Aragón

VOX exige "no ser apartados" y estar presente en la negociación para apoyar al bloque de centro derecha en Aragón

Santiago Morón ha reclamado que se articule una "mesa de negociación".

Santiago Morón durante el debate para la presidencia del Gobierno de Aragón.
Santiago Morón en una imagen de archivo
Toni Galán

Sentarse en la mesa de negociaciones y no estar "apartados" son las condiciones que ha fijado este jueves Vox para apoyar al bloque de centro derecha en una investidura tanto en el Gobierno de Aragón como en el Ayuntamiento de Zaragoza.

En una rueda de prensa en su sede en la capital aragonesa, el diputado electo de Vox en las Cortes de Aragón, Santiago Morón, y el futuro concejal en Zaragoza Julio Calvo han aclarado que no pueden apoyar algo de lo que no han sido "partícipes", por lo que, si Cs se niega a negociar con ellos, no respaldarían al Gobierno que surja del pacto "casi al cien por cien".

En este sentido, Morón ha manifestado su intención de "llegar a buen puerto" con una "voluntad dialogante" para conseguir formar un Gobierno liberal conservador, en el que no exigen necesariamente "ocupar sillones", abriendo la posibilidad de apoyar una investidura sin formar parte del Ejecutivo.

Si por el contrario son apartados de las negociaciones que ya han comenzado entre PP y Cs para un pacto en el que necesitan su apoyo, lo considerarán como un "menosprecio e insulto" a su programa.

De hecho, el diputado electo por Vox ha asegurado que no van a aceptar "estar fuera de esa negociación y luego tener que votar".

En cuanto al primer paso del PP y de Cs para un pacto aragonés, Vox ha considerado que el decálogo presentado por la formación naranja tiene "puntos muy generales" con los que sería "muy fácil" poder llegar a acuerdos.

Sobre este documento, en el que se establecen las condiciones de Cs para los pactos municipales y autonómicos en toda España, (entre ellas la defensa del Estado de las Autonomías y de los derechos LGTBI), Morón ha defendido que, a pesar de disentir en algunos aspectos, "a veces es cuestión de poner la coma en un sitio o en otro".

El representante de Vox ha reconocido que todavía no ha sido llamado a dialogar formalmente por el candidato a la presidencia de Aragón del PP, Luis María Beamonte, ni por el de Cs, Daniel Pérez Calvo, aunque sí que ha recibido llamadas telefónicas de ambos.

Y en concreto, en la que mantuvo con el líder de Cs, éste quiso transmitirle que con su utilización en unas declaraciones a los medios de comunicación de la expresión "incompatibilidad genética" de ambas formaciones para pactar se pudo dar lugar a "malentendidos".

En este sentido, ha concretado que tras esta conversación telefónica él interpretó que habría posibilidades de llegar a acuerdos con la formación naranja, razón por la que ahora emplazan al bloque a dialogar.

Y ha lanzado un mensaje a Cs que, de momento, no se plantea negociar con ellos: "Yo espero que cambien de parecer y entiendan que en democracia lo correcto es sentarse a la mesa y hablar".

En cuanto a su compatibilidad con el programa del PAR, invitado a sumarse al pacto PP-Cs, Morón ha reconocido que algunos aspectos les separan de "forma radical", pero que en otras cuestiones "podría haber un perfecto acuerdo".

Y tal y como han concretado los representantes de Vox la misma premisa negociadora estará presente en el Ayuntamiento de Zaragoza.

Para el que será concejal en esta institución, Julio Calvo, reeditar lo que ya se conoce como la "foto de Colón" en el Ayuntamiento de Zaragoza (en referencia a un pacto PP-Cs-Vox) es algo "absolutamente digno".

"Los que aparecemos somos totalmente democráticos y respetables y pediría al PP y a Cs que no se avergüencen de esa foto", ha concluido Calvo, quien se ha mostrado dispuesto al diálogo con estas dos formaciones también en el consistorio zaragozano.

Etiquetas
Comentarios