Despliega el menú
Aragón

Heraldo Saludable

Sanidad

Sanidad concierta cirugías con la privada por más de 2,5 millones en víspera electoral

Niega que sea por los comicios, pero admite que ya se han adjudicado operaciones hasta finales de junio.

Momentos previos a una operación en un quirófano del hospital Miguel Servet.
Momentos previos a una operación en un quirófano del hospital Miguel Servet.
Oliver Duch

El Departamento de Sanidad ha concertado operaciones con clínicas privadas por valor de más de 2,5 millones de euros en víspera electoral. Las adjudicaciones o formalizaciones, hechas públicas en el perfil del contratante, contemplan cirugías de Zaragoza, Huesca y Teruel, de algunas de las especialidades con más demora como Traumatología, Cirugía General y Digestivo o Angiología o Cirugía Vascular.

Las adjudicaciones, algunas sin formalizar todavía, se han resuelto entre febrero y la semana pasada y los acuerdos se han alcanzado con diferentes clínicas de Zaragoza y de la capital oscense. En total, estos hospitales practicarán más de 1.500 intervenciones, algunas de carácter ambulatorio, hasta finales del mes de junio.

Un elevado número de cirugías que servirán a Sanidad para intentar aliviar la lista de espera quirúrgica, que se disparó en el mes de enero por los efectos colaterales de las vacaciones de Navidad de los profesionales sanitarios y los problemas registrados por la falta de especialistas.

Así, el primer mes del año cerró con 2.088 pacientes aragoneses a la espera de una intervención desde hacía más de seis meses, un 23% más que en diciembre de 2018. En estas cifras, sin duda, influyeron algunos de los conflictos abiertos con los que Sanidad comenzó el año. La falta de anestesistas –con seis vacantes sin cubrir y cuatro bajas laborales– obligó a suspender en enero más de 45 intervenciones de mañana en el hospital Clínico de Zaragoza. Además, en ese mismo centro, se cancelaron un total de 80 cirugías del 1 de septiembre al 31 de diciembre de 2018.

Mientras, el Miguel Servet lleva desde mediados de enero con la actividad quirúrgica de tarde a medio gas. Las llamadas ‘peonadas’ son cirugías que de manera voluntaria hacen los profesionales fuera de su jornada ordinaria para intentar reducir la lista de espera quirúrgica.

Algunos anestesistas se niegan a participar en estas operaciones ante la negativa del Salud de mejorar sus condiciones laborales y económicas (piden 450 euros por tarde cuando ahora reciben 330). Actualmente, el servicio está conformado por 91 trabajadores cuando debería llegar a los 95. A esto hay que sumar algunas bajas laborales. Aunque se siguen practicando operaciones voluntarias de tarde en maternidad, del hospital Infantil y cardiaca, otras como las de Traumatología siguen al ralentí, según confirmaron fuentes consultadas por este periódico.

Cambios de criterio

Desde el Departamento de Sanidad se insiste en que la concertación con las privadas siempre ha sido una práctica habitual durante la legislatura. Fuentes de la consejería recuerdan que en 2019, al tener prorrogados los presupuestos de 2018, el dinero global destinado a acuerdos con las privadas tiene que ser similar y no puede incrementarse. Las mismas fuentes niegan que este paquete de intervenciones tengan el fin de mejorar la lista de espera, pero admiten que este año sí que se ha cambiado la forma de contratar esta externalización.

Si otros años la concertación anual se hacía en cuatro remesas (con carácter trimestral), este ejercicio se ha decidido concentrarla en solo dos: esta primera tanda ya adjudicada con operaciones programadas hasta finales de junio y otra que se hará a partir de julio, con la actividad prevista hasta final de 2019. Las mismas fuentes del Departamento de Sanidad insisten en que han sido las propias clínicas privadas las que han pedido estos cambios para ampliar el tiempo de ejecución del paquete asignado.

Etiquetas
Comentarios