Aragón

Marca Aragón

27.000 habitantes menos en una década

Aragón ha perdido un 2% de su población entre 2009 y 2019. La caída afecta especialmente a la provincia de Teruel, en la que un total de 97 municipios tienen ya menos de 100 vecinos. El envejecimiento de la población y el retraso de la edad a la que las aragonesas tienen su primer hijo hacen que la Comunidad sume ya tres décadas con más muertes que nacimientos

Loading...

La Comunidad ha perdido más de 27.000 habitantes en la última década. Aunque el último padrón del Instituto Nacional de Estadística (INE), publicado este mismo mes, apunta a un incremento de 9.725 empadronados respecto a 2018, la sangría poblacional no cesa. Los datos son especialmente significativos en la provincia de Teruel, donde el padrón ha caído en más de 12.700 personas entre 2009 y 2019. En total suma diez años de descensos y las perspectivas no son positivas, ya que la población cae a un ritmo de hasta tres personas al día.

También retrocede, aunque a menor ritmo, el censo de la provincia de Zaragoza, que hace diez años registraba 970.313 empadronados y a 1 de enero de 2019 marcaba 964.287. Esta tendencia a la baja, iniciada en 2013, año en que se alcanzó el máximo, con 978.638, comenzó a revertirse en 2018 y parece mantenerse este 2019.

La de Huesca, por su parte, cuenta ahora con 220.124 empadronados, 8.285 menos que en 2009. El dato se aleja del máximo de 2010 (228.566), aunque, como ocurre en la de Zaragoza, mejora el del padrón de 2017 (219.702 habitantes) y el de 2018 (219.345). En el extremo opuesto están los 216 municipios, una cuarta parte del total, que ganaron población en 2018, entre los que figuran Cuarte de Huerva, Binéfar, Valderrobres o Albalate del Arzobispo, entre otros.

El descenso registrado en estos diez años en las tres provincias contrasta también con la situación que se vive en el resto de España, donde, por primera vez desde 2013, se ha superado la barrera de los 47 millones de habitantes. Esto representa 261.560 empadronados más que en 2009.

Crece la población extranjera

El grueso de la población (57,5%), vive en una de las tres capitales de provincia, según los Datos Básicos de Aragón de 2018. En el otro extremo están el 11% de aragoneses que lo hacen en localidades de menos de mil habitantes. En la Comunidad hay ya 211 municipios que no superan los 100 –97 de ellos en la provincia de Teruel– y 331 que se sitúan entre los 101 y los 500. Ochenta y cinco se quedan entre los 501 y los 1.000 y 48 no alcanzan los 2.000.

El incremento registrado en el padrón de 2019 obedece, en buena medida, al aumento de la población extranjera. Aragón ha sido la segunda Comunidad que más ha crecido, en términos relativos, en comparación con 2018. Su 8,8% solo se ha quedado por detrás del 9% de Navarra.

En siete de los 731 municipios de la Comunidad, estos empadronados representan entre el 30% y el 50% del total. En nueve son entre el 25% y el 30% y en 31, entre el 20% y el 25%. En la mayor parte, el porcentaje oscila entre el 2,5% y el 15%. Un total de 49.603 censados son de nacionalidad rumana, mientras que 19.354 proceden de Marruecos y 7.609, de Nicaragua. También tienen representación, aunque más testimonial, polacos (1.882), franceses (1.388), alemanes (564) y belgas (171). El problema está en que Aragón lleva ya tres décadas registrando más defunciones que nacimientos. En 2017, último año completo del que se tienen datos, hubo 10.531 alumbramientos, el peor dato de los últimos 15 años, y 14.208 muertes (7.199 hombres y 7.009 mujeres), siendo el crecimiento vegetativo de -3.677 personas, uno de los peores datos de la serie histórica. Un año antes se habían producido 10.929 nacimientos y 13.481 defunciones, con un saldo negativo de -2.552.

Las cifras revelan que, lejos de suavizarse, la tendencia se ha agravado en la última década. En 2009, la diferencia era de 206 personas y, en 2011, en plena crisis, la distancia se disparó hasta las 943. No menos llamativo es el dato de 2012, año en el que el saldo vegetativo fue de -1.744, y el de 2014, momento en que se bajó por primera vez de los 2.000. Entre los hombres, la principal causa de muerte son los tumores, mientras que en las mujeres son las enfermedades del sistema circulatorio. Para los primeros, la edad media de defunción se sitúa en los 77,8 años y para las segundas, en los 83,9.

Envejecimiento de la población

La caída del crecimiento vegetativo se debe, entre otros motivos, a que las mujeres retrasan cada vez más la maternidad. No en vano, ya son más las aragonesas que tienen su primer hijo con 40 años que las que dan a luz con 25 o 26. La edad media ronda los 32 años y las previsiones apuntan a que el dato aumentará en los próximos años, una tendencia común al resto de España y de Europa. La mayoría, según los Datos Básicos de Aragón de 2018, tienen entre uno y dos hijos.

Prácticamente uno de cada tres hogares está formado por dos adultos sin niños, mientras que aquellos que tienen un hijo representan el 12,9%. Algo mayor (13,5%) es el porcentaje de hogares con dos o más niños y hay, además, más de 83.000 en los que solo vive una persona de 65 años o más.

El envejecimiento de la población se aprecia, asimismo, en la pirámide de edad. La edad media de los empadronados a 1 de enero de 2019 se sitúa en los 46,1 años en el caso de los hombres y en los 43,4 en el de las mujeres. En Aragón hay más de 380.000 personas que tienen entre 30 y 50 años. Mucho más llamativo, no obstante, es el dato de quienes superan los 65. Son 285.564, según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística, un 21,6% del total.

Consulte aquí el resto de los reportajes del suplemento especial Marca Aragón.

Etiquetas
Comentarios