Aragón

servicios sociales

"Hay que visibilizar y normalizar estos trastornos"

La madre de un niño de 6 años diagnosticado con un trastorno del espectro autista explica su experiencia en los servicios de Atención Temprana.

Jesica con su hijo Gabriel de 6 años, este lunes, en la plaza de Los Sitios de Zaragoza.
Jesica con su hijo Gabriel de 6 años, este lunes, en la plaza de Los Sitios de Zaragoza.
Oliver Duch

Jesica Muñoz acudió este lunes a la plaza de Los Sitios de Zaragoza, junto a su hijo Gabriel, de 6 años, a participar en la primera jornada reivindicativa y festiva del Día de la Atención Temprana. A los dos años a su pequeño le diagnosticaron un trastorno del espectro autista (TEA). Hoy cursa 3º de infantil en el colegio Cesáreo Alierta, donde cuenta con profesora de apoyo y otros especialistas y los profesionales de Atención Temprana se han convertido en su "segunda familia".

"A los dos años detectamos que se entretenía mucho girando las cosas y contemplando la lavadora. Cuando le hablábamos no nos miraba a los ojos. Fuimos a Autismo Aragón, le hicieron una prueba que dio positivo y ya le pedí a mi pediatra que me derivara a Atención Primaria. Tuvimos mucha suerte porque en dos meses ya nos atendían en el programa y empezaron a tratarlo muy pronto", relató Jesica.

Para la familia supuso sumergirse en un mundo del que no tenían ninguna referencia cercana. "Si los niños necesitan ayuda, los padres también, y mucha, porque te enfrentas a una situación compleja y complicada. A nosotros en Atención Temprana nos han tratado siempre con una gran delicadeza y comprensión", agradece. Espera que con actos como el de este lunes estos trastornos se visibilicen y normalicen" y la "inclusión" sea una realidad en todos los ámbitos de la sociedad.

"Es muy duro tener que dejar una terapia cuando sabes que tu hijo sigue necesitando ayuda para desarrollar sus capacidades"

Jesica está orgullosa de los avances de su hasta ahora único hijo, ya que espera el segundo. Entró en la escuela sin hablar, aunque siempre "se ha comunicado con la mirada", con 4 años dijo sus primeras palabras y este lunes no paraba de pedirle que le llevara a jugar al parque.

Gabriel cumplió hace poco seis años y este mes Jesica tendrá que pagar por primera vez los 380 euros que valen las sesiones semanales de logopedia, psicomotricidad y psicólogo. Educación le ha concedido una beca especial para alumnos con necesidades de apoyo educativo (Acneaes). Se pone en la piel de familias que conoce y que han tenido que dejar los tratamientos porque no podían pagarlos. "Es muy duro tener que dejar una terapia cuando sabes que tu hijo sigue necesitando ayuda para continuar desarrollando sus capacidades. Estas prestaciones tendrían que seguir financiándose", reclama.

Etiquetas
Comentarios