Despliega el menú
Aragón

aragón

La jueza ordena empadronar a un vecino de Tosos e informar al censo

Cuatro matrimonios han recurrido ante los juzgados la negativa del Ayuntamiento a inscribirlos en el padrón.

Cartel de entrada a Tosos
Cartel de entrada a Tosos
Laura Uranga

Cuatro matrimonios han recurrido ante distintos juzgados de lo Contencioso-Administrativo de Zaragoza la negativa del Ayuntamiento de Tosos (en el Campo de Cariñena) a inscribirlos en el padrón municipal. Estas ocho personas, entre ellas el concejal del PAR, Julián Felipe, han tenido que presentar recursos individuales, que se están tramitando de forma separada.

El abogado Clemente Sánchez-Garnica, que representa a los ocho vecinos, explica que en uno de los recursos, el que va más adelantado, la titular del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 4, Concepción Gimeno, ha decretado la medida cautelar "que obliga al Ayuntamiento a que le dé de alta en el padrón municipal e informe al censo electoral". En este caso, según dijo, el Consistorio "tendría la obligación de empadronarle". Para el primero de los recursos, además, el juzgado ha dictado otro auto en el que "desestima la petición de la inadmisión" que hizo el Ayuntamiento argumentando que el recurso estaba fuera de plazo. Este martes, un juzgado de lo Contencioso-Administrativo celebró también una vista por un caso similar, y el jueves habrá otras dos.

Los hechos se remontan a septiembre del año pasado, cuando nueve vecinos, todos ellos propietarios de una vivienda en la localidad, solicitaron la inscripción en el padrón municipal. Según denunció el PAR, el Ayuntamiento de Tosos desestimó la solicitud en diciembre porque, al parecer, estas personas no habían podido aportar los recibos de suministro eléctrico del último año (documentación requerida para el empadronamiento) ya que no se encontraban en su casa de Tosos los días en que se acudió a por esta documentación. El concejal aragonesista reconoció que dos días después de la notificación se aportaron esos papeles y, desde ese momento, ya no supieron nada más de la petición. José Luis Ansón, alcalde de Tosos (PSOE), no quiso hacer este martes declaraciones sobre este asunto.

Para el abogado Sánchez-Garnica, "es un derecho fundamental de cualquier ciudadano poder vivir donde le apetezca". "Todos –dijo– tienen casa y arraigo en Tosos. Están jubilados y quieren residir en el pueblo". Según señaló, al mismo tiempo, "el alcalde ha decidido que como no son de su cuerda no les da de alta". Y adelantó que "si con el tiempo el Ayuntamiento observa que no viven en la localidad, puede iniciar un proceso administrativo para darles de baja del padrón municipal".

Etiquetas
Comentarios