Despliega el menú
Aragón

Aragón, un país de montañas

hoya de huesca  

Viaje en tren hasta los guardianes del Pirineo

El Tren Geológico del Pirineo de la Hoya de Huesca es una iniciativa que une el ferrocarril al senderismo y la geología, y este domingo llevará a sus viajeros hasta La Peña donde comenzará el recorrido hacia Riglos.

Recorrido senderista por los Mallos, de La Peña a Riglos.
Recorrido senderista por los Mallos, de La Peña a Riglos.
Turismo Hoya de Huesca

Este domingo 26 de mayo el Tren Geológico del Prepirineo que organiza la Hoya de Huesca llevará a sus viajeros a conocer la formación de los Mallos que, con su impresionante presencia rocosa, parecen guardar las puertas de entrada al Pirineo. El tren geológico es un iniciativa que aúna senderismo y geología con un recorrido previo en el ‘Canfranero’. Tras subir al tren en cualquiera de las estaciones a partir de Zaragoza, los participantes viajarán hasta la estación de Santa María y La Peña, donde comenzará el recorrido senderista. Desde Huesca les acompañará un geólogo que hará de guía durante toda la jornada y que, ya desde esa estación, irá explicando el paisaje que se puede disfrutar durante el recorrido ferroviario.

Llegados a Santa María y La Peña comenzará la ruta senderista que servirá para mostrar sobre el terreno las fases de formación del Pirineo y sus huellas en el paisaje. Se trata de una ruta de dificultad media-alta, en la que se recorren 10 km, con 467 m de desnivel, para lo que se han previsto unas 6 horas. El coste de la excursión es de 2 euros (que no incluyen el billete de tren) y que se abonarán al guía cuando suba al tren en Huesca. Para participar es necesario inscripción previa aquí. El plazo para apuntarse acaba el jueves día 23.

Tras bajar del tren los senderistas cruzarán el río Gállego, para comenzar la subida hasta ‘La puerta de la bruja Cirila’, la Foz de Escalete. Se recorrerán lugares donde hace 50 millones de años había un mar tropical, hace 65 millones estaba habitado por dinosaurios y hace 200 millones, eran unas planicies saladas, donde, en la actualidad, se encuentran las ruinas de la pardina de Escalete. Desde este punto, el grupo senderista empezará el ascenso hasta llegar al bosque encantado del que mana la fuente de Forniellos (allí se realizará un descanso para comer). Por último, seguirá la subida hasta la cima de los Mallos con sus espectaculares vistas, desde donde partirá el regreso hasta Riglos.

Esta ruta se desarrolla por el Monumento Natural del los Mallos, en el valle del Gállego, un corredor biológico para las aves migratorias. En estos farallones nidifican alimoche, halcón peregrino, treparriscos, quebrantahuesos y, sobre todo, el buitre leonado, como se explicaba en la declaración oficial del monumento. Precisamente por estas características, este espacio natural protegido ha sido un importante escenario para la práctica tradicional de la escalada y del senderismo, así como la observación de la fauna silvestre.

Desde el punto de vista de la vegetación cuenta también como especies valiosas. En estos cortados rocosos especies como Petrocoptis montseratii, endémica de Huesca y Zaragoza, clasificada como vulnerable en el Catálogo de Especies Amenazadas de Aragón o Erodium gaussenianum, clasificada como sensible a la alteración de su hábitat en el mismo catálogo; además de otras como Saxifraga fragilis, Sarcocapnos enneaphylla, Scrophularia pyrenaica y té de roca (Chiliademus saxatilis). En las umbrías y en los enclaves más frescos se reconocen oreja de oso (Ramonda myconi) y madreselva del pirineo (Lonicera pyrenaica).

Etiquetas
Comentarios