Despliega el menú
Aragón

La historia de Aragón, como debe ser

¿Por qué la Casa de Aragón invoca a San Jorge en la guerra?

Fue famoso el grito de guerra "¡San Jorge, Aragón!" (o "Sant Jordi, Aragó!"), en honor del santo guerrero y de la Casa de Aragón

Abril, en el calendario editado por el Gobierno de Aragón
Abril, en el calendario editado por el Gobierno de Aragón
DGA

En el año 1461, las Cortes de Aragón, convocadas en Calatayud por Juan II, establecieron que la festividad de San Jorge "que cae a veintitrés días de abril, sea en todo el Reino, inviolablemente, perpetua, guardada, observada y celebrada solemnemente". El Estatuto de Autonomía lo recoge. Por ello, ese día de cada año se celebra el Día de Aragón.

En el palacio real de Zaragoza (la Aljafería) hubo una capilla de San Jorge. Fue famoso el grito de guerra "¡San Jorge, Aragón!" (o "Sant Jordi, Aragó!"), en honor del santo guerrero y de la Casa de Aragón. Denominado también cruz de Alcoraz, el señal de San Jorge –en la imagen de la izquierda– fue adoptado por Pedro III, quien lo emplea por primera vez en el reverso de su bula de plomo en 1281. Diseño que heredarán sus sucesores.

Texto correspondiente al mes de abril de 2019, del calendario editado por el Gobierno de Aragón y con el que su presidente, Javier Lambán, felicitó el Año Nuevo, entre otros, a los parlamentarios autonómicos de los territorios que, en su momento, conformaron la Corona de Aragón: Aragón, Cataluña, Valencia y Baleares, incluidos tres Consejos Regionales Italianos -con competencias legislativas- de Calabria, Campania y Cerdeña. Los textos del calendario, que se irán reproduciendo, excepto el correspondiente al mes de diciembre, y las ilustraciones proceden del ‘Prontuario aragonés del Reino y la Corona de Aragón’ (Cortes de Aragón. Zaragoza, 2014), obra de Guillermo Fatás, que recoge citas de José Antonio Armillas (‘La Diputación de Aragón’. 1991); Alberto Montaner (‘El señal del rey de Aragón’, 1995; Guillermo Pérez Sarrión (‘¿Confederación?’, 2006); y Antonio Ubieto (‘Creación y desarrollo de la Corona de Aragón’. 1987). El texto del monasterio de Sijena, del mes de diciembre, es de Agustín Ubieto, en su trabajo ‘Los bienes han vuelto a quienes los pagaron’, 2018.

Etiquetas
Comentarios