Aragón

Medio Ambiente

La ministra Ribera convoca a Aragón para abordar el convenio de transición justa de Andorra

La consejera de Economía, Marta Gastón, se reunirá en Madrid con el Gobierno de Pedro Sánchez el próximo mes

Gastón, este martes en la comisión de Economía de las Cortes de Aragón
Gastón, este martes en la comisión de Economía de las Cortes de Aragón
Oliver Duch

La ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, se reunirá en abril con el Gobierno de Aragón para abordar el convenio de transición justa de Andorra, dirigido a compensar a la cuenca ante el cierre de la central térmica en 2020. La encargada de anunciarlo fue la consejera de Economía, Marta Gastón, que ayer compareció en las Cortes de Aragón a petición de Podemos.

La consejera solicitará de inmediato el borrador al Ministerio para analizarlo y plantear, de cara a abril, los ajustes que se crean convenientes. Aunque no se espera que vaya a firmarse en esta reunión, que se celebrará a solo unos días de las elecciones generales del día 28, el Ejecutivo de Pedro Sánchez insiste en que este será "el primer convenio de transición justa del país".

Su contenido y presupuesto siguen siendo una incógnita. Su desarrollo, en cualquier caso, quedará ligado al resultado electoral. El convenio, que tiene por objeto comprometer a Gobierno de España, ayuntamientos, empresas y el resto de agentes implicados a desarrollar aquellos proyectos que se consideren idóneos para estos territorios, será "el centro" de esta reunión, en la que también se analizarán las propuestas del Gobierno de Aragón para revitalizar la economía de la provincia.

La Comunidad también ha sido convocada a un segundo encuentro de la Plataforma Europea de Regiones del Carbón en Transición en Bruselas. En este caso, acudirá junto a Castilla y León, Asturias y Castilla-La Mancha. "Posteriormente, habrá reuniones de trabajo en julio y octubre", adelantó la consejera durante la comisión de Economía e Industria.

La primera, celebrada en febrero en Madrid, evidenció, según coincidieron la mayoría de los grupos tras escuchar a Gastón, la "falta de flexibilidad y de una respuesta específica por parte de la Unión Europea (UE)".

La titular de Economía, que durante el primer encuentro del llamado "equipo-país" reclamó a Europa una respuesta "excepcional" para una situación que también lo es, incidió en que Aragón no va a fiar la suerte de las cuencas mineras a los fondos europeos. Sobre todo teniendo en cuenta que la UE no contempla ninguna línea específica a corto plazo para los territorios afectados por el fin del carbón. "Todo instrumento suma, pero las expectativas son contenidas en este aspecto", dijo.

Una respuesta "específica"

Para los partidos, la inconcreción de la Unión Europea, unida al hecho de que cualquier iniciativa específica quede relegada al horizonte 2021-2027, evidencia que está "todo por hacer". "Si tenía alguna expectativa de que echaran una mano a corto plazo me he quedado decepcionada", reconoció la diputada popular Dolores Serrat, que lamentó que por ahora haya "más buenas palabras que hechos concretos".

También reclamó una respuesta "específica" la diputada socialista Leticia Soria, mientras que Jesús Guerrero, del PAR, instó a "no abandonar a las cuencas mineras". "Vamos a apoyar al Gobierno de Aragón esté quien esté", expuso. Para Javier Martínez, de Ciudadanos, es el propio territorio el que va a tener que sacarse "las castañas del fuego", opinión que compartió Patricia Luquin, del Grupo Mixto, que acusó a Europa de mirar "hacia otro lado" y recordó que para que las cuencas mineras tengan futuro "necesitan tener presente".

Las críticas, en todo caso, no se centraron únicamente en la UE. El diputado de Podemos Román Sierra aseguró que el Gobierno de Aragón "podría haber hecho mucho más", ya que sabía "desde hace años" que la central iba a cerrar en 2020. La consejera, sin embargo, subrayó que ni ella ni el Gobierno conocían este extremo, así como que el Ejecutivo lleva trabajando "toda la legislatura".

Reunión con Endesa por los planes de formación

Endesa se reunirá el 4 de abril con el Gobierno de Aragón para empezar a diseñar los programas de formación y capacitación en energías renovables contemplados en el plan de acompañamiento presentado ante el Ministerio para la Transición Ecológica en diciembre.

Los cursos, enfocados a la construcción y la operación de parques solares fotovoltaicos, se impartirán tanto a los trabajadores de la eléctrica, que tienen asegurada su recolocación, como a los de las subcontratas, cuya contratación se priorizará en las tareas de mantenimiento, que durarán entre cuatro y seis años.

La intención es que este encuentro, al que asistirán representantes autonómicos y de la dirección general de Sostenibilidad de Endesa, sirva para concretar dónde, cuándo y cómo se realizarán los cursos, que ahondarán, entre otros aspectos, en las distintas labores ligadas a la supervisión de parques eólicos.

Por el momento, no obstante, no se contempla crear una mesa con el Gobierno de Aragón y las subcontratas para aclarar su futuro a partir de junio de 2020, una de las reivindicaciones más repetidas por estos trabajadores en sus últimas protestas. El principal compromiso de la eléctrica sigue siendo que la contratación de los actuales empleados de las subcontratras será prioritaria de cara al desmantelamiento, que creará 130 empleos y picos de hasta 200.

Endesa también se reunió la semana pasada con la alcaldesa de Andorra, Sofía Ciércoles, en Madrid. Durante el encuentro, al que asistió el responsable de relaciones institucionales de la compañía, José Casas, y la responsable de Sostenibilidad, la regidora planteó distintas alternativas para minimizar las graves consecuencias socioeconómicas que tendrá el cierre de la térmica. El compromiso de la eléctrica, según ha podido saber este diario, es "estudiarlas” y darles respuesta en las próximas semanas.

Etiquetas
Comentarios