Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

aragón y el mercado asiático

La Ruta de la Seda: una unión entre Oriente y Occidente

La histórica Ruta de la Seda, por la que se transportaban piedras preciosas y especias, resurge en el siglo XXI.

Yazd (Irán), una de las ciudades por las que pasaba la Ruta de la Seda.
Yazd (Irán), una de las ciudades por las que pasaba la Ruta de la Seda.

El inicio de esta red de rutas comerciales data del siglo II a. C. y tiene su punto de partida en la ciudad china de Chang’an, la actual Xi’an. A través de ellas, conectaban China con Mongolia, el subcontinente indio, Persia, Arabia, Siria, Rusia y Turquía; llegando incluso al continente europeo y a África Oriental en el siglo XV. 

Esta ruta debe su nombre a la mercancía más valiosa que circulaba por ella, la seda, cuya elaboración era uno de los secretos mejor guardados por la sociedad china. Además de este prestigioso tejido, por estas sendas transitaban multitud de productos, tales como piedras y metales preciosos, vidrio, telas de lana, lino, ámbar, marfil, especias o porcelana, entre otros.

El uso de animales domesticados para el transporte de los productos era muy común, especialmente camellos y elefantes. Los caminos se extendían a lo largo de miles de kilómetros, por lo que era común que los comerciantes hicieran varias transacciones a lo largo del circuito hasta que los materiales llegaban a su destino. La aparición de las rutas marítimas hicieron posible aumentar sustancialmente la capacidad para transportar cargas mucho más pesadas y a mayores distancias.

Esta conexión entre territorios permitió no solo el intercambio comercial, sino que propició una mezcla de culturas e ideas nunca antes vista. Fue la vía por la que el budismo se extendió por toda Asia y por la que se compartieron los últimos conocimientos en medicina, astronomía y tecnología.

La Ruta de la Seda permitió no solo el intercambio comercial, sino que propició la mezcla de culturas, ideas y conocimientos.

Oriente y Occidente quedaron así unidos por la red de comunicaciones y transportes más conocida del mundo, testigo de las diferentes culturas que poblaban el planeta. Europa comenzó a ver que su forma de vida y sus ideas no eran las únicas, que había lugares recónditos donde las gentes y las costumbres eran muy diferentes. Así lo recogía Marco Polo, uno de los grandes exploradores de la historia, en su obra ‘El libro de las Maravillas’: "Señores emperadores, reyes, duques y marqueses, condes, hijosdalgo y burgueses y gentes que deseáis saber las diferentes generaciones humanas y las diversidades de las regiones del mundo, tomad este libro y mandad que os lo lean, y encontraréis en él todas las grandes maravillas y curiosidades de la gran Armenia y de la Persia, de los tártaros y de la India y varias otras provincias; así os lo expondrá nuestro libro y os lo explicará clara y ordenadamente como lo cuenta Marco Polo, sabio y noble ciudadano de Venecia, tal como lo vieron sus mortales ojos".

LA NUEVA RUTA DE LA SEDA

En pleno siglo XXI, China está totalmente inmersa en este mastodóntico proyecto; una red de infraestructuras, comunicaciones y transportes repartida por los cinco continentes que abarca intereses comerciales, financieros, culturales y de seguridad.

Fue por primera vez en 2013 cuando el presidente chino Xi Jiping realizó esta propuesta, que aunque en un comienzo solo afectaba a sus países vecinos, ha ido expandiéndose rápidamente por todo el globo, llegando a involucrar actualmente a más de 100 países. Lo que parecía un sencillo plan para revitalizar la antigua Ruta de la Seda, se convirtió muy pronto en proyecto que podría cambiar el destino de la historia. Según afirma el gobierno chino, planifican terminar el proyecto en el año 2025.

Los que la alaban afirman que es el Plan Marshall del siglo XXI, una forma de conectar regiones olvidadas; mientras que para sus detractores es un claro instrumento del país asiático para dominar el mundo y sustituir a Estados Unidos como gran potencia mundial.

El pasado mes de noviembre, España rehusó suscribirse al plan del gigante asiático, aunque no descarta participar en proyectos concretos. Países como Francia y Alemania también han rechazado sumarse al proyecto, mientras que otros como Portugal ya se han suscrito.

FIGURAS RELEVANTES DE LA HISTÓRICA RUTA DE LA SEDA

Zhang Qian
1

Zhang Qian

Diplomático imperial de la dinastía Han
En el siglo II a. C., logró crear una serie de caminos que unirían China con los territorios de Asia Central, dando lugar así a la que se convertiría en la Ruta de la Seda.

Marco Polo
2

Marco Polo

Mercader y viajero veneciano
Realizó una magnífica y detallada descripción de sus viajes por la Ruta de la Seda, inmortalizando su experiencia en ‘El libro de las maravillas’.

Giovanni de Pian Carpine
3

Giovanni de Pian Carpine

Misionero franciscano
En el siglo XIII, el Papa Inocencio IV le envió por la Ruta de la Seda a negociar la paz con el rey mongol Gengis Khan y hacer un frente común en contra del Islam.

Barón von Richthofen
4

Barón von Richthofen

Geógrafo y geólogo alemán
En el siglo XIX, acuñó el término ‘Ruta de la Seda’ en su obra ‘Viejas y nuevas aproximaciones a la Ruta de la Seda’, publicado en el año 1877.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión