Castilla La Mancha (202) vuelve a situarse Aragón, con 146. Las tres concentran el 87% de los municipios españoles que se encuentran en esta situación, un total de 1.108, de los que 826 tienen menos de cien habitantes.

El envejecimiento de la población revela, también, un futuro muy complicado para la ‘España vaciada’. Sin llegar a casos extremos como el de Arandilla del Arroyo, donde nueve de sus diez vecinos tienen más de 65 años, hay 37 pueblos en Aragón en los que quienes superan esta edad representan el 50% del padrón. Con el coste que eso implica a la hora de garantizar la prestación de servicios, como se recuerda el informe de Stratego. Fue esa compleja situación la que llevó a varias comunidades de la España interior a constituir un frente común para exigir que la financiación autonómica tenga en cuenta el coste real de garantizar la sanidad, la educación y los servicios sociales en comunidades despobladas, dispersas y envejecidas, como es el caso de Aragón.

Aunque siempre hay excepciones. En la Comunidad, uno de sus municipios, Cuarte de Huerva, destaca a nivel nacional al tener al 29% de sus vecinos por debajo de los 20 años y a solo el 5,42% entre los mayores de 65. La localidad zaragozana, que ha visto aumentar su población un 606% en 18 años hasta los 13.000 habitantes, es la cara de la moneda; una condición que comparte con María de Huerva, también en el cinturón metropolitano, que ha pasado de 1.121 residentes a 5.663, y Tierz, en Huesca, que ha registrado un aumento del 321% hasta llegar a los 758 habitantes. Los casos más extremos de pérdida de población están en Bagüés, que solo tiene 12 vecinos; Cabolafuente, con 32 y Sisamón, con 31.

Cuarte de Huerva
Cuarte de Huerva tiene el 29% de sus vecinos por debajo de los 20 años y a solo el 5,42% entre los mayores de 65.
Laura Uranga
Etiquetas
Comentarios