Despliega el menú
Aragón

infraestructuras

La A-21 suma este jueves 9 kilómetros con la apertura del tramo Jaca-Santa Cilia

La autovía que une Jaca y Navarra también estrenará este año otros 7,2 kilómetros entre Santa Cilia y Puente la Reina, pero su conclusión sigue sin fecha.

Imagen que presentaba hace tres meses el tramo Jaca-Santa Cilia de la A-21 que se pone este jueves en servicio
Imagen que presentaba hace tres meses el tramo Jaca-Santa Cilia de la A-21 que se pone este jueves en servicio
Laura Zamboraín

El ministro de Fomento en funciones, José Luis Ábalos, vuelve este jueves al Alto Aragón para inaugurar un nuevo tramo de la A-21, la autovía proyectada para unir Jaca y Pamplona. Los usuarios podrán circular ya por el nuevo trazado desdoblado, los 9 kilómetros entre Jaca y Santa Cilia, que facilitará los accesos a la capital de la Jacetania a los turistas navarros y vascos, para lo que ha hecho falta una inversión de casi 89 millones de euros.

A la puesta en servicio del tramo se sumará antes de que finalice el año otro de los puntos de la autovía cuyas obras están muy avanzadas. Se trata de los 7,2 kilómetros situados a continuación, entre Santa Cilia y Puente La Reina, uno de los puntos que más vicisitudes ha sufrido de la autovía por los parones que ha sufrido su construcción.

El presidente aragonés, Javier Lambán, y el consejero de Vertebración del Territorio, José Luis Soro, acudirán al acto y podrán dar fe de la marcha de los trabajos, aunque seguirán sin tener una fecha fehaciente para ver concluida la A-21. De hecho, el Ministerio de Fomento mantiene en un cajón el proyecto del tramo Puente La Reina y Fago, que lleva tiempo a la espera de que haya voluntad política para sacar a concurso finalmente su construcción.

En el mejor de los casos, aún habrá que esperar unos cuatro años para concluir esta vía rápida que dispondrá únicamente en servicio en Aragón a partir de este jueves cinco de sus nueve tramos. Es decir, 24 de los 57,6 kilómetros que discurren por las provincias de Huesca y Zaragoza, mientras los 45,5 kilómetros del sector de Navarra lleva seis años en servicio.

Las máquinas también están trabajando entre Tiermas y Sigüés y si no hay nuevos contratiempos, deberían abrirse sus 6,57 kilómetros al tráfico en 2022. Mientas los casi 20 kilómetros que suman los tramos pendientes de licitar, Puente La Reina-Fago y la variante de Jaca, disponen de partida presupuestaria, sin que se llegue a utilizar.

Etiquetas
Comentarios