Despliega el menú
Branded
NOTICIA PATROCINADA

De la montaña al llano: un territorio de transición

Entre las sierras prepirenaicas y el valle del Ebro se encuentra la comarca de la Hoya de Huesca, una zona transitoria con una notoria variedad de recursos turísticos, naturales y patrimoniales.

Los mallos de Riglos conforman uno de los enclaves más relevantes de la Hoya.
Los mallos de Riglos conforman uno de los enclaves más relevantes de la Hoya.
Comarca Hoya de Huesca

La comarca de la Hoya de Huesca es una zona transitoria entre las sierras prepirenaicas y el valle del Ebro. Un tercio de su territorio se sitúa en la montaña, con amplias zonas forestales, y el resto ocupa una gran llanura cerealista cuyo núcleo central es la ciudad de Huesca. Dada su situación en plena transición geográfica, cuenta con una notoria variedad de recursos turísticos naturales y patrimoniales.

El Reino de los Mallos, en el noroeste, es atravesado por el río Gállego y está enmarcado por las sierras de Santo Domingo, Loarre y Caballera, que se suavizan en las llanuras de La Sotonera y la Val de Ayerbe.

Punto neurálgico del noroeste

Ayerbe aúna un importante patrimonio histórico con una maravillosa herencia natural, el lugar perfecto para combinar turismo cultural y aventurero. Pasear por el palacio del siglo XVI, ver la torre del reloj, disfrutar de las pinturas barrocas del santuario de la Virgen de Casbas, subir a lo alto de la torre románica de San Pedro o visitar el Centro de Interpretación de Ramón y Cajal son algunas de las actividades culturales más interesantes de la villa. Para aquellos que quieran disfrutar de la naturaleza, pueden optar por los diversos recorridos senderistas y de BTT en el entorno de la localidad, como las rutas de la Flor del Almendro, con recorridos 13 K y 26 K, cuyo momento de mayor esplendor se da durante la floración de los árboles, entre los meses de febrero y marzo. En cuanto a los principales eventos que se celebran en la localidad, cabe destacar las recreaciones históricas, la concentración de motos ‘Te levanto en el aire’ o el certamen de jotas, entre otros.

Almendros en flor, en la villa de Ayerbe.
Almendros en flor, en la villa de Ayerbe.
Ayuntamiento de Ayerbe

Formando parte de los recursos estrella del noroeste se encuentran también los mallos de Riglos y de Agüero, la colegiata de Bolea y el castillo de Loarre. Este último, de estilo románico, es un majestuoso recinto fortificado considerado como el castillo mejor conservado de Europa. Su belleza y singularidad lo han convertido en escenario habitual de películas y documentales. Erigido sobre un espolón rocoso, está formado por diversas edificaciones, como las murallas y torreones, la fortaleza, la torre del homenaje o el mirador de la reina.

La Hoya al natural

Los mallos –grandes masas de piedra conglomerada en paredes verticales aisladas que alcanzan más de 300 metros– proporcionan a la Hoya de Huesca una gran riqueza geológica y paisajística. La zona es especialmente conocida por la práctica de ‘rafting’ o el descenso del Cañón del Río Gállego, la escalada en Riglos y la observación de grullas en el embalse de La Sotonera. Las panorámicas que muestra el conjunto formado por los mallos de Riglos y las casas del casco urbano son visibles desde varios puntos y dejan estampas tan impactantes como el atardecer desde Murillo o las vistas desde el Mirador de los Buitres.

El sector de las sierras de Gratal y de Guara tiene un importante potencial por la diversidad de espacios que ofrece: rincones apacibles y solitarios como el embalse de Arguis, el de Vadiello, San Martín de la Val d’ Onsera, la sierra de Bonés, los valles de Belsué y de Nocito o la denominada ruta del Gótico Lineal, un conjunto de templos con pinturas murales de finales del siglo XIII. 

La llanura meridional es el contrapunto a las montañas y los cañones del norte de la comarca. En esta, el punto central es la villa de Almudévar, y destacan los paisajes esteparios de las Serretas de Piracés y Tramaced y las actividades naúticas del embalse de la Sotonera.

La ciudad de Huesca, con el dinamismo propio de capital provincia y cabecera de comarca, es también una visita obligada, por su Catedral, la iglesia de San Pedro el Viejo, las fiestas tradicionales y su continua actividad cultural.

No dejes de ver...:

Prepirineo clandestino:turismo cultural a través de las nuevas tecnologías

La Hoya participa, junto a las comarcas de Cinco Villas y Somontano de Barbastro y la asociación Prepyr, en el proyecto ‘Prepirineo Clandestino’, una iniciativa pionera de turismo cultural en el Prepirineo en la que, a través de las nuevas tecnologías y el ‘geocaching’, se puede disfrutar de once rutas que recorren este territorio.

La colegiata de Bolea
La colegiata de Bolea.
Comarca Hoya de Huesca

La ruta principal, ‘El tesoro perdido de Al-Muqtádir’, tiene siete paradas: Barbastro, Alquézar, Huesca, Bolea, Loarre, Uncastillo y Sos del Rey Católico. La actividad consiste en buscar las 50.000 monedas de oro del rey de la taifa de Zaragoza Al-Muqtádir, que se perdieron en el siglo XI. Visitando las localidades, los turistas encontrarán pistas para descubrir las coordenadas del tesoro.

Así, las actividades de ‘Prepirineo Clandestino’ constituyen una forma diferente de conocer el patrimonio cultural, con una trama histórico-literaria y varios juegos de pistas y descubrimientos. A través de las geolocalizaciones, los turistas pueden encontrar los tesoros del Prepirineo sin dejar de disfrutar de cada uno de sus viajes.

Del resto de rutas temáticas de la iniciativa, pertenecen a la Hoya ‘Tierras de Reconquista’, ‘Huellas de la guerra’, ‘Ramón y Cajal’, ‘Gigantes de piedra’ y ‘Secretos de Guara’.

El apunte: 

Pueblos contados

El programa de visitas guiadas ‘Pueblos contados’ recorre conjuntos urbanos interesantes del Prepirineo y permite a los turistas conocer la historia, el arte, las leyendas y etnografías de localidades poco conocidas pero con muchos secretos que desvelar. Estas salidas se realizarán los sábados entre mayo y octubre. Además, se complementan con otras visitas y ecoturismo por el entorno natural de la Hoya de Huesca.

Grullas en Montmesa (Alberca de Alboré)
Grullas en Montmesa (Alberca de Alboré)
Comarca Hoya de Huesca

Anota en el calendario:

-Puntos de encuentro naturales

Los domingos por la mañana, a partir de las 10.00, se ofrece a los visitantes la oportunidad de realizar unas rutas de interpretación ambiental mientras pasean por la comarca y admiran sus singulares paisajes naturales. Los recorridos, de baja dificultad, son guiados por diferentes educadores ambientales.

-Tren Geológico del Prepirineo

Los últimos domingos de cada mes, los turistas pueden emprender un viaje desde el popular canfranero, que ofrece vistas de los distintos parajes e invita a disfrutar de un ameno trayecto en el tren panorámico a baja velocidad, atravesando las llanuras cerealistas de la Hoya hasta llegar al corazón de las sierras Prepirenaicas. Después, los participantes inician un recorrido senderista de la mano de expertos geólogos para conocer de cerca las maravillas geológicas del Reino de los Mallos.

- 15ª marcha senderista ‘Ruta de los Castillos’

El servicio comarcal de Deportes de la Plana de Uesca, junto a Os Andarines D’Aragón, ha organizado la 15ª marcha senderista Comarca de la Hoya de Huesca ‘La ruta de los castillos’ el próximo sábado 18 de mayo. Se trata de un recorrido a través de los parajes con más encanto medieval de la Hoya de Huesca. Se puede optar por realizar la ruta completa o en diferentes tramos.

- Puertas abiertas en la Hoya (Programa de verano)

La oferta fija de turismo cultural compuesta por la ciudad de Huesca, la Colegiata de Bolea y el Castillo de Loarre –que permanecen abiertos todo el año–, se complementa de junio a octubre con la apertura de monumentos y centros expositivos de otras pequeñas localidades del territorio.

-Jornadas micológicas de Ayerbe

Durante el mes de octubre, esta localidad oscense organiza diversas actividades alrededor del enigmático mundo de los hongos. Recogida de setas con un guía especializado, exposiciones, talleres, conferencias, degustaciones y concursos al servicio de estas pequeñas maravillas tan demandadas en la gastronomía.

Ir al especial Aratur 2019.

Etiquetas