Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Medio Ambiente

Hasta un 20% de los aragoneses están expuestos a aguas contaminadas por nitratos o sulfatos

La CHE reconoce la seriedad del problema y advierte de que cada vez hay más zonas afectadas por estos compuestos

La jornada sobre la calidad de las aguas de Aragón de Zinnae, ayer
La jornada sobre la calidad de las aguas de Aragón de Zinnae, ayer
Gobierno de Aragón

Hasta un 20% de los aragoneses están expuestos a aguas contaminadas por nitratos o sulfatos, un problema "serio" que afecta especialmente al eje del Ebro y a las zonas del Jalón y el Jiloca. El dato, revelado ayer durante la jornada sobre la calidad del agua en los municipios aragoneses organizada por el clúster para el uso eficiente del agua Zinnae, evidencia el impacto de estos compuestos en los ríos y aguas subterráneas de la Comunidad.

Joaquín Murría, gerente de Ingeobras, explicó que el exceso de nitratos, procedentes de la contaminación de acuíferos por purines y el uso abusivo de nitrógeno en los abonos agrícolas, puede causar metaglobinemia –o síndrome de bebé azul– en niños menores de seis meses y mujeres embarazadas. Se trata de una afección que denota falta de oxígeno en sangre que puede provocar dificultades para respirar, vómitos y convulsiones. Por su parte, la sobreexposición a sulfatos, ligados a la propia descomposición geológica del terreno, puede generar diarrea y descomposición en bebés, provocando deshidratación.

Los datos de la dirección general de Salud Pública del Gobierno de Aragón revelan que en 2017, último año del que se tienen cifras, se detectaron 73 incumplimientos por nitratos en 32 zonas de abastecimiento, la mayoría localizadas en la provincia de Zaragoza, y 350 por sulfatos. "Los datos no son malos, pero es cierto que hay cosas que mejorar y zonas de abastecimiento con problemas puntuales a los que hay que poner solución", apuntó María Ángeles Roca, representante del Departamento.

En total, según detalló, hasta un 4,1% de estas zonas están afectadas por los nitratos. En lo que respecta a los sulfatos, los datos del Ejecutivo autonómico revelan que "en cuatro ocasiones" se superaron los 1.000 miligramos por litro, circunstancia que obligó a calificar el agua como "no apta para el consumo", ya que, como subrayó Roca, "a partir de los 500 hay que tomar medidas de forma inmediata".

El problema de los purines, admitieron los ponentes, va en aumento. En Aragón hay ya 14 millones de cerdos y las previsiones apuntan a que la cabaña seguirá creciendo, lo que hace que la sociedad civil y las administraciones públicas tengan "una enorme responsabilidad". Así lo reconoció la directora del Instituto Aragonés del Agua (IAA), Inés Torralba, quien recordó que el Gobierno de Aragón sigue trabajando en su decreto de purines, que se aprobará previsiblemente en el próximo Consejo de Gobierno. "Tenemos que organizar centros gestores de estiércol y tender a que la aprobación del porcino no afecte a los acuíferos y las masas de agua", manifestó.

Hasta ahora, explicó el comisario adjunto de la Confederación Hidrográfica del Ebro, Javier San Román, "no se ha hecho todo lo necesario". "Cada vez hay más zonas con problemas de nitratos", añadió. También alertó sobre el uso de plaguicidas y los "picos importantes" detectados en el Cinca en Fraga.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión