Aragón

Mauthausen

“Es muy positivo porque se trata del primer reconocimiento a las víctimas del nazismo”

La publicación en el BOE del listado de fallecidos en el campo de Mauthausen oficializa la muerte de 530 aragoneses.  

Juan Manuel Calvo Gascón.
Juan Manuel Calvo Gascón lleva quince años estudiando a los prisioneros aragoneses de los nazis
Eloy Calvo Campos.

"Muy positivo". De este modo valora Juan Manuel Calvo Gascón, profesor e investigador turolense, la publicación del listado de fallecidos en el campo de concentración de Mauthausen por parte del Gobierno. "Cerca del 60% de los que fueron deportados, murieron", recuerda. Calvo forma parte de la asociación Amical de Mauthausen desde que, revisando la historia de su pueblo (Ejulve), descubrió que varios vecinos habían sido víctimas del nazismo. La información publicada en el BOE incluye a tres nacidos en esta localidad.

Esta organización trabaja desde hace años para dar visibilidad a las víctimas españolas del nazismo. "Llevamos años depurando los datos que tenemos, contrastándolos con diversas fuentes, y actualmente tenemos cuantificados 5.121 españoles fallecidos en los diversos campos", explica. De ellos, 650 eran aragoneses; una cifra ligeramente superior a la publicada en el Boletín Oficial del Estado, pero que tendría su explicación en el número de campos analizados. El Ministerio de Justicia se ha centrado en las actas provenientes casi exclusivamente de Mauthausen; mientras que Amical cuantifica todos los existentes. 

Estas discrepancias no empañan la importancia que tiene el reconocimiento realizado por el Gobierno: «Lo valoramos muy positivamente.  Es una muestra de la voluntad política y supone el primer reconocimiento a las víctimas del nazismo”, recalca. Al mismo tiempo, aprecia la sinceridad del Gobierno al ser “conscientes de que los datos ofrecidos pueden corregirse y ampliarse en el futuro”. De hecho, la asociación Amical y el Ministerio de Justicia trabajan conjuntamente en la futura publicación de una página web en la que se tendrá acceso a “datos muy básicos de los más de 5.000 fallecidos”. En concreto, tienen previsto que empiece a funcionar a finales de este mes o principios del siguiente.

Actualmente, en Aragón ya no queda ningún superviviente de los campos de concentración nazis. Al menos, que se constancia. Elías González fue el último. Natural de Altorricón (Huesca) falleció el 7 de enero de 2017 en su casa de Lazarret (Francia). González. Al igual que muchos de los liberados tras el 5 de mayo de 1945, se quedó a vivir en el país vecino como apártida. Solo 24 horas antes de aquel 7 de enero, murió otro de los supervivientes: José Alcubierre. Originario de otro municipio oscense, Tardienta, había compartido con González hasta el convoy en el que llegaron al campo de exterminio.

De los 650 aragoneses que fallecieron en campos de concentración nazis, 591 lo hicieron en Mauthausen o en alguno de sus campos dependientes como el de Gusen. De hecho, en este último murieron 480 personas nacidas en la comunidad aragonesa. Por su parte, en el castillo de Hartheim, dependiente también de Mauthausen, fueron asesinados en la cámara de gas 44 aragoneses. En Dachau murieron 21 personas; en Flossenburg, 7 y en Buchenwald, 5. El resto fallecieron en otros campos controlados por los nazis. 

Etiquetas
Comentarios