Aragón

aragón

Los delitos por maltrato o abandono de animales aumentaron un 10% en 2018

También se incrementaron las infracciones administrativas y el número de avisos.

Los agentes del Seprona hallaron en febrero de este año en un criadero ilegal de El Burgo de Ebro cinco perros muertos y siete en pésimo estado.
Los agentes del Seprona hallaron en febrero de este año en un criadero ilegal de El Burgo de Ebro cinco perros muertos y siete en pésimo estado.
J. Lisbona

Los delitos por maltrato o abandono de animales domésticos aumentaron un 10% en Aragón en 2018. Las estadísticas del Ministerio del Interior revelan que en la Comunidad se registraron 55 infracciones penales. La mayoría –hasta un 58,1% según los datos oficiales–, se cometieron en la provincia de Zaragoza, la única que, curiosamente, mejoró sus cifras respecto a 2017. En la capital se contabilizaron hasta 32 delitos, dos menos que un año antes, pero tres más que en 2016.

Todos ellos, de acuerdo con el Gobierno central, fueron por maltrato. En el caso de Huesca hubo cuatro por este motivo y nueve por abandono. En total, la provincia experimentó un incremento del 62% respecto al año anterior, mientras que en Teruel, el aumento fue del 25%, pasando de ocho delitos a los diez de 2018.

Melchor Romanos, guardia civil del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona), explica que estos procesos penales obedecen "a las conductas más graves y alarmantes" que, en los casos de maltrato, "pueden conllevar la muerte del animal". "Hablamos de pérdidas de sentidos o, por ejemplo, de palizas que provocan la inutilidad de un ojo", asevera.

Romanos, que recientemente participó en una charla organizada por el Colegio de Abogados de Zaragoza a este respecto, afirma que la mayor parte de los casos se centran en perros, gatos y caballos. El proceso penal, recalca, es "muchísimo más gravoso", ya que conlleva la detención del acusado, la lectura de derechos, su estancia en el calabozo... Si la persona en cuestión no tiene antecedentes, suele terminar con lo que se conoce como una "multa penal". Lo importante, de acuerdo con este guardia civil, es que se crean unos antecedentes que, en caso de reincidencia, podrían conllevar penas de cárcel. "No hay que dejar pasar el primer delito", dice.

Uno de los peores casos de estos últimos años, expone Romanos, fue el que obligó a abrir una investigación al propietario de un criadero ilegal de El Burgo de Ebro. "Era una persona que ya había sido denunciada hace dos o tres años. Pero lejos de mejorar, la situación empeoró. Al acceder a la finca vimos a los animales en un estado terrible. Estaban delgados, habían perdido órganos y tenían enfermedades", recuerda.

La operación, en la que se hallaron cinco perros muertos y siete en pésimo estado, se produjo a finales de febrero de este año. El juicio todavía no se ha celebrado.

Una curva ascendente

A los más de 160 delitos registrados en los últimos tres años en la Comunidad hay que sumar las infracciones administrativas, mucho más habituales. Solo en Zaragoza, el Seprona contabilizó 2.019 durante el pasado ejercicio, cifra que representa un 34% de las cursadas en materia de medioambiente.

Estos datos, cuenta Romanos, reflejan que "pese a la falta de medios, se reciben muchísimos más avisos". "La curva de comunicaciones es ascendente", detalla. También obedece a que "hay individuos que son reincidentes".

Daniel Llorens, vicepresidente de la Sociedad Canina de Aragón, admite que este es "un problema generalizado". "Ocurre, sobre todo, con los animales regalados. Muchos se terminan abandonando o no se tienen en condiciones. Al no tener ilusión, no los cuidan", afirma. Lo importante, resaltan desde el colectivo, es garantizar que se cumpla la ley y se impongan las penas estipuladas. "Cualquier tipo de maltrato es inaceptable", aseguran.

A nivel nacional, el número de procedimientos judiciales iniciados va en aumento y el de sentencias condenatorias por estos delitos se ha duplicado en tres años, según explica Gema Calahorra, abogada del Colegio y vicepresidenta de la Sección de Defensa de los Derechos de los Animales. En 2017, último ejercicio del que se tienen datos, fueron 163, mientras que en 2015 supusieron apenas 68.

Etiquetas
Comentarios