Aragón

Adif ratifica la adjudicación de dos contratos de la línea Zaragoza-Teruel-Sagunto, por más de 47 millones

La principal actuación consiste en la renovación integral de la infraestructura y la vía para dotar a la línea de una nueva superestructura. Además, se conseguirán otros beneficios para los servicios comerciales de viajeros y los tráficos de mercancías.

El Gobierno se ha comprometido a mejorar la línea Zaragoza-Sagunto con una inyección de 386 millones, pero su conversión en un corredor de altas prestaciones  no ha pasado de un estudio informativo que se remonta a hace una década.
Estación de Teruel.
Antonio Garcia/Bykofoto

El Consejo de Administración de Adif ha ratificado en su última reunión las resoluciones de adjudicación de dos nuevos contratos, con una inversión global superior a los 47,32 millones de euros (IVA incluido), para avanzar en la ejecución de las actuaciones previstas en el Plan Director de la línea Zaragoza-Teruel-Sagunto.

Estas actuaciones se inscriben en el desarrollo del Corredor Cantábrico-Mediterráneo, un eje prioritario que ha sido incluido recientemente en la Red Transeuropea de Transportes.

El primero de los contratos adjudicados consiste en la adecuación de vía e infraestructura del tramo Sagunto-Teruel y de actuaciones singulares en el tramo Teruel-Zaragoza, para el fomento del tráfico de mercancías.

Esta actuación ha sido adjudicada a la empresa Rover Rail con un presupuesto de ejecución de obra de 27.555.276,46 millones de euros (IVA incluido).

El plazo de ejecución estimado es de 22 meses y la primera fase de las obras se llevará a cabo coincidiendo con el periodo extraordinario de interrupción del tráfico ferroviario entre Zaragoza y Sagunto previsto a partir de principios del próximo mes de julio hasta inicios de otoño.

Actuaciones

Las principales actuaciones consisten en la renovación integral de la infraestructura y la vía para dotar a la línea de una nueva superestructura --carril, traviesas y balasto-- de mayor solidez, robustez y durabilidad con el fin de optimizar sus parámetros geométricos y sus condiciones de disponibilidad, eficacia, confort y fiabilidad, lo que contribuirá a incrementar la vida útil de las instalaciones, disminuir las necesidades de mantenimiento y reducir la probabilidad de incidencias que afecten al servicio.

Además, se conseguirán otros beneficios para los servicios comerciales de viajeros y los tráficos de mercancías al aumentarse la capacidad y flexibilidad de la explotación y reducirse los tiempos de viaje.

De este modo, se actuará en diferentes puntos de los 130 kilómetros del tramo Teruel-Sagunto mediante la detección y renovación del armamento de vía con carril y traviesas de mayor robustez, el tratamiento de la capa de balasto, la adecuación de parámetros geométricos en el actual trazado y la colocación de nuevos aparatos de vía.

Además, se llevarán a cabo actuaciones en dos terraplenes situados entre Teruel y Caminreal que redundará en la eliminación de dos limitaciones temporales de velocidad existentes actualmente, con el consiguiente beneficio que representa el aumento de la velocidad y la reducción de los tiempos de viaje.

Suministro de 215.000 traviesas

Asimismo, el Consejo de Administración de Adif ha ratificado la adjudicación del contrato de suministro de 215.000 traviesas polivalentes para la renovación de vía entre las estaciones de Cariñena y Sagunto.

Este contrato, se ha dividido en tres lotes y el presupuesto total de adjudicación asciende a 19.765.325,8 euros, IVA incluido.

El lote 1, que comprende el trayecto Cariñena-Ferreruela-Teruel-La Puebla de Valverde para el que se prevé el suministro de 76.000 traviesas, ha sido adjudicado a la empresa Travipos por un importe de 6.987.846,8 euros, IVA incluido.

Por su parte, el lote 2, adjudicado a la compañía Andaluza de Traviesas con un presupuesto de 6.247.956 euros, IVA incluido, prevé el suministro de 68.000 unidades para el tramo La Puebla de Valverde-Barracas.

El tercer lote, adjudicado a la empresa Drace Infraestructuras, tiene un presupuesto de 6.529.523 euros, IVA incluido, y contempla el suministro de 71.000 traviesas entre Barracas, Navajas y Estivella.

Las operaciones consistirán en la fabricación de estos elementos de la superestructura de vía, la colocación de las sujeciones, el acopio en fábrica, la carga y transporte hasta su descarga en la zona de las obras de forma previa a su colocación en la vía.

Plan director

Estas actuaciones se enmarcan en el plan de inversiones comprometido para asegurar la competitividad de esta línea como eje estratégico del Corredor Cantábrico-Mediterráneo.

Este Plan Director, con un horizonte temporal de ejecución hasta 2022-2023, representa una inversión global de 386,6 millones de euros y tiene como objetivo mejorar de forma significativa el estado de la infraestructura actual para permitir seguir potenciando este tramo del Corredor Cantábrico-Mediterráneo, especialmente para el tráfico de mercancías, facilitando las conexiones ferroportuarias y con centros logísticos en este eje ferroviario estratégico, de gran importancia al discurrir por territorios que representan el 21 por ciento del PIB del Estado.

Una vez completado todo el Plan, la línea dispondrá de una mayor capacidad de tráficos, se reducirá de forma sustancial los tiempos de viaje tanto para los viajeros como para las mercancías,

Además, mejorará la competitividad de los servicios de carga, incrementará la velocidad máxima de circulación, aumentará la eficiencia en el transporte, podrá incorporar trenes eléctricos, ofrecerá mejores parámetros de seguridad, fiabilidad y confort, reducirá la probabilidad de incidencias y se convertirá en plenamente interoperable con los corredores Atlántico y Mediterráneo.

Estas actuaciones podrán ser cofinanciadas por el Mecanismo "Conectar Europa" (CEF), ha informado Adif en una nota de prensa.

Etiquetas
Comentarios