Despliega el menú
Aragón

Consumo

Los aragoneses consumen cada día menos pan

En el último ejercicio analizado, el consumo se situó en 29,52 kilos al año por persona, un dato no solo inferior a la media nacional, sino que cae en los últimos diez años un 40%.

Foto de archivo de un horno de leña de un obrador aragonés.
Foto de archivo de un horno de leña de un obrador aragonés.
Heraldo.es

Cada día los aragoneses consumen menos pan. Mojar el pan, o merendar o almorzar un bocadillo es una costumbre que se está perdiendo en Aragón. Esa es la principal conclusión que se extrae de los datos recogidos por el ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación hasta junio de 2018. Y es que cada aragonés compró en el último año 29,52 kilos, un 9% menos si se compara con el mismo periodo del ejercicio anterior (de junio de 2016 a junio de 2017), cuando el consumo se situaba en 32,85 kilos por persona al año.

Así, el consumo de pan en la Comunidad aragonesa acumula en los últimos tres años un descenso del 22%, ya que en 2014 este dato se encontraba en 36,89% kilos por persona al año, y la caída aumenta hasta el 40%, si se comparan las cifras con las de 2008, cuando un aragonés consumía al año 48,45% kilos al año. Es decir, que en los últimos 10 años, los aragoneses han reducido su consumo de pan casi a la mitad. Por tanto, de comprarse 61.866 kilos de pan al año en Aragón en 2008, a 39.015 kilos en la actualidad.

Este retroceso, aunque es más acuciante en nuestra Comunidad, no es exclusivo. En España, el consumo cayó en el último año un 2,4%, según los datos del Panel de Consumo  adelantados por José Miguel Herrero, director general de Industria Alimentaria, en la presentación del informe anual de la Asociación de Española de la Industria de la Panadería, Bollería y Pastelería (Asemac), ya que cada español compró una media de 31,77 kilos de pan. Un dato que sitúa a los aragoneses por debajo de la media nacional en cuanto a consumo de pan.

Y es que los aragoneses, según la encuesta Hábitos y actitudes de los españoles ante el consumo de pan, realizada por Quota Research, están a la cola del consumo de este producto que no solo acompaña a las comidas principales, sino que se toma en desayunos, meriendas y almuerzos. Así, el 73% de los aragoneses asegura que lo consume de forma diaria, un porcentaje que se queda pequeño si se compara con la media nacional, donde un 93% afirma hacerlo.

“La creencia de que el pan engorda”, según se señala en dicha encuesta, es el posible factor que está detrás de la bajada de consumo de este producto, que tradicionalmente se compraba de forma diaria, dado que los aragoneses, junto a los murcianos, se posicionan como los españoles que piensan que el pan es un alimento que engorda, ya que un 59% da esta afirmación como cierta. También los mitos de que el pan blanco engorda más que el integral o que el gluten es perjudicial para la salud se encuentran de detrás de esta bajada de consumo.

A esto hay que sumar, tal y como recuerda, en cada presentación del informe anual, Felipe Ruano, presidente de Asemac, que los hábitos de consumo están cambiado respecto a este alimento en España y pese a los esfuerzos del sector, “en términos de elaborar productos cada vez más saludables y con mejores valores nutricionales y adaptados a la demanda (puesto que cada vez se vende una mayor variedad de productos)”, la compra de este alimento dentro del territorio nacional no remonta.

Estos cambios se están haciendo notar en el hecho de que en Aragón, por ejemplo, a pesar de que cae un 14% el consumo de pan freso o congelado, el pan industrial sigue aumentado, concretamente, en el último ejercicio analizado, un 10%, y ya supone un 19% del conjunto del pan que se compra. 

Etiquetas
Comentarios