Aragón

aragón

Zaragoza y Huesca baten sus máximas históricas de febrero con 25,3 y 23,4 grados

El calor inusual de las últimas horas dejará paso este jueves al cierzo, aunque las temperaturas repuntarán el domingo.

CALOR / ALTAS TEMPERATURAS / TERRAZAS Y VELADORES / TERMOMETROS / 27/02/2019 / FOTO : OLIVER DUCH [[[FOTOGRAFOS]]]
Imagen de las terrazas de Zaragoza este miércoles a primera hora de la tarde, con máximas de 25 grados.
Oliver Duch

Zaragoza y Huesca batieron este miércoles sus máximas históricas de febrero. La primera, según los registros de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), alcanzó los 25,3 grados a las 17.10 y superó el efímero récord del pasado sábado, día en que se registraron 23,1. Hasta este mes, la máxima de febrero la marcaban los 22,5 grados de 1978. En Huesca se rebasaron ampliamente los 21. Llegó, concretamente, a los 23,4 alrededor de las 15.50.

La máxima de Aragón, no obstante, la marcó Torla, donde la estación de la Aemet se disparó a unos inusuales 26,7 grados. Otros municipios que podrían haber batido sus registros, a falta de la confirmación oficial de la Agencia Estatal, fueron La Almunia de Doña Godina, que marcó la segunda máxima de Aragón con 26,2 grados, o Barbastro, quinta en el ranquin con 25. Igual de llamativos fueron los 24,9 de Fraga, los 24,7 de Calatayud, los 24 de Caspe, los 23,9 de Híjar, los 23,8 de Bielsa o los 23,5 de Almudévar.

El mapa de la Comunidad se tiñó de valores más propios de la primavera en una jornada que destacó por la elevada amplitud térmica, de más de 20 grados en numerosos municipios. Teruel, por ejemplo, empezó el día a -2,6 grados, la cuarta mínima más baja de toda la Comunidad, y alcanzó los 23 a primera hora de la tarde. Fue, no obstante, la única capital de Aragón que no batió su récord, que sigue estando en los 23,8 grados del 28 de febrero de 1990.

Las altas temperaturas de final de mes obedecen, principalmente, a la situación anticiclónica registrada en Centroeuropa, que ha bloqueado la entrada de frentes y ha disparado las máximas. Esto ha hecho que los últimos 28 días hayan estado marcados por la ausencia de precipitaciones, una situación similar a la vivida en enero, mes seco en el que ninguna de las tres capitales de provincia alcanzó los valores habituales para esas fechas.

Esta situación, no obstante, "se romperá" en los próximos días, que estarán marcados por el cierzo y un descenso térmico que hará que las máximas se queden en los 20 grados en Zaragoza y Huesca y los 21 en Teruel. "El domingo habrá un repunte con máximas de hasta 29 grados en Zaragoza, pero la semana que viene, el tiempo se normalizará. Comenzarán a entrar frentes y las temperaturas serán ya más normales", apuntó el delegado territorial de la Agencia Estatal de Meteorología, Rafael Requena.

Etiquetas
Comentarios