Despliega el menú
Aragón

ganadería

Un decálogo de propuestas para frenar la peste porcina

La organización agraria COAG, en la que se integra la aragonesa UAGA, solicita al Ministerio que endurezca las medidas para evitar el contagio de PPA entre el ganado español.

Granja de cerdos en Orrios que ha realizado obras para adecuarla a la directiva de bienestar animal. Foto Antonio Garcia/Bykofoto. 06-11-13
Ejemplares de ganado porcino de una explotación de la provincia turolense.
Antonio García

Hace unos días Juan José Badiola, presidente del Consejo General de Colegios de Veterinarios de España y catedrático de Patología animal de la Universidad de Zaragoza, alertaba de que la peste porcina y la fiebre aftosa eran las dos «grandes amenazas» de la sanidad animal en España. Y advertía de que si llegaran hasta territorio español supondrían una «gran catástrofe económica» para el país. De este peligro son más que conscientes los ganaderos y las organizaciones agrarias que los representan. Y por eso COAG, de la que forma parte la aragonesa UAGA, ha presentando ante el Ministerio de Agricultura este decálogo de medidas preventivas frente a la peste porcina africana (PPA):

1. Coordinar una estrategia de gran alcance con las principales comunidades autónomas productoras de porcino, que tienen las competencias en sanidad agropecuaria. La Interprofesional (Interporc) es una herramienta para trabajar en prevención y coordinación, como en labores de comunicación al sector.

2. Extremar las medidas y requerimientos de bioseguridad en las explotaciones ganaderas, con criterios homogéneos en todo el territorio. Es fundamental exigir el 100% de cumplimiento de estas medidas. En la actualidad, un 30% de las explotaciones no tienen aún implementados vallas perimetrales exteriores que eviten la cercanía de animales salvajes en las inmediaciones.

3. Mejorar la limpieza y desinfección de los vehículos de transporte de animales a la salida de los mataderos. Estos vehículos se desplazan por todo el territorio español, entrando a las diferentes granjas, por lo que en el que caso de que se produjera un posible foco de la enfermedad el riesgo de difusión sería muy elevado.

4. Los mataderos deben contar con su propio centro de limpieza y desinfección de vehículos con personal especializado y formado en esta tarea. No es correcto que sea el propio conductor del camión el que se encargue de esta labor.

5. Reforzar el control de entrada en frontera, especialmente en Cataluña, Aragón, Navarra y País Vasco. Solicitar la documentación de bienestar animal a todos los camiones que entren con lechones y terneros, especialmente procedentes de países positivos en PPA. En 2018 entraron a nuestro país 1,8 millones de lechones y en lo que va de año cerca de 200.000 al mes.

6. Evitar la entrada de alimentos en las fronteras, sobre todo de destinos provenientes de países con casos de peste confirmada. No solo en aeropuertos, también en puertos y carretera, con coordinación y / o participación de cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado.

7. Reforzar estos controles, especialmente en verano, donde el movimiento en aeropuertos es mayor y con los trabajadores que vienen a España procedentes de países del este de Europa, para evitar la entrada de alimentos sin transformar.

8. Es importante la gestión de la población de jabalíes, que en España constituyen ya una verdadera plaga. Crear grupos de trabajo regionales especializados que analicen la situación en cada zona y las medidas a tomar para regular de una manera eficaz la población de estos animales, uno de los grandes focos de transmisión.

9. Se debe avanzar en las negociaciones con terceros países para reconozcan el sistema de regionalización de la UE puesto en marcha para controlar la propagación de la peste porcina africana. Este reconocimiento permitiría evitar perturbaciones del mercado en el caso de un brote de la enfermedad.

10. Las medidas propuestas deben estar bien dotadas a nivel económico y humano para que se puedan ejecutar al 100% y con el mayor grado de eficacia posible, tanto a nivel de administración estatal como autonómico.

"Estamos preocupados, en especial por los focos de Rumanía"

Aragón es la primera productora de porcino de España, por lo que no extraña que la inquietud por la posible llegada de la peste porcina al país cunda entre los ganaderos de la Comunidad. "Hay bastante preocupación", señala Daniel Quílez, responsable del sector porcino de UAGA. Quílez detalla que la enfermedad se ve todavía lejos si se piensa en la frontera franco belga en la que han aparecidos brotes de PPA en jabalíes. Sin embargo, y aunque la distincia es mayor, la alarma llega de Rumanía «porque hay focos en porcino doméstico totalmente descontrolados», explica. El riego en este caso es mayor porque, como detalla el representante empresarial, son los humanos -y hay mucho movimiento entre ambos países, los que podrían transmitir esta peste animal. "Si un persona come jamón de un cerdo infectado a él no va a pasarle nada, pero si echa las sobras a los animales pueden contigiarse", explica Quílez, que insiste en que importancia que para Aragón tendría que China acepte la regionalización establecida por la UE

- Ir al suplemento Heraldo del Campo

Etiquetas
Comentarios