Aragón

Aragón

El IASS fija los precios para concertar cuatro servicios de atención a menores extranjeros no acompañados

La gran afluencia de menas en el último año llevó a firmar varios contratos de emergencia para la apertura de dispositivos específicos y la puesta en marcha de servicios para su atención.

La estación de autobuses es la principal vía de llegada de los 'menas' a la capital aragonesa.
La estación de autobuses es la principal vía de llegada de los 'menas' a la capital aragonesa.
Aránzazu Navarro.

La constante llegada a Aragón de menores extranjeros no acompañados (menas) desde finales de 2017 ha obligado hasta ahora a la firma de cuatro contratos de emergencia para la apertura de dispositivos específicos y la puesta en marcha de servicios para su atención. Cuatro contratos que deben concertarse durante este año 2019 y que saldrán en breve a convocatoria pública. Por eso, el IASS ha fijado los precios que abonará la Comunidad por cada una de estas plazas concertadas en función de su tipología.

Hasta ahora, existía un acuerdo marco enfocado a atender las necesidades detectadas en (todos) los menores en la Comunidad y, de hecho, en los últimos años se ha venido haciendo un esfuerzo para incrementar el número de plazas de acogida y flexibilizar el acceso a ellas.

Pero desde el año 2017 se ha precipitado la llegada de menas y, de los cuatro expedientes de protección iniciados en el año 2015, se pasó a los 26 en 2016, a los 40 en 2017 y de repente, a los 230 expedientes abiertos a 31 de diciembre de 2018 y a los 250 en mayo de este año.

En un principio se iba atendiendo a estos menores mediante los recursos ya existentes pero, al final, la Mesa Técnica del Sistema de Atención a la Infancia y Adolescencia de Aragón llegó a la conclusión de que había que crear recursos más especializados y diversificados para dar respuesta a sus necesidades.

Como la "llegada" de estos menores extranjeros no acompañados estaba "desbordando las capacidades de atención" del Sistema de Protección a la Infancia, especialmente de los centros ubicados en Zaragoza, y además se trata de una infancia "en grave riesgo y con necesidades específicas muy determinadas que hay que abordar con rapidez y de forma integral", el Gobierno de Aragón ha tenido que ir sacando contratos de emergencia para poder atenderles.

"Los informes y análisis advierten de que no se trata de una situación coyuntural, sino de un fenómeno migratorio que se convertirá en estructural en los próximos años. Es por ello que será necesario diseñar e implementar recursos residenciales que, más allá de la situación actual de urgencia, garanticen adecuadamente la capacidad del sistema de protección de atender a más largo plazo las necesidades de la población migrante menor de edad que viaja sola y que llega a nuestro territorio", advertía ya el departamento de Ciudadanía y Derechos Sociales en un orden publicada en el verano del año pasado.

Por eso, entre los cuatro servicios específicamente para menas que saldrán a convocatoria pública, tres son de tres tipologías de alojamiento adaptados a tres situaciones diferentes: la de los menores en situación de desamparo que necesitan una atención inmediata, la de los que están cerca de cumplir (o incluso ya superan) los 18 años de edad y requieren de un itinerario más enfocado hacia la autonomía personal, y la de los que arrastran trastornos de conducta. Por los dos primeros tipos, el IASS abonará a las entidades que los gestionen 75 euros diarios por cada plaza ocupada y en el tercero de los casos la cifra asciende a los 120 euros diarios.

Además, también se va a concertar el servicio de intermediación para la documentación de los menas por un precio de 10.000 euros al mes.

Etiquetas
Comentarios