Aragón

Agricultura

No bajar la guardia, la clave para evitar el fuego

Los agentes implicados en la campaña del cereal insisten en la importancia de prevenir para frenar los incendios, que este año están por debajo de la media histórica.

INCENDIO  CAMPOS DE CEREAL / UNDUES Y SOS DEL REY CATOLICO / 4-07-04 / FOTO: JUAN CARLOS ARCOS 74AC0188.jpg
Imagen de archivo de un campo quemado, en plena época de recogida de la cosecha.
Heraldo.es

Prevención. Esta es la palabra que más se repite estos días en los campos aragoneses, donde todavía están pendientes de recoger parte de la cosecha de cereal, y también en los despachos de la Administración Pública y de los sindicatos agrarios, donde insisten en la importancia de cuidar al detalle la maquinaria y de ser muy prudentes a la hora de acometer los trabajos en unas jornadas en las que las altas temperaturas pueden desembocar en incendios.

A fecha de hoy, los datos indican que el número de incendios registrados está por debajo de la media histórica del periodo 2011 -2018, pero la preocupación sigue latente. Hasta el 9 de julio, se han registrado 247 incendios que han afectado a una superficie de 583 hectáreas, y un área arbolada de 207 hectáreas, según datos facilitados por el Departamento de Gestión Forestal del Gobierno de Aragón.

«Muchos de estos incendios están todavía en fase de investigación, por lo que no podemos decir si su origen está en el uso de maquinaria agrícola en los campos afectados. Por eso queremos seguir insistiendo en la prevención. Comprendemos y entendemos que las labores de recolección hay que hacerlas en esta época del año, pero siempre pedimos a los agricultores y ganaderos que extremen las medidas de seguridad en los días en los que las condiciones meteorológicas sean más extremas», matiza Ángel Berzosa, director general de Gestión Forestal de la DGA.

Desde el Ejecutivo aragonés recuerdan la importancia de la prevención y, por ello, a lo largo del año ponen todas las herramientas a su alcance para dar formación a diferentes colectivos, entre otros trabajadores del medio rural, con el fin de evitar los incendios derivados de causas relacionadas con el trabajo agrícola. «En la última legislatura se ha incrementado el número de charlas y cursos donde se ofrecen consejos y recomendaciones para evitar posibles incendios», indica Berzosa.

Según los datos del ‘Avance estadístico de incendios forestales’, con fecha de 30 de junio de 2019, las quemas agrícolas suponen cerca del 60% de las negligencias y causas accidentales que provocan incendios en Aragón, seguidas del uso de máquinas, que ronda el 20% de las incidencias.

Pocas incidencias

Desde UAGA, su secretario general, José Mª Alcubierre, también insiste en la importancia de la prevención y la autorregulación por parte de los trabajadores del campo, a la vez que les agradece su buen trabajo en plena ola de calor. «Han actuado como unos auténticos profesionales, realizado las labores propias de la campaña de recogida del cereal sin apenas incidencias. En estos días de cosecha nos jugamos el trabajo de todo un año en unos segundos y los agricultores somos los primeros interesados en apostar por la seguridad y hacer las cosas bien», indica Alcubierre.

En este sentido, el secretario general de UAGA ahonda en la importancia de seguir todas las recomendaciones a la hora de cosechar, priorizando en aspectos relacionados con el mantenimiento y las revisiones periódicas de las máquinas, el establecimiento de los correctos perímetros de seguridad y la vigilancia del estado de los campos, sobre todo en días donde las temperaturas sean extremas. «No hay que demonizar a los agricultores porque, no solo en verano, sino el resto del año, somos los que más intentamos cuidar y respetar el terreno que nos rodea y que es nuestra fuente de vida y recursos», concluye.

Etiquetas
Comentarios