Aragón

Heraldo Saludable

salud

8 claves para tener un duelo saludable

La experta zaragozana en acompañamiento en el duelo, Beatriz Hernández, propone estas ocho claves para tener un duelo saludable o, al menos, ser capaces de afrontar una pérdida de la mejor manera posible. 

Imagen de la película 'Un monstruo viene a verme' de Bayona.
Imagen de la película 'Un monstruo viene a verme' de Bayona.

El duelo debería ser un proceso natural, como la muerte misma en buena lógica. Pero no siempre es así, a veces hay que pedir ayuda y acudir a expertos. Pero estas claves pueden ayudar a caminar en la dirección correcta.

1. Cuando se acaba de sufrir una pérdida hay que cuidarse, tratar de comer sano y dormir, al menos, 7-8 horas diarias. “No poder dormir o no querer salir de la cama serían síntomas de que algo está pasando y de que hace falta una ayuda profesional”, advierte Hernández.

2. Salir a pasear, hacer deporte, cada cual según su costumbre, y si no, hay que crearla.

3. Aceptar las diferentes emociones que vayan llegando. “Durante el proceso vamos a estar tristes, contentos, enfadados, angustiados, con rabia, con amor...etc. Muchas veces todo a la vez y sin orden. Pueden surgir mil emociones diferentes o ninguna. Esto último es lo que llamamos ‘congelación’ o ausencia total de emociones, pero eso hay que tratarlo porque puede aparecer después la sintomatología disfuncional”, advierte.

4. Aceptar que vamos a llorar, a sentir confusión, y a reaccionar de maneras distintas a lo habitual.

5. En ocasiones, puede servir de ayuda leer libros o ver películas que hablen del proceso, por ejemplo ‘El mensaje de las lágrimas’, de Alba Payás o ‘Un monstruo viene a verme’, de Juan Antonio Bayona, entre otras.

6. En estos casos es fundamental tratar de volver a la rutina. “El tiempo no está marcado, cada persona tendrá el suyo. Pero es importante retomar los cuidados del hogar, al trabajo, a salir con los amigos…”, afirma.

7. Hacer una lista de teléfonos con aquellas personas a las que podemos llamar cuando estemos mal. “El duelo se apoya mucho a nivel social y familiar. Si estás mal tienes que saber a quién poder llamar en cualquier momento y que se adapte a la realidad de las personas que te rodean”, añade.

8. Respetar mucho el ‘tiempo’ personal. “Es decir, cada persona tiene su ritmo y el doliente tiene que respetarlo, no puede ser impuesto por el resto. Sea cual sea es perfecto, y nadie debe imponer un cambio en él”, concluye la experta.

Etiquetas
Comentarios