Despliega el menú
Aragón

premio Henneo

Alfonso Soláns: "Equivocarse no importa si rectificas a tiempo"

«El mundo del descanso cambiará mucho en los próximos años». Lo dice Alfonso Soláns, presidente de Pikolin, empresa aragonesa que vende 1,8 millones de colchones al año

Alfonso Soláns
Alfonso Soláns
MAITE SANTONJA / BIQUBICA

El premio HENNEO es...

Una grandísima sorpresa, la verdad. Todos los años asisto a la entrega de los premios y jamás se me hubiera pasado por la cabeza que me lo concederían a mí. Y, al mismo tiempo, es un motivo de satisfacción, alegría y orgullo.

Se lo conceden por su trayectoria empresarial. ¿Qué salud tiene Pikolin?

Está fuerte, mirando lo que queda de 2019 con confianza, aunque fuera de España hemos tenido que resolver situaciones complicadas y, dentro de nuestro país, el consumo de los hogares no llega a remontar.

La suya es una empresa familiar, en la que se recuerda mucho la figura de su padre.

Su espíritu prevalecerá siempre, aunque adaptándose a los nuevos tiempos. El carácter de empresa familiar nunca desaparecerá de Pikolin. Mis hijos ya se han incorporado a la empresa y cuento con que dentro de 25 años estén también mis nietas.

Familiar en el planteamiento, pero internacional. Producen 1,8 millones de colchones al año y los venden en tres continentes. Usted apostó por la expansión.

Para que una empresa se expanda tiene primero que haber sido creada. Por eso es fundamental el papel de mi padre, que cumplió su etapa y que ya creó Pikolin pensando en su larga duración. Yo seguí apostando por crecer. Fuimos a Portugal, luego a Francia, el sureste asiático, Brasil... Con Pardo, una compañía más pequeña que fabrica camas de hospital, estamos de verdad en los cinco continentes.

No en todos los sitios se duerme igual.

Ni en todas las épocas del año, porque con calor se duerme menos. En Asia, eso sí, gusta mucho la cama muy dura. Veremos qué pasa en el siglo XXII. Igual dormimos todos en una cápsula.

...que fabricará Pikolin.

Ahí estaremos. El mundo del descanso cambiará mucho en los próximos años. Nosotros invertimos mucho, dentro y fuera de la propia empresa, para saber qué podemos hacer para que el usuario de uno de nuestros colchones pueda descansar mejor. Pronto llegará la segunda generación de nuestro colchón inteligente, el Pikolin Smartpik. Todo el mundo duerme, pero no siempre descansa. Y nosotros queremos ayudar a descansar.

¿Alguna vez se ha equivocado?

Claro, lo importante es saber rectificar a tiempo: equivocarse pocas veces y con poca trascendencia.

Dentro de 20 años Pikolin...

Seguirá donde está. Las instalaciones que tenemos en Plaza nos permiten aumentar la capacidad de producción. Seguirá siendo una gran marca con grandes productos. Y seguramente habrá aumentado nuestra presencia en América.

Etiquetas
Comentarios