Despliega el menú
Aragón

las negociaciones en aragón

Daniel Pérez: "No contemplamos otra posibilidad que un pacto de centroderecha"

El candidato de Cs a la DGA, Daniel Pérez Calvo, insiste en que Lambán debe desmarcarse de Sánchez para plantear la opción de negociar,que lidera Madrid.

El candidato de Ciudadanos al Gobierno de Aragón, Daniel Pérez Calvo, ha dado su opinión tras las elecciones autonómicas. Con los resultados obtenidos, la agrupación naranja tiene que plantearse en este momento los posibles pactos.

Villegas considera "normal" pactar con el PP. ¿Lo comparte?

Es obvio que estamos más cerca en cuanto a planteamientos de programa y propuestas del PP.

En el PAR no les dan muchas opciones. Sus tres votos son cruciales y descartan un pacto de derechas que dependa de Vox.

Respeto las valoraciones de Arturo Aliaga, pero estamos en el inicio de las negociaciones. Estoy absolutamente convencido de que la opción de centroderecha por la que apuesta Cs tiene muchísimos más puntos de encuentro que de desencuentro.

Aliaga lo descarta.

Yo esperaría. Es muy pronto para sacar conclusiones. Si algo ha demostrado el PAR es que es un partido de pactos. Y con todo el respeto a Vox, el escenario en el que trabajamos es un acuerdo de centroderecha con PP y PAR, un gobierno en minoría sin la presencia ni pactos con Vox. Otra cosa es que, llegado el momento, Vox tendrá que elegir.

Insisto. Aliaga no quiere formar parte de un gobierno que dependa del voto de Vox.

Es su opinión, pero insisto en que aún no hemos empezado a hablar, no hay una propuesta concreta y cuento con el PAR para formar parte de ese gobierno.

¿Exigirá la Presidencia como condición sine qua non para un acuerdo de centroderecha?

Aquí no hay un ‘lo tomas o lo dejas’. Exponemos algo sensato, la posibilidad de que en un gran pacto de gobierno de centroderecha la persona que lo lidere pueda aportar el perfil idóneo para capitanear ese proyecto, legitimado por un éxito colectivo.

¿Y ese perfil es el suyo?

Obviamente, yo he sido el que ha liderado y el cabeza de lista en una propuesta de Ciudadanos que ha obtenido un respaldo un 140% superior al de hace cuatro años. Los números en Zaragoza indican que estamos de tú a tú con el PP para poder pedir la Presidencia.

¿Y se ve en un escenario con PSOE y PAR como apunta Aliaga?

Nuestra opción pasa por un acuerdo de centroderecha. No contemplamos otra posibilidad.

Si desde el punto de vista programático están más cerca del PP. ¿Es factible un acuerdo con el PSOE?

No sería imposible entendernos. Pero no vamos a hablar si previamente no hay un desmarque claro y rotundo del PSOE aragonés de lo que hoy representa el PSOE de Sánchez.

Lambán ha dado muestras públicas de ello en el pasado. ¿Es suficiente para negociar con él?

Eso hay que actualizarlo.

¿Cómo?

Más claros no hemos podido ser. Pedro Sánchez no tiene ningún reparo en abrazar planteamientos populistas con los que nosotros no vamos ni a la vuelta de la esquina. Y necesitamos saber si Lambán comparte esas tesis. No compartirlas significa decir no claramente a los posicionamientos que Sánchez está avalando de momento.

¿Qué tendría qué hacer?¿Dar una rueda de prensa, firmar una declaración?

No se trata de una ‘performance’. Lo único que tiene que hacer Lambán es ser igual de claro que en otras ocasiones.

¿Es partidario de un pacto global o por instituciones?

Soy partidario de un pacto basado en un proyecto global viendo institución por institución. Cada una tiene una responsabilidad y necesidades concretas. Lo mejor para trabajar durante cuatro años en sintonía política y aunando intereses es tener un pacto global.

¿La negociación de la Presidencia de la DGA estará ligada a la de las Cortes?

No creo en el cambio de cromos. Son dos cargos de enorme importancia y no puede jugarse como quien está repartiendo entradas para la final de la Champions.

¿El futuro institucional de Aragón depende del de Castilla y León, Madrid o Murcia, donde su partido es la llave?

Si fuera así, habría un único comité de negociación en Madrid y no se contaría con los demás para nada. Aquí vamos a tener un reflejo de este comité, en el que habrá un coordinador que escuchará lo que tengamos que decir.

¿Se negociará en Madrid o en Aragón?

Se hará a través del comité nacional. PP y PSOE tienen sus propios comités de pactos a nivel nacional. Si aquí tenemos que hablar con partidos que solo tienen implantación local, esas conversaciones las tendremos aquí. Es una cuestión práctica. No es tanto la forma como el fondo, que es lo que debe pesar.

¿Hasta qué punto va a pesar lo que opine el territorio para cerrar un pacto?

Mucho. No voy a decir todo, pero tendrá un peso fundamental. Saldrá una opinión unánime, compartida al 100% porque este es un partido que piensa y plantea lo mismo en todos los sitios.

¿Le han llamado ya de Madrid para pedir su opinión?

Sí.

¿Qué ha transmitido?

Lo que podamos hablar forma parte del debate interno.

¿Con quién se ve más cómodo gobernando, con Lambán o con Beamonte?

Con Daniel Pérez Calvo en la Presidencia de Aragón.

¿Le han llamado para negociar?

Solo ha habido llamadas de cordialidad y tanteos. Si hay unos comités nacionales de negociación de gobiernos, no tiene sentido que tengamos conversaciones paralelas. Tendríamos el teléfono ‘escacharrao’ y podríamos incurrir en contradicciones que en nada beneficiarían. Lo que estamos haciendo es para los aragoneses, no para ubicarnos nosotros. Si fuera así, lo tendríamos muy fácil, buscaríamos la opción más rápida, cómoda y segura y ya está.

Mantienen diferencias con el PSOE en materia fiscal o educativa. ¿Son insalvables?

Yo creo que no. Hemos conocido otro PSOE en otras épocas. La concertada fue una creación exitosísima de Felipe González para solucionar un problema y lo que no vamos hacer ahora es buscar un problema a una solución, como parece que ha querido hacer el PSOE en esta legislatura, probablemente sometido al dictamen de Podemos.

¿Y en la cuestión fiscal?

Exactamente igual. Solo hay que ver lo que hace la socialdemocracia en Portugal con éxito.

¿Hay más líneas rojas de negociación para Ciudadanos?

Una vez rota la barrera, hoy por hoy infranqueable, para sentarnos a hablar, habría que abordar líneas programáticas. Y posiblemente nos levantaríamos si el señor Lambán planteara que hay que recortar los conciertos educativos o que dijera ‘Donde dije digo, digo Diego’ en relación con el impuesto de Sucesiones.

Etiquetas
Comentarios