Aragón

entrevista

Luis Murillo: "Una cosa es opinar y otra sentirse propietario de la ley”

El letrado del Gobierno de Aragón y escritor acaba de publicar el libro ‘El Derecho no es para tanto, o sí’.

LUIS MURILLO ( JURISTA ) / 24/05/2019 / FOTO : OLIVER DUCH [[[FOTOGRAFOS]]]
Luis Murillo Jaso, en su casa.
Oliver Duch

Sería bueno comenzar diciendo para qué vale la ley.

Es la razón del Derecho. Malo donde no impera la ley. Son reglas, normas establecidas por una autoridad superior para administrar de acuerdo con la justicia.

Me gusta lo que dice. ¿Y desde cuándo muestra usted tanto interés por las leyes?

Desde pequeñito. Nací en Zaragoza, pero soy de Perdiguera. Mi padre era agricultor en el pueblo. Era y es: aún se sigue levantando a las cinco de la mañana. Yo viví allí hasta 5º curso de lo que entonces era EGB. Recuerdo que a esa temprana edad ya fabricaba Constituciones para dárselas a los muñecos. Jugaba con ellas con mis primos. A los 10 años bajé a estudiar a Zaragoza. Concretamente, a Corazonistas.

También se formó en la Universidad de Zaragoza.

Nada más concluir la carrera, me puse a opositar. Soy letrado del Gobierno de Aragón desde 1995.

¿Cuál era su función concreta?

Asesoramiento y defensa en caso de juicio. Comencé en Agricultura. Después, Derecho Local, Contratación y Fundaciones. Y finalmente, el área de Menores.

¿Qué rama le llenó más?

Esta última. Es de la que más he aprendido, de la penal. Recuerdo que iba a verlos al Centro de Reforma. Además, también me he dedicado a formar funcionarios del Grupo A del Gobierno de Aragón, Cortes de Aragón y Ayuntamiento de Zaragoza. En 2005 asumí la dirección de la asesoría jurídica de la Corporación Aragonesa de Radio y Televisión. Posteriormente, desde 2007 fui socio de Cuatrecasas, donde trabajé en áreas como Derecho Mercantil y Fiscal, hasta que tuve que jubilarme por enfermedad.

Le veo sentado en una silla de ruedas, pero fenomenal.

Hoy me encuentro bien. Padezco una enfermedad degenerativa. Primero andaba con alguna dificultad, después tenía que ayudarme del bastón, ahora ya en una silla de ruedas. Además, ya ve que tengo dificultad para hablar.

Pero si habla mejor que yo... Se le entiende perfectamente.

Pese a que los problemas que sufro son cada vez mayores, procuro estar al día en todo lo relativo al Derecho. Incluso me he atrevido a hacer un libro, ‘El Derecho no es para tanto, o sí’.

¿Es para tanto el Derecho?

Es importante, muy importante. El libro está escrito en un lenguaje llano, sencillo, para que lo entiendan las personas no formadas en Derecho.

Se aprecia una visión fresca del Derecho.

Fresca, necesaria y desdramatizada de la compleja realidad jurídica. Ese era el objetivo que me tracé cuando decidí comenzar a escribirlo el 1 de octubre de 2017.

Exactamente el día del referéndum ilegal de Cataluña.

Sí, exactamente ese día.

¿Por qué ese día concreto?

Estaba viendo la tele con mi mujer, Marta. Los dos nos quedamos aterrados con las barbaridades que se decían relativas a la ley. Hablaba la gente en la calle sobre leyes y en su mayoría carecían de la más mínima base jurídica.

La ley de la calle...

Dice bien, la ley de la calle... Que no tiene por qué coincidir con la ley. La ley corresponde al legislador. Una cosa es opinar, que puede opinar todo el mundo, y otra sentirse propietario de la ley.

¿Cómo valora el juicio a los políticos presos?

Todavía se está desarrollando. Confío en la Justicia. Desde luego, los delitos son flagrantes. Ciertamente, es complicado reunir tanta barbaridad jurídica en el llamado ‘procés’.

¿Qué le pareció el juramento o promesa de los diputados de la XIII Legislatura?

A algún diputado solo le faltó jurar su cargo por Snoopy...

Además de serlo, hay que parecerlo...

Cuidado, no se puede jugar con estos asuntos. La ley es básica en todo ordenamiento. También, en el del Estado. España es un gran país. Debemos cuidarlo. Para eso también está la ley.

Etiquetas
Comentarios