Despliega el menú
Aragón

opinion

El sueño continúa 

El equipo Tecnyconta llega a las semifinales de la Liga de ACB contra el Barça después de derrotar al Baskonia, que tiene un presupuesto cinco veces superior al aragonés.  

Los jugadores del Tecnyconta Zaragoza celebran el triunfo ante el Baskonia, en el segundo partido de la eliminatoria.
Los jugadores del Tecnyconta Zaragoza celebran el triunfo ante el Baskonia, en el segundo partido de la eliminatoria.
Oliver Duch

A las 12.30 del domingo no había muchos zaragozanos durmiendo. Unos 10.000 se congregaron en el pabellón Príncipe Felipe para conjurarse si era posible el sueño del equipo de baloncesto Tecnyconta, un modesto con un presupuesto de tres millones, de ganar al todopoderoso Baskonia, que atesora 16 millones y casi llegó al ‘play off’ de la Euroliga que se jugó este año en Vitoria. Los aficionados de la marea roja querían que David venciera a Goliat porque habían dado la gran sorpresa de vencer en el Buesa Arena, pero eso solo ocurre en las historias bíblicas. Y la gente se miraba unos a otros alucinados cuando el sueño se cumplía en el primer cuarto al ver que habían quedado 26 a 9. Pronto se volvió a la realidad cuando los poderosos ganaron los dos cuartos siguientes y empezaron por delante el último cuarto (49-55).

El eslogan de la cancha de Zaragoza es que nunca se rinden y la pancarta se desplegó. Cuando regresó a la cancha el pívot cubano Javier Justiz hiló tres canastas seguidas y resucitó el espíritu del equipo con un 57-58 a falta de 6,38 minutos, dejando tocada la nave alavesa en la pintura. Lo siguieron el canterano aragonés Carlos Alocén, el lituano Renaldas Situanis, que ayuda y educa al joven en la pista, el montengrino Nemanja Radovic, que fue el mejor, y hasta el nigeriano Stan Okoye, no abandonaron la victoria desde el 60-58 a 4,21 minutos. Se lo creyó este grupo entrenado por Porfirio Fisac y llevaron en su nube de las semifinales a los maños que revivieron el 2012-2013 con José Luis Abós. «El sueño continúa», me dijo un jugador muy involucrado en el grupo. Y lo creo.

Etiquetas
Comentarios