Aragón

Semana clave en los 46 colegios que votan la implantación de la jornada continua

Por lo menos dos centros han aprobado ya que el próximo curso tendrán clases solo por las mañanas. La mayoría de los colegios tienen citas con las urnas hasta jueves que viene.

Esta es la cuarta ocasión en la que la concentración de las clases por las mañanas se lleva a las urnas.
Aránzazu Navarro.

La implantación de la jornada continua llega a su semana clave en Aragón en la que ya será la cuarta convocatoria de este proceso. A las urnas están llamadas las familias de 46 colegios (35 son de la provincia de Zaragoza, 7 de Teruel y 4 de Huesca). Las votaciones son más madrugadoras que nunca, ya que el Departamento de Educación adelantó este año los plazos. De esta forma, cuando las familias acudan a visitar los centros de infantil y primaria de cara a la escolarización de los pequeños de 3 años –ya hay jornadas de puertas abiertas en los primeros días de marzo– podrán saber el horario definitivo.

Ya hay dos centros tempraneros que han dado luz verde a que el próximo curso las clases se concentren por las mañanas tras las votaciones que se llevaron a cabo la semana pasada. En la escuela Fernando el Católico de Quinto (Zaragoza), la participación fue de un 90,81% (180 votos emitidos de un total de 198 posibles) y la respaldaron un 76,26%. En el Valero Serrano de Mas de la Matas (Teruel), votaron el 83,18% y los síes sumaron un 62,28%. Estos datos, basados en los que maneja la plataforma a favor de la jornada continua, tendrán que ser ratificados por Educación.

Este adelanto de fechas es posible ya que en Aragón cada centro tiene autonomía para votar siempre que hayan pasado 20 días mínimos desde la aprobación del Consejo hasta el día de la votación. La mayoría de estos plebiscitos, en los que también se puede participar por correo certificado, se van a llevar a cabo entre este lunes y el jueves.

La opción de estos proyectos de tiempos escolares ligados a propuestas de innovación se inició en la Comunidad en el curso 2016-2017 y se ha ido ampliando de forma progresiva hasta ser ya mayoría. De los 388 colegios que integran el escenario educativo de la Comunidad, este modelo ya lo siguen 233, lo que supone un 60%.

Su expansión ha tenido más éxito en la escuela pública y ya es una realidad en el 69% y este curso 212 colegios de un total de 307 tienen jornada continua. En el ámbito de la concertada la penetración es muy inferior, un 26%, y funciona en 21 establecimientos de enseñanza de los 81 que se reparten por las tres provincias.

Primerizos y veteranos

El colegio Sancho Ramírez de Huesca abre hoy estos comicios. Se presenta por primera vez a la convocatoria de tiempos escolares. Junto al Juan XXIII son los dos centros públicos de la capital oscense, de un total de siete, en los que aún funciona la jornada. También son primerizos en estas lides los zaragozanos de Valdespartera 3, Parque Venecia y Ramón Sáinz de Varanda. En este último, la ampa convocó a todos sus socios a una votación para fijar la postura del representante de la asociación en el Consejo Escolar a la hora de decidir si el colegio elaboraba el proyecto de tiempos escolares.

También hay colegios que ya quisieron implantar la continua hace dos o tres años, pero la propuesta no recibió los apoyos suficientes. Es el caso de varios zaragozanos: Marie Curie, Hilarión Gimeno, Miraflores, Doctor Azúa o Tenerías.

En esta ocasión solo hay un concertado entre los candidatos, el Villa Cruz, en el barrio de Torrero de Zaragoza, cuya titularidad pertenece a la congregación de las Hermanas de la Caridad de Santa Ana. Esta red está inmersa en un cambio metodológico y varios de sus establecimientos en Aragón se han sumado.

En la capital aragonesa solo hay tres concertados con horario lectivo exclusivamente matinal: Cantín y Gamboa, el Buen Pastor y Santa Ana. En los privados de las zonas urbanas con un gran número de alumnos este modelo no suscita un gran interés.

Un proceso normalizado

El debate sigue entre la comunidad educativa y a pie de calle, pero la tensión de los primeros años ha dado paso a un proceso normalizado en el que persiste la confrotación de ideas de los defensores y detractores.

La plataforma de familias que defiende este modelo critica que el requisito del 55% de votos favorables del censo global de padres es muy estricto y aboga sin éxito por reducirlo al 51%. «Un avance tan rápido en tres votaciones apunta a que dentro de un tiempo se puede lograr un asentamiento de un 90%», opina la portavoz de este colectivo, Miriam Ortega.

Mientras, desde la plataforma por la partida José Luis Ortega insiste en que lo que estos días se vota «no va más allá de un cambio de hora de comer» y lamenta que han tenido que recurrir a la DGA para poder exponer sus planteamientos en algunas escuelas. Reclama que los nuevos horarios se revaliden también cada tres años en las urnas. Así se iba a hacer en Valencia, pero la medida se ha demorado un año más.

La orden de tiempos escolares puede introducir cambios en la normativa cada año, por lo que futuros gobiernos regionales pueden plantear alguna novedad.

Etiquetas
Comentarios